Miguel Bosé: indignado y encantado de conocerse

El sex symbol del pop arranca este fin de semana la gira 'Amo', un encendido elogio de la madurez

Foto: Miguel Bosé: indignado y encantado de conocerse
Autor
Tiempo de lectura4 min

Miguel Bosé... Estamos, sin duda, ante un genio del pop. No se puede llamar de otra manera a quien sobrevive casi cuarenta años al ritmo febril de las modas musicales. Pero, ojo, su talento principal consiste en aferrarse a la categoría de superventas sin hacer apenas aportaciones artísticas. En el pop español, nunca se llegó tan lejos con tan poco.

Quien haya ido a uno de sus conciertos sabe que el público solo corea tres canciones con verdadero entusiasmo: Nena, Amante bandido y Sevilla. Luego hay otros himnos que se reciben con simpatía, digamos Linda, Morena mía y Como un lobo. Casi todo el resto de su cancionero suena a excusa para lucir personaje: ese tipo seductor, bohemio y sofisticado cuya personalidad e imagen venden muchas más entradas que su música.

En el pop cañí, nunca se llegó tan lejos con tan poco

Sus nuevos temas recuerdan a esos cincuentones capaces de hablar durante horas sobre cómo han encontrado el equilibro vital: están en la mejor etapa de su vida y cada vez se sienten más unidos a la naturaleza y a las cosas que "realmente importan". Queda claro ya en la segunda canción, Libre de amores, donde encontramos estos versos: "Y de repente, no sé cómo / Nada siento y caigo en cuenta /Que estoy libre de temores, libre ya de amores /Revivo, tomo aire /Y el mundo se ilumina otra vez".

Bosé se ha hecho uno con el planeta y puede sentir la vibración de cada hoja y el canto de cada pajarillo. La canción que da título al trabajo, Amo, llega incluso a la autoparodia: "Amo el canto de las ballenas/ amo, las medias lunas y llenas/amo el horizonte imaginarme/ que abro las alas y hasta el poder volarme". Resumiendo: conecta con el universo como un alumno de primero de budismo en pleno subidón panteísta.

Sus nuevos temas recuerdan a esos cincuentones capaces de hablar durante horas sobre cómo han encontrado el equilibro vital
Otra especialidad de nuestra estrella es estar siempre a la penúltima. Desde la canción de apertura, Encanto, quiere transmitir que no he perdido comba y que escucha a grupos de ahora como James Blake, Burial y The XX. Los ecos de electrónica blandita encajan como un guante en su discurso. Seguramente ha sido idea del productor , Andrea Levin, especialista en poner al día a dioses pop de Miami.

Amo apuesta por un sonido electrónico acolchado, elegantón, que ni mata ni engorda. Si rascas un poco, sigue en el terreno de siempre, entre A-Ha y Roxy Music. Lo del "Bowie español" es una frase bonita que siempre le ha quedado muy grande. Bosé ofrece lo de siempre: voz insinuante, estribillos anestesiados y poesía narcisista, esta vez centrada en las delicias de hacerse mayor.

Bosé conecta con el universo como un alumno de primero de budismo en pleno subidón panteísta
Aparte de estar encantado de conocerse, también suena indignado. Lo deja muy claro en Sí se puede, himno político con un ritmo de discoteca ochentera y letra explícita en favor del cambio político: "Sí se puede dar aún menos de lo que es insuficiente /Y vender que no habrá patria sin miseria ni hambre/ Sí se puede, claro, que se puede, como ya blindado/ Sabe el aforado que nunca pasa nada".

El cantante denuncia el deterioro del sistema, incluso escribe una frase que suena a reproche a la estrategia centrista de Iñigo Errejón: "Sí se puede ser invertebrado /como manda el centro a izquierda y derecha". No conviene sobreanalizar una canción pop, pero el PP y el PSOE no logran ya convencer ni siquiera a alguien tan tibio como Bosé. Recordemos que hace nada Zapatero pensaba en él como ministro de Cultura. El país ha cambiado mucho desde el 15M y Bosé tiene olfato de sobra para detectarlo (siempre lo ha tenido). Otros han sido más lentos.

Genio del cálculo

Nadie duda de que estamos ante un artista de gran inteligencia. Un crítico musical veterano, tras cubrir media docena de sus giras, explicaba que Bosé canta quieto las mejores canciones de su repertorio y mueve el culo en las mediocres para que los fans tengan algo que mirar.

Se dice que canta quieto las mejores canciones de su repertorio y mueve el culo en las mediocres para que los fans tengan algo que mirar

En la gira de Velvetina (2005), cantando en recintos con medio aforo vacío, muchos pensamos que estaba acabado. Pero supo sacarse de la manga los dos Papitos, donde revendía sus éxitos en formato dueto con estrellas jóvenes, y se vino arriba otra vez. Bosé siempre sale a flote. Una pena que la mayoría de su talento se invierta en cálculos oportunistas y solo un pequeña parte en escribir e interpretar canciones.

Miguel Bosé actúa en Sevilla (27 de junio), Mallorca (4 de julio), Murcia (10), Alicante (11), Benidorm (16 de agosto) y Barcelona (25 de setiembre). Fechas completas de la gira: http://miguelbose.com/conciertos  

La banda (sonora)
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios