Martita-Ari, lo que ha unido el pádel que no lo separe nadie (y menos la política)

La madrileña y la catalana, nativas del pádel a sus 20 años, forman la pareja con más futuro de España. Este sábado se proclamaron campeonas de Europa y aspiran al trono mundial

Foto: Ari Sánchez Fallada y Martita Ortega, durante un partido del World Padel Tour. (EFE)
Ari Sánchez Fallada y Martita Ortega, durante un partido del World Padel Tour. (EFE)

Una es madrileña y la otra catalana, algo que en los tiempos revueltos que se viven en España podría conllevar alguna incompatibilidad dada su estrecha relación, aunque no es el caso. Al contrario, pocas veces podrán ver a dos jóvenes deportistas llevarse y compenetrarse tan bien, además de transmitir una simpatía que contagia, incluso cuando hablan de fútbol, pues ambas son muy aficionadas y, por si fuera poco, una es hincha declarada del Real Madrid y la otra del Barça.

Marta Ortega (14 de febrero de 1997), más conocida como Martita, y Ariana Sánchez Fallada (19 de julio de 1997), Ari para familiares y amigos, forman la pareja de moda del pádel español, lo que cada año que pasa equivale más a serlo del pádel mundial, pues a diferencia de la mayoría de jugadoras del World Padel Tour, ambas se iniciaron en este deporte desde muy pequeñas, de ahí que pueda decirse que forman parte de la primera generación de palistas nativas.

En lo que se refiere a Europa, ya no hay dudas de que a día de hoy son las mejores del continente, pues este mismo sábado Martita y Ari se proclamaron campeonas del europeo celebrado en Portugal al batir a las anfitrionas Catarina Nogueira y Filipa Mendonça. La pareja española solo cedió tres juegos en la final del torneo que albergó el Club de Tenis de Estoril. Su victoria por 6-1 y 6-2 les llevó a alzarse con el título femenino en el XI Campeonato de Europa, en cuyas semifinales superaron a las también españolas Alba Galán y Mari Carmen Villalba por idéntico resultado, 6-1 y 6-2.

Horas después, sin apenas tiempo para celebrar su victoria con un par de mensajes en las redes sociales, Sánchez y Ortega disputaron la final del Europeo por equipos y ganaron el segundo punto para España, que acabó venciendo a Portugal por un contundente 3-0. Tras derrotar a Italia en semifinales y superar en la fase de grupos a Polonia, Bélgica y Francia, la selección dirigida por Iciar Montes no dio ninguna opción a las anfitrionas, por lo que Ari y Martita hicieron doblete.

Martita Ortega y Ari Sánchez posan durante una visita a la Agencia Efe.
Martita Ortega y Ari Sánchez posan durante una visita a la Agencia Efe.

Una va para médico y la otra para fisio

Aunque en el circuito del World Padel Tour son ya toda una referencia, para quienes no les conozcan, Martita se entrena en San Sebastián de los Reyes, pero vive en Pozuelo, y Ari lo hace en Barcelona, aunque es natural de Reus. Los que entienden de pádel dicen que la catalana es una jugadora con una gran bajada de pared, una gran muñeca y muy buenas piernas, lo que le permite cubrir un gran espacio en la pista. Mientras, la madrileña aporta los recursos y el empuje, además de su eterna sonrisa. Tras mantener una interesante charla con ellas y el entrenador argentino Miguel Sciorilli, doy fe de que ambas destilan esa timidez e inocencia que da la juventud, aunque también una madurez que demuestran dentro del rectángulo de juego, donde se transforman en auténticas depredadoras.

Martita estudia Medicina en la Complutense, el sueño de su vida desde que su abuelo le regaló una bata cuando era niña. Su media académica de los dos años de bachillerato, por encima del 9,53, le permitieron elegir facultad. “Estudio todo lo que puedo, me gusta y saco el tiempo de donde no hay. Siempre llego a los entrenamientos con la hora justa y no tengo mucha vida en los vestuarios: voy, me entreno, me ducho y a casa”, cuenta esta joven madrileña que eligió el pádel porque se le daba bien “y porque en el baloncesto no tenía mucho futuro”. Por su parte, Ari estudia para ser fisioterapeuta y reconoce que "muchas veces mientras yo estoy tumbada en la cama, Martita está hincando los codos".

