Los 'goles' a Hacienda no se celebran: da igual que sean de Messi o de Cristiano

Si cuando en el caso del argentino el propio Barça lanzó una campaña de apoyo, ahora hay medios, o la parte deportiva de ellos al menos, que hacen apología del portugués

Foto: Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles al Atlético de Madrid en las semifinales de Champions. (Reuters)
Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles al Atlético de Madrid en las semifinales de Champions. (Reuters)

La información, que no opinión, rumor o filtración interesada, fue facilitada directamente por Hacienda y no deja lugar a dudas: Cristiano Ronaldo defraudó alrededor de 15 millones de euros entre 2011 y 2014.y la Fiscalía, que ha recibido la denuncia de la Agencia Tributaria, tiene hasta el 30 de junio para decidir si acusa al delantero del Real Madrid de delito fiscal. Según vaticinan algunos expertos en la materia, Cristiano reconocerá el delito y pagará la deuda para conseguir una pena mucho más reducida que Messi y de esta forma no asumirá el riesgo de una pena de cárcel de obligado cumplimiento.

Precisamente por ello, porque es la versión oficial y no una especulación periodística, sorprende que mientras en los informativos se ofrezca la información, valga la redundancia, tal y como es, en programas deportivos se digan cosas como que "el entorno de Cristiano está convencido de que no habrá delito porque presentaron la documentación antes de que la reclamasen", por no hablar de que la estrella del Real Madrid "ha encajado muy mal la noticia y tuvo una bronca" con su abogado portugués, de ahí que ahora vaya a contratar a uno español. A buenas horas, como si a la Agencia Tributaria, la Fiscalía y, llegado el caso, el juez les vaya a importar algo que el portugués esté enfadado con su abogado y lo vaya a sustituir por otro. Si bochornosa fue la defensa pública que el FC Barcelona hizo de Messi, ya saben, aquella campaña con el hashtag #TodosSomosLeoMessi, no sería de recibo que ahora ocurriera algo parecido desde el Real Madrid.

[Lea más noticias sobre Cristiano y sus problemas con Hacienda]

Por más que desde "el entorno" de Cristiano, entre el que está incluido su club y su habitual 'garganta profunda', la Agencia Tributaria encuentra dos motivos para negar la supuesta buena voluntad o ausencia de dolo del portugués. Uno: el entramado societario establecido para gestionar sus derechos de imagen no tiene otro propósito que la ocultación. Es el llamado 'método Mendes', ingeniería fiscal para eludir impuestos, sirviéndose de dos empresas irlandesas vinculadas al agente Jorge Mendes y hasta tres sociedades distintas en el paraíso fiscal caribeño de Islas Vírgenes, donde desvió 150 millones de sus derechos de imagen para 2009-2020. Y dos: que la regularización que Cristiano hizo en 2015 no fue ni veraz ni completa y lo hizo por una cantidad testimonial.

Es decir, y para que todos podamos entenderlo, que se trató de una acción estratégica y preventiva. Los privilegios de la denominada 'Ley Beckham' estaban a punto de agotarse para los deportistas y, al mismo tiempo, la sucesión de inspecciones fiscales a los clientes de Mendes empezaba a ser preocupante. Ahora Hacienda le exige 15 millones más, sin incluir la multa y sus correspondientes intereses. Si el caso llega a manos de un juez, la gestión fiscal podría implicar penas de cárcel de dos a seis años por ejercicio. No obstante, el juez podría aplicar un atenuante y reducir la pena a la mitad o a la cuarta parte de cada delito fiscal si el jugador reconoce los hechos y paga las cuotas defraudadas, los intereses y las multas en un plazo máximo de dos meses desde el comienzo de la investigación.

Messi, a la salida de la Audiencia de Barcelona. (EFE)
Messi, a la salida de la Audiencia de Barcelona. (EFE)

Un día antes al caso Cristiano, el Tribunal Supremo confirmó a Leo Messi la condena de 21 meses de cárcel que le impuso la Audiencia de Barcelona por defraudar 4,1 millones durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009. Lo dicho, información. Por cierto, en la sentencia de Messi el Supremo habla expresamente de que cuando el jugador "acude a un despacho profesional no es para que éste le informe sobre cuál sea su obligación tributaria, sino para que le indiquen cómo lograr eludirla, pues solamente desde este designio se comprenden los actos materialmente ejecutados por el acusado". El Tribunal considera "inaudito" que ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado acusaran también a los asesores de Messi como cooperadores necesarios. Exactamente en el mismo caso se encuentra Cristiano, de ahí que esta recriminación del Supremo debería ser tenida en cuenta por la Fiscalía y, en su caso, por el juzgado que asuma el caso.

Por último, cabe recordar que el director de El Mundo y tres redactores se encuentran imputados tras ser denunciados por utilizar documentos robados de un despacho de asesores, una acusación que ellos aseguran que es falsa. "Los hechos están demostrando que hicimos bien nuestro trabajo al publicar esa investigación", señalan. Sin embargo,y al igual que nos ocurre con el dopaje, los problemas de los futbolistas con Hacienda es otra materia en la que preferimos mirar para otro lado con el pretexto de no aburrir a los oyentes, aunque en el fondo se trate de no incomodar a los protagonistas, Los 'goles' a Hacienda nunca hay que celebrarlos, ni cuando los marca Messi, ni tampoco cuando los marca Cristiano.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios