Sampaoli y su Sevilla de usar y tirar no están ni para hacer favores a Messi

El 1-0 del Real Madrid al sacar Nacho rápido una falta al borde del área demuestra que sus jugadores llevan tiempo como su entrenador, pensando en otra cosa;y en su caso, marcharse

Foto: Jorge Sampaoli saluda a Zidane antes del Real Madrid-Sevilla. (EFE)
Jorge Sampaoli saluda a Zidane antes del Real Madrid-Sevilla. (EFE)

"No tengo preferencias, lo que me interesa es que el Sevilla tenga la oportunidad de estar en lo más alto”, aseguró Jorge Sampaoli la víspera de visitar el Bernabéu Si lo segundo sonó a aquello de excusatio non petita, accusatio manifesta, lo primero dio exacctamente igual, pues su equipo no fue capaz de echar una mano a su compatriota Messi, el futbolista al que tantas ganas tiene de entrenar y finalmente lo hará. Ante el Barça su Sevilla perdió los seis puntos (1-2 y 3-0) y ante el Real Madrid (2-1 y 4-1) se quedó a medias, pues, al igual que sucediera en la Copa, salió goleado de Chamartín. No dio una mala imagen, pero una vez más le penalizaron unos errores que el argentino ya no tendrá tiempo de corregir y que, especialmente en el caso del 1-0 de Nacho al sacar rápido una falta al borde del área, demuestra que sus jugadores llevan tiempo como su entrenador, pensando en otra cosa...

Aunque solo va a estar una temporada, que ni siquiera un año, en la Liga, Sampaoli se ha enfrentado hasta en cinco ocasiones al Real Madrid, según él, "hoy por hoy es el mejor equipo del mundo". Primero fue en la Supercopa de Europa, donde cayó en la prórroga por 3-2. Más tarde, en el doble enfrentamiento copero, con el ya mencionado 3-0 en el Bernabéu y un 3-3 en la vuelta. Y, precisamente unos días después, en el primer duelo liguero, en el que al fin logró la victoria (2-1) y rompió la racha de imbatibilidad de los blancos.

A 6 puntos del Atlético de Madrid a falta de una jornada, el ex seleccionador de Chile que pronto lo será de Argentina se tendrá que conformar con el cuarto puesto cuando hace unos meses incluso se habló de su equipo como posible candidato al título. Prácticamente desde que llegó a Sevilla el técnico argentino estaba pensando en marcharse. Ya fuera por gusto, es decir, tras recibir la oferta de algún importante club de la Premier, u obligación, que la selección de su país le reclamara, tal y como ha terminado ocurriendo. Sampaoli se siente obligado a dirigir a la Albiceleste y por ello no cumplirá el segundo año de contrato que firmó con el Sevilla. Parece evidente, y así lo pensarán y sentirán muchos sevillistas, que el argentino ha utilizado al club de Nervión como trampolín, sobre todo después del bajonazo de juego, más incluso que de resultados, que su equipo sufrió tras caer en los octavos de la Champions contra el Leicester.

[Lea más noticias del Sevilla]

"No voy a reconocer algo que no existe", dijo Sampaoli en la sala de prensa del Bernabéu al ser preguntado por su próxima salida del Sevilla para dirigir a la selección argentina. "No existe nada a nivel oficial", añadió Jorge para no mentir y decir sólo una media verdad. "Lo oficial es lo que existe, lo demás es tema de contratos y el mío tiene muchas aristas. Yo no sé las conversaciones que hay entre el club y la selección que merezcan explicar algo que no existe", remató el argentino, quien tiene todo más que hablado para regresar a su país, aunque lógicamente no puede confirmarlo, pues antes debe resolver su situación laboral con el club con el que firmó un contrato por dos años.

Sampaoli, junto al presidente del Sevilla, José Castro, y el ya ex director deportivo, Monchi. (EFE)
Sampaoli, junto al presidente del Sevilla, José Castro, y el ya ex director deportivo, Monchi. (EFE)

A su llegada al aeropuerto sevillano de San Pablo, Sampaoli confundió a Monchi con un aficionado. Es una anécdota, sí, pero visto lo visto toda una premonición. Se confirma que venía de visita. El argentino, que presume de no tener agente, no ha dejado de dar autorizaciones a diestro y siniestro para que le buscaran y presentaran ofertas. Da igual si eran de China o de Qatar, del Valencia o de la Lazio. Hasta que apareció Argentina y entonces ya no hubo más que hablar. Personalmente, no me cabe ninguna duda de que Jorge podría haber sido un buen sustituto de Luis Enrique. Primero, aunque no lo más importante, por su afinidad a la familia Messi. Y, segundo, porque con su actual equipo de trabajo, el cual, por cierto, no será el mismo que tendrá en Argentina, podría haber recuperado la esencia del juego del Barça.

Veremos cómo gestiona el Sevilla desde el punto de vista contractual la salida de Sampaoli, quien a partir del 1 de junio deberá pagar 1,5 millones de euros para rmarcharse. Y, lo más importante, a quién eligen para sustituirle en el banquillo del Sánchez Pizjuán. Sin Monchi, quien ya ejerce de director deportivo de la Roma, y con su sustituto Óscar Arias de manera, si no provisional, sí interina a la espera de concretar alguna de las opciones que manejan, el Sevilla vive una guerra de poder que no le beneficia en nada.

Por un lado, el presidente Pepe Castro parece decantarse claramente por otro argentino como Eduardo Berizzo, quien todo apunta a que no seguirá en el Celta.Y por otro, José María del Nido Carrasco, hijo del ex presidente actualmente en prisión, que tiene a su hermano Adrián trabajando en Promoesport, una agencia de representación de jugadores y entrenadores, algo que tanto Castro como Monchi reconocieron en su día. Es por esto que el preferido de Del Nido sea Javi Gracia, ex del Málaga y actualmente en el Rubin Kazan. Lo único que está claro, por más que él no pueda reconocerlo públicamente, es que Sampaoli no seguirá. Para él, y aunque suene duro decirlo, el Sevilla ha sido un club de usar y tirar.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios