Fórmula 1: No son putas, sino paragüeras: pues eso, sin azafatas... para evitar equivocaciones. Blogs de A mi bola

"No son putas, sino paragüeras": pues eso, sin azafatas... para evitar equivocaciones

La decisión de la Fórmula 1 de suprimir las 'grid girls' es vista por algunas mujeres como machismo, precisamente lo que se busca erradicar, mientras otras acusan a las feministas

Foto: Azafatas, antes de un Gran Premio de Fórmula 1. (EFE)
Azafatas, antes de un Gran Premio de Fórmula 1. (EFE)

Vaya por delante que yo opinaba como Marc Márquez: "No digo que esté ni a favor ni en contra, pero con una vestimenta adecuada es un trabajo más, respetable al 100%, que hacen con pasión chicas y chicos". Así, valiente como es él, pero midiendo las palabras casi tanto como mide las trazadas en los circuitos donde ya es tetracampeón del mundo de MotoGP, se pronunció el piloto al ser preguntado por la decisión de la Fórmula 1 de suprimir las azafatas. "Aunque emplearlas ha sido un elemento básico durante décadas, creemos que esta costumbre no casa con los valores de nuestra marca y está claramente en desacuerdo con las normas sociales actuales", explicó el director comercial de operaciones de la F1, Sean Bratches.

"Nosotros vamos a seguir igual", aseguró un día después y en declaraciones a la agencia 'Europa Press' Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, la empresa que gestiona los derechos del Mundial de Motociclismo. "No nos parece justo que haya determinados trabajos en MotoGP que no puedan hacer mujeres porque todos los demás los pueden hacer. Tenemos mujeres pilotos, tenemos mujeres ingenieras, telemétricas y todo tipo de mujeres y hombres. Todos los trabajos de MotoGP los hacen mujeres y hombres", explicó el catalán en su ánimo por justificar la continuidad de las azafatas en el circo de las dos ruedas.

Según Ezpeleta son los patrocinadores quienes seleccionan al personal que se sitúa en la parrilla y "siempre tienen que cumplir las leyes del país donde se celebre la carrera". Sin embargo, este asunto va mucho más allá de lo legal e, incluso, lo cultural, pues cabe recordar que hay países donde las mujeres llevan velo e incluso burka, esa siniestra prenda originaria de Afganistán que oculta completamente el cuerpo de la mujer, lo que impide su identificación. Es decir, todo lo contrario de lo que sucede con las mujeres que son utilizadas como reclamo publicitario, para lo cual se les viste con poca ropa y se les encomiendan tareas como sujetar paraguas en el paddock o repartir besos en los podios.

"Hay que tener una mentalidad más abierta. Echar a las azafatas es una medida de lo más machista", asegura Marga Bernalte, Miss Barcelona 2014, que también ha trabajado como 'grid girl', como se les conoce a las chicas de la F1. "¡Por culpa de las feministas nos quedamos sin nuestros trabajos!", escribió en su cuenta de Twitter la británica Lauren-Jade Pope. "He estado haciendo esto durante más de ocho años y debería ser nuestra elección lo que elegimos para trabajar, ya sea esto, ya sea para azafatas o lo que sea", añadió. Visto así, parece que cualquier decisión que se tome al respecto será machista.

"Las azafatas en los podios sobran", llegó a decir Mikel Landa cuando el Tour Down Under, la primera carrera del UCI World Tour, que se disputa en Australia, fue también la primera en suprimir esta figura de la tradicional entrega de premios. "Es tratarlas como objetos, infravalorarlas. Es una costumbre arraigada y nadie se atreve a dar el paso, pero hay que admitir que poner ahí arriba a mujeres elegidas por ser guapas y tener buen cuerpo no es la mejor imagen que se pueda dar de ellas”. añadió el ciclista vasco.

Recuerdo que la cuestión se la trasladamos a Javier Guillén, director de la Vuelta a España, quien se mostró "a favor" de mantener a las azafatas en la ronda española, porque, según explicó, "se hace con elegancia, no somos para nada irrespetuosos, ni denigramos ni faltamos al respeto a nadie y creo que, aunque las tradiciones están para cambiarlas, esto es una tradición del deporte europeo". Lo dicho, cada uno matiza y defiende lo suyo.

Mikel Landa es besado en el podio por dos azafatas del Giro de Italia. (EFE)
Mikel Landa es besado en el podio por dos azafatas del Giro de Italia. (EFE)

El polémico vídeo de Jorge Lorenzo

Recordada es la polémica que hubo con un vídeo que Jorge Lorenzo colgó en las redes sociales y en el que enseñaba una mansión en la que aparecían varias mujeres en las tumbonas de la piscina y brindando en un jacuzzi. Por lo visto, formaba parte de una campaña de publicidad de una marca de bebida. Sin embargo, provocó tantas reacciones de rechazo, que Lorenzo lo retiró y explicó que “quizás hubiese cambiado las imágenes de las chicas, que además son chicas que trabajan en los circuitos". Claro que lo peor vino cuando su jefe de prensa, Héctor Martín, quiso puntualizar en 'Vanitatis' que "no son putas, sino paragüeras que suelen estar con los pilotos en las concentraciones".

Temor en el sector de las azafatas: "El problema es que nos quieren medio desnudas". En este reportaje publicado en 'El Confidencial' y en el que se explica que la polémica se ciñe a las azafatas de imagen, una abogada madrileña que empezó en este mundo mientras estudiaba la carrera y lleva cinco años, comenta que "la gente cree que nos ponemos un traje y permitimos que nos manoseen, que dejamos que nos toquen el culo o algo (...) cuando llevas un tiempo en esto, puedes elegir qué vestido te pones y cuál no. Porque no voy a ponerme un vestido de putón por 15 euros la hora, es obvio". "Estás con un vestidito mínimo, que te cabe en el puño cerrado, pasando un frío espantoso. Ahí sí que hay muchos que te babean, que te miran de arriba a abajo", comenta otra azafata habitual en la Fórmula 1 y en MotoGP.

A diferencia de en la Fórmula 1, en MotoGP seguirá habiendo azafatas (Reuters)
A diferencia de en la Fórmula 1, en MotoGP seguirá habiendo azafatas (Reuters)

Matar el perro para matar la rabia

Es cierto que lo que ha hecho la Fórmula 1 es matar el perro para matar la rabia. Ya es triste que en una sociedad que se considera civilizada haya que tomar medidas tan drásticas cuando, como argumentaba Javier Rubio en referencia a la F1, podrían tomarse otras intermedias. ¿Cuáles? De momento no instrumentalizar a la mujer como un simple objeto de belleza, cuando no directamente sexual, lo cual no deja de ser el reflejo de una sociedad machista y cada vez más depravada como demuestran casos como los de la triste y asquerosamente famosa 'Manada'. Claro que para esto es fundamental la educación, y no precisamente con esa mamarrachada de asignatura que se inventó Zapatero llamada Educación para la ciudadanía. No se educa a ciudadanos, sino a personas. Y se hace inculcando valores, no ideología. Libertad, pero siempre con unos límites: ya saben, donde empieza la libertad del otro.

Tiene razón Marc Márquez cuando puntualiza que "con una vestimenta adecuada" el trabajo de azafata "es respetable al 100% y que hacen con pasión chicas y chicos". Yo soy el primero que está convencido de que en la mayoría de los casos las azafatas hacen una labor para nada reprochable. Aunque, claro, si, por ejemplo, en el mundo del motociclismo hay que explicar que unas chicas ligeras de ropa "no son putas, sino paragüeras", pues eso, casi mejor reconocer que no hay alternativas y quitarlas... para evitar equivocaciones.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios