Una J como escudo de la Juve... y un oso panda (al tiempo) en el del Atleti

El club italiano presentó un logo que, según sus creadores, le representa en su esencia: las franjas de la camiseta, el Scudetto de la victoria y la J del nombre. Polémica servida

Foto: La suma que ha dado como resultado el nuevo escudo de la Juventus
La suma que ha dado como resultado el nuevo escudo de la Juventus

El símbolo hace referencia a la famosa frase de Gianni Agnelli, el antiguo dueño de la Juventus, ya fallecido: "Me emociono cada vez que veo en los periódicos una palabra que empieza con J". Esta letra ha dado pie al nuevo y controvertido escudo del club más laureado de Italia y uno de los grandes de Europa. Dibujado con sus clásicas barras bianconere -blancas y negras-, adaptando la forma sutil de un escudo para no abandonar del todo las referencias heráldicas y, de paso, asociándolo a la imagen del Scudetto, es decir, el logo con los colores de la bandera italiana que luce durante la temporada el último ganador de la Serie A. "El nuevo logo, que se usará a partir de julio de 2017, representa a la Juventus en su esencia: las franjas de la camiseta, el Scudetto de la victoria y la J del nombre.Tres elementos que constituyen el ADN de la Juve", explicó el campeón italiano en su página web.

Tal y como hizo recientemente el Atlético de Madrid, muchos clubes están simplificando sus marcas. En el caso del todavía club del Vicente Calderón, pues muy pronto lo será del Wanda Metropolitano, el cambio también causó un gran revuelo entre sus seguidores, que no lo aceptaban y solicitaron su retirada al grito de "¡el escudo no se toca!". Sin embargo, y como quiera que la mayoría de los clubes ya no son de sus socios, sino de unos propietarios con nombres y apellidos, muchos de ellos orientales, estos se rigen única y exclusivamente por criterios empresariales y lo que buscan es proyectar una identidad visual potente, eficaz, diferencial y cohesionada que optimice su imagen y sus posteriores comunicaciones.

Presentación del nuevo escudo del Atlético de Madrid. (EFE)
Presentación del nuevo escudo del Atlético de Madrid. (EFE)

"Es una persona que no sabe nada de fútbol y quiere manejar el Barça como si fuera una empresa, y no lo es", dijo Leo Messi sobre Javier Faus, exvicepresidente económico del FC Barcelona. Es evidente que la segunda apreciación del argentino, cuya renovación tanto preocupa de nuevo a los culés, es de una ingenuidad absoluta, pues para que él gane los millones que gana -y en su caso, bien ganados-, el Barça necesita ser gestionado prácticamente como una multinacional, algo que, por ejemplo, siempre ha tenido muy claro el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Sirva como caso intermedio lo que hizo el Manchester City, que lanzó una encuesta a través de su página web para que sus aficionados decidieran el diseño de su nuevo escudo, el cual fue presentado coincidiendo con la llegada de Pep Guardiola como nuevo técnico de los 'citizens'. El Paris Saint-Germain, propiedad también de un jeque, en este caso de Qatar, también cambió recientemente su escudo. En el nuevo, el nombre de la capital francesa aparece resaltado y la Torre Eiffel ocupa el corazón del blasón. Al pie de la torre, figuran el nombre de Saint-Germain y sólo uno de sus símbolos, la flor de lis, pues se eliminó la cuna real de Luis XIV. ¿Algo que objetar? No, pues los petrodólares mandan y quién sabe si algún día el dinero del chino Wanda no sólo sirve para dar nombre al nuevo estadio del Atlético, sino incluso para sustituir el oso pardo del escudo por un oso panda...

Nuevo escudo de la Juventus
Nuevo escudo de la Juventus

"Necesitábamos cambiar nuestra piel"

El rediseño del escudo de la Juve, mucho más rompedor que el del Atleti y realizado por la consultora de marcas global Interbrand desde su sede en Milán, busca, según indica el propio club italiano, "el objetivo de crecer en términos de presencia, influencia y negocio, a través de iniciativas radicalmente innovadoras". Es evidente que la Juve ha apostado por acabar con el clásico escudo y pasar a uno que responde a las normas básicas del diseño de logos. Es decir, priorizar aspectos como la iconicidad, la legibilidad y la pregnancia para asegurar una implementación óptima en todo tipo de soportes, así como un reconocimiento instantáneo e inequívoco por parte de la audiencia. "Necesitábamos cambiar nuestra piel", aseguró Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, durante el acto de presentación celebrado en el Museo de la ciencia y de la tecnología de Turín. "El nuevo logo define un sentido de pertenencia y un estilo de comunicar nuestro modo de ser", añadió.

La Juve no esconde que quiere "superar los patrones típicos de la tradición de fútbol” y diferenciarse como "un signo icónico y esencial, con líneas nítidas, que sin duda le permitirán ser el protagonista en cualquier entorno y en cualquier interfaz". Si, como dicen los expertos, en los tiempos que corren se necesitan símbolos inmediatos, susceptibles de ser asimilados y reproducidos con facilidad, está claro que la Juve ha acertado de pleno, aunque otra cosa bien distinta es lo que piensen sus aficionados, a quienes se les ve como clientes y no como 'tifossi'.

A mi bola