Del Bosque muere matando a Casillas, pero Iker resucita para firmar la paz
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Del Bosque muere matando a Casillas, pero Iker resucita para firmar la paz

Mientras el salmantino ya ha anunciado que el 31 de julio abandonará la Selección, Iker no tiene ninguna intención de anunciar su marcha y da un golpe de efecto al posar con Vicente

Foto: Casillas, de espaldas, habla con Cesc, con Del Bosque y su cuerpo técnico al fondo. (Reuters)
Casillas, de espaldas, habla con Cesc, con Del Bosque y su cuerpo técnico al fondo. (Reuters)

Ni la eliminación en los octavos de la Eurocopa, ni la situación de incertidumbre en la que queda el futuro de la Selección tras la marcha de Del Bosque el próximo 31 de julio. La noticia futbolística queocupaba y preocupaba en España, el tema de conversación en los bares durante todo el fin de semana, erael desencuentro entre el seleccionador y el 167 veces internacional Casillas. Si algo une (o unía) a Vicente e Ikeres el odio (literal, no figurado) del llamado 'moudridismo', ese fenómeno paranormal y fundamentalista germinado y degenerado tras el paso de José Mourinho por el banquillo del Real Madrid.

Precisamente por ello, el hecho de que Del Bosquedecidiera morir matando a Casilasfuerecibido con asombro por la gran mayoría de los aficionados, pero con regocijo yalborozo por quienes consideran que el tiempo les ha dado la razón, aunque este caso poco o nada tiene que ver con lo vivido por el guardametaen el Bernabéu, más allá de que Ikerhaya vuelto a ser víctima de su pésimagestión del silencio, precisamente lo que aprovechó Del Bosque para arrojarlea los 'moudridistas'.

Foto: Vicente del Bosque, durante un entrenamiento de la Selección (Reuters)

¿Por qué? Esa es la pregunta,precisamente la que tanto le gustaba hacerse a Mourinho. Hasta Xavi Hernández, el exinternacional del Barça quemantiene una excelenterelación con Iker y Del Bosque,confesó sentirse "sorprendido por las palabras de Vicente", mientras que Carles Puyol comentó al respecto que "Del Bosque es un trozo de pan, pero quizás debería haber hablado con Iker antes de la Eurocopa y comentarle lo que tenía previstoa hacer". Más sensatez, imposible.

Y esto es precisamente lo que se impusoeste lunes, cuando Casillas colgóen su cuenta de Twitter una foto suya junto a Del Bosque en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Tal y como informamos en este diario el pasado domingo, María José Claramunt, directora de la Selección, ha sido la encargada de maniobrar en la sombra para que seleccionador y portero no sólo firmaran, sino también escenificaran la paz.

Esta mañana, en la Ciudad del Fútbol. 25 años juntos y los que nos quedan! Un abrazo Mister! Suerte! pic.twitter.com/swqp5HNOxS

Y es que, efectivamente, el seleccionador tuvo fácil evitar el conflicto creado con su capitán, curiosamenteun conflicto desvelado en El Confidencial, pero negado primero y amplificado después por el propio Del Bosque. La 'transición dulce' de Casillas a De Gea,como la bautizóVicente, terminósiendo una transiciónácida en las formas yamarga en el fondo. Primero, por el batacazo de España en unaEurocopa en la que ver en semifinales a selecciones como Gales y Portugal demuestran el nivel de la competición, al mismo tiempo que retratan el bajorendimiento competitivo de la Roja. Y, además, porque la ruptura del seleccionador con el portero llegójusto cuando el primero se marcha y el segundo no tiene ninguna intención de hacerlo, al menos de motu propio.

Que Casillas declinara -que no es lo mismo que negarse-jugar contra Croacia con el argumento de que "De Gea es el titular" puede interpretarse como una pataleta, aunque también como la respuesta máslógica e incluso responsable de quien se sabe suplente. Además, y he aquí otrogravísimo error de cálculo cometido por la Selección, el partido contra los croatas era más importante de lo que parecía, tal y como se comprobó al perderlo y condenarse a ir al lado más duro del cuadro, ahí donde esperaban Italia, Alemania y Francia. ¿A qué venía entonces plantearse un cambio en la portería? ¿Qué necesidad había cuando finalmente Del Bosque incluso repitió el mismo once?

Con sus reproches a Casillas en los micrófonos de 'El Larguero', Del Bosque no sólo traicionó su habitual templanza y discreción, sino que dio a entender que llevar a Iker a la Eurocopa ya fue suficiente premio, de ahí que no entendiera sus malas caras por no ser titular. Es decir, que en cierto modo el portero tenía que estarle agradecido por haberle convocado, en contra dela opinión de quienes opinaban lo contrario. Sin embargo, el problema ha sido de formas. Sabido es que justicia no es dar a todos lo mismo, sino a cada uno lo suyo, y en el caso de Iker parece lógico pensar que, como dijo Puyol,merecía un trato diferente al de otros internacionales. Basta la comparación con el trato que se le dispensa en Italia aBuffon, con quien Iker se abrazó y conversó tras laderrota de París.

Foto: Del Bosque, de espaldas, con Casillas detrás, durante el Italia-Francia. (EFE)

Paradójico resulta el caso de Pedro, quiense quejó públicamente de no tener minutos y no estar en la Selección solo para hacer grupo, algo que, como el propio Del Bosque reconoció, sí hizo Casillas pese a no jugar. Curiosamente, el salmantino no sólo dijo entender las declaraciones del canario, sino que incluso ledio minutos contra Italia y lemandó un mensaje de despedida. Lo hizo con todos sus jugadores, menos con Iker, según desveló para dejar aún más claro su malestar con el portero.

Por cierto, si algo une (o unía) a Del Bosque y Casillas es el flaco favor que les han hecho sus amigos, con una apología contraproducente, tal y como el tiempo se ha encargado de demostrar. Y como quiera que algunos son comunes, es normal que en este inesperado desenlace se hayan quedado en tierra de nadie, otra ventaja más para el 'moudridismo', que otra cosa no, pero unido está y sabido es en torno a quién.

Del Bosque murió matando a Casillas, sí, pero el fantasma de Iker podría haberle perseguido, sobre todo si el nuevo seleccionador comete el mismo error que él. Alas leyendas ni se les jubila ni se les ningunea:se les invita a irse con respeto, el mismo que, por cierto, merece Vicente. La foto de ambos abrazados y sonrientes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas igual no cierra todas las heridas, pero al menos sirve para mostrarse mutua y públicamenteese respeto, elque algunos no les tienen.

Vicente del Bosque Iker Casillas José Mourinho