Volviendo al pádel, Ari reivindica que "las chicas queremos jugar todos los torneos porque los chicos han ido a jugar a Miami y a Portugal, por ejemplo, y tienen muchos torneos fuera de España. Nosotras no tenemos está posibilidad y tenemos muchas ganas, así que esperamos que el año que viene podamos jugar alguno de estos torneos". La catalana y la madrileña arrasaron en categorías inferiores y este año unieron sus fuerzas para afrontar una nueva etapa en el profesionalismo. "Lo más complicado son los partidos porque son mucho más exigentes. Además, los entrenamientos también lo son y tienes que dejar cosas de lado. El día a día en los torneos es un poco duro porque ya no tienes la relación de amistad que teníamos en categorías inferiores", explica Martita.

Su unión en el circuito profesional no está defraudando en su primer año, ya que han ganado dos torneos además de clasificarse para el Master que se disputará en Madrid a partir del 14 de diciembre, su principal objetivo a principios de temporada. Ya se codean con parejas más que asentadas del pádel, por lo que tienen todas las miradas puestas sobre ellas, aunque Ortega asegura que no siente presión por ello. "Sientes el apoyo que hay fuera de la pista, en tus amigos y en las marcas que nos apoyan. Es una sensación de intentar agradecérselo y devolverles la confianza que están poniendo en nosotras", comenta.

Cuentan los cronistas que llegaron a la final del Santander Open Trofeo Año Jubilar Lebaniego como la gran revelación del primer torneo de la temporada World Padel Tour y salieron confirmadas como la sensación del pádel femenino. Martita y Ari ya saben lo que significa ganar, ganar a las mejores, ganar fieles a su estilo, ganar dejando una impronta de las que sirve para determinar una carrera deportiva. En la final de Santander se midieron a Patty Llaguno y Eli Amatriaín. Pero ni siquiera la solidez mostrada por la pareja número 3 del mundo fue obstáculo para ellas. Una victoria sin paliativos, en un torneo que jamás olvidarán y donde no cedieron un sólo set.

En el torneo del World Padel Tour disputado en Andorra pusieron en serios apuros a las gemelas Mapi y Majo Sánchez Alayeto en semifinales y adelantaron a Eli Amatriain y Patty Llaguno para colocarse cuartas del ranking, un poco más cerca del tercer escalón, en poder de Gemma Triay y Lucía Sainz, esta última compañera de Ortega hace dos años. Martita tiene como patrocinadores a Adidas, Sanset Pádel Indoor, Herbalife o Estrella Damm. Este último, principal sponsor del World Padel Tour, también patrocina a la catalana Ari Sánchez, al igual que la marca deportiva Nox. Sin duda, ser la pareja de moda es el mejor reclamo publicitario.

Martita Ortega y Ari Sánchez, durante un partido del World Pádel Tour en Granada. (EFE)
Martita Ortega y Ari Sánchez, durante un partido del World Pádel Tour en Granada. (EFE)

Están en las mejores manos

Miguel Sciorilli conoce muy bien a Martita, pero aún mejor a Ari, pues es su entrenador en Barcelona. El argentino transmite una confianza ciega en las jugadoras españolas, de ahí que merezca la pena escuchar el análisis que ofreció de ambas para las cámaras de 'LaLiga4Sports'. El ex entrenador de Fernando Belasteguin y Pablo Lima afrontó un reto muy distinto para él al intentar llevar a Ortega y Sánchez a lo más alto del pádel mundial. "Hay diferencias en el sentido de que hay una pareja ya consolidada que han cumplido unos objetivos determinados y que son chicos y otras son ellas que acaban de cumplir 20 años, tienen un potencial increíble y les queda mucho por subir".

La pareja española desata los elogios en el circuito mundial pues a sus 20 años ya han logrado alzarse con dos victorias, la citada de Santander y otra en Murcia, por lo que Miguel asegura que "no tienen límites". Eso sí, el argentino no quiere aventurarse a lo que pasará en el futuro. "Límites no les ponemos, pero no queremos establecer números por no meterles presión a ellas y que vayan poco a poco". Martita y Ari debutaron esta temporada en el circuito profesional tras su gran unión en categorías inferiores en las que ganaron todo y Sciorilli asegura que la clave de su éxito es que "son muy diferentes en su estilo y gracias a esto se complementan muy bien".

"A todo el que esté escuchando: sé que a todos os gusta el pádel y que jugáis: hablad también de pádel igual que habláis de fútbol, por favor, por favor", suplicó Martita Ortega cuando en 2013 recibió el Premio Promesa del diario AS. “Ahora no se gana con meter la bola; ahora el pádel es un deporte agresivo, en el que manda la rapidez y la fuerza y no se puede esperar”, explicó la madrileña, junto a una catalana, la pareja más prometedora del pádel español, europeo y, por qué no, mundial. Pues eso, que nada ni nadie las separe, y mucho menos la dichosa política.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios