Monchi, de temblarle las piernas con Totti, a entender por qué tantos chistes sobre él

El ex director deportivo del Sevilla y ahora de la Roma, tuvo que comunicar a la leyenda del club italiano que ya no contaba con él como futbolista, aunque lo peor es lo que le esperaba...

Foto: Totti habla con Monchi en el palco del Olímpico de Roma durante el partido contra el Atalanta. (EFE)
Totti habla con Monchi en el palco del Olímpico de Roma durante el partido contra el Atalanta. (EFE)

Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido y reconocido por Monchi, abandonó el pasado verano el Sevilla FC para fichar por la Roma y una de las primeras decisiones que tuvo que adoptar como director deportivo del equipo italiano fue nada menos que poner fin a la etapa de Francesco Totti como jugador. Fue un momento difícil para el gaditano (San Fernando, 1968), pues, tal y como confesó en una entrevista en 'El Mundo', durante su conversación con el mito giallorosso "me temblaban las piernas".

"Imagino que no fue la mejor noticia de su vida, pero creo que al menos apreció que se lo dijera mirándole a los ojos. Y seguramente eso fue importante para sentar las bases de una relación humana y profesional muy buena entre los dos. Sí, cuando se lo dije me temblaban las piernas porque no se lo decía a cualquiera, se lo decía a Francesco Totti. Ni más ni menos", explicó Monchi en la citada entrevista y con una sinceridad que le honra.

Lo cierto que Il Capitano guarda