Real Madrid: Esa grada patética y teledirigida para Robinson y de gorrones para Ussía. Blogs de A mi bola

Esa grada "patética y teledirigida" para Robinson y "de gorrones" para Ussía

El ex futbolista y ahora comentarista de Movistar+ dice sobre la Grada FANS del Bernabéu lo que la mayoría pensamos, que es una impostura, mientras que el escritor pone el dedo en la llaga

Foto: Imagen de la Grada FANS del Bernabéu durante un partido del Real Madrid.
Imagen de la Grada FANS del Bernabéu durante un partido del Real Madrid.

"El fútbol no merece imposturas y esa grada del Bernabéu es todo un postizo infame". Así de a gusto se quedó Michael Robinson, exfutbolista y comentarista de Movistar+, en una entrevista concedida al diario 'AS' el pasado 22 de diciembre con motivo de haber recibido unos días antes el premio de periodismo deportivo Vázquez Montalbán. Robinson no atacó a la afición del Real Madrid, como desde algún medio se hizo querer ver, sino que se refería única y exclusivamente a la llamada Grada FANS RMCF situada detrás de la portería del fondo sur del Santiago Bernabéu.

Según puede leerse en su página web, "la Grada FANS RMCF nace en 2014 con el ánimo de aglutinar a todos los madridistas que quieran animar al equipo incansablemente tanto en el Bernabéu como fuera de él. Quiere acoger a todos los madridistas que crean en una animación sin violencia, ni política, ni racismo, abierta a todas las edades y con un único sentimiento común, el MADRIDISMO".

Hasta aquí nada que objetar, aunque donde pone "MADRIDISMO" quizás habría sido más correcto que pusiera "FLORENTINISMO", pues tan madridistas o más son los aficionados que pagan religiosamente sus abonos y se dan cita en el Bernabéu para ver y animar al Real Madrid como les venga en gana. Lo de "una animación sin violencia, ni política, ni racismo" es digno de elogiar, aunque debería ser lo normal. Es decir, que no debería hacer falta especificarlo.

Lo malo viene cuando se escarba un poco y se identifica a algunas de las personas que están —y para qué están— detrás de la Grada FANS RMCF, más allá de José Luis Sánchez, director del Área Social del Real Madrid, acusado en un medio de revender entradas, y Manuel Redondo, director del gabinete del presidente Florentino Pérez, el artífice de esta grada de animación. Gente que anda por las oficinas del club como Pedro por su casa sin tener, al menos que se sepa, ningún cargo.

"Pienso que hay suficientes emociones genuinas a lo largo de un partido para pretender añadir al asunto algo postizo", comentó Robinson en la citada entrevista, para añadir que "cuando hay 70.000 personas siendo honestas con sus emociones, sean como sean, y otras 4.000 lanzando un mensaje teledirigido y nada espontáneo, la cosa queda rara, ensucia la gran fiesta". ¿Recuerdan los 300.000 euros que Florentino Pérez reconoció ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que pagó al conseguidor de la trama Púnica, Alejandro de Pedro, a través de un contrato para el posicionamiento en las redes sociales? De ahí lo del "telederigido" de Robinson.

En realidad el inglés solo dice lo que cualquier aficionado al fútbol que se asome al Bernabéu, ya sea 'in situ' o por televisión, piensa cuando ve un pedazo de grada en el que todos van uniformados de blanco y animan con cánticos tan poco espontáneos y originales que incluso se les entregan por escrito. Desde consignas dirigidas al Atlético de Madrid como "en la final / tuvieron que llorar / todos los colchoneros / la capital / pertenece al Real / Lo sabe el mundo entero / lo, lo, lo..." o "en nuestros genes están las remontadas / desde Juanito, Camacho y Santillana / El colchonero creyó que había ganado / la pone Luka y la remata Ramos / oé, oé / oé, oé, oeo..." o a un medio de comunicación como "insultos de Relaño, no nos moverán / bobadas de Roncero, a nadie engañarán / en esta grada / un solo sentimiento / Madrid y nada más". ¿Se acuerdan de aquella pancarta que rezaba 'las manos de la prensa fuera del Madrid'? Como dice el refrán, quizás solo sean los mismos perros con distinto collar.

Michael Robinson, junto a Emilio Butragueño, en una imagen de archivo. (Gtres)
Michael Robinson, junto a Emilio Butragueño, en una imagen de archivo. (Gtres)

Otro ejemplo de lo que dice Robinson lo pudieron leer en El Confidencial cuando desde el Real Madrid se pidió a las diferentes peñas que forman parte de la grada de animación que acudieran al partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey contra el Fuenlabrada, con la, llamémosle advertencia, de que el aficionado que no fuera personalmente al estadio podría quedarse sin ver el Clásico del 23 de diciembre, pues el club se guardaba el derecho de ceder su asiento.

Michael Robinson: "Cuando hay 70.000 personas siendo honestas con sus emociones y otras 4.000 lanzando un mensaje teledirigido y nada espontáneo, la cosa queda rara"

"La afición del Madrid es singular, grandiosa y muy exigente y el Bernabéu es el mejor estadio del mundo que yo he conocido", explica Robinson, aunque esto no lo destacaron quienes se sintieron ofendidos. No, no es casualidad que en su día el exfutbolista inglés tuviera que aguantar junto a Carlos Martínez, ambos ahora comentando el 'Partidazo' de Movistar+, un chorreo de Florentino Pérez por algo que al presidente del Real Madrid no le gustó que dijeran. Ya saben, la libertad de expresión y tal.

"Muchos amigos ingleses que han estado en estos tiempos en el Bernabéu me han dicho que esa grada es patética en un escenario tan colosal", cuenta el que fuera delantero de Osasuna, para sentenciar que "hombre, hay que alejar a los energúmenos de los estadios, pero creo que existen otras maneras. No puedes echar a los malos y colocar en su lugar a la familia Trapp". Efectivamente, echar de los campos a los violentos está muy bien, aunque haberlos protegido mientras al que manda le interesaba y hasta que sus soflamas empezaron a dirigirse hacia el palco chirría un poco.

Por si Robinson les parece sospechoso de antimadridista, algo de lo que desde el club rápidamente se tacha al que no comulga con el 'florentinismo', ya saben, el diabólico "conmigo o contra el Madrid", el escritor y conocido madridista Alfonso Ussía no solo retuiteó la polémica respuesta del comentarista televisivo, sino que él mismo escribió en su cuenta de Twitter que "la grada blanca del RM es una blanda y ridícula unión de gorrones".

Según la RAE, un gorrón es aquel "que tiene por hábito comer, vivir, regalarse o divertirse a costa ajena". Y aquí surge la pregunta: ¿gorrones a costa de quién? A esta pregunta deberían responder desde el Real Madrid, aunque para ello primero habría que tener comunicación y no incomunicación. Si Bernabéu levantara la cabeza... no haría falta ninguna Grada FANS.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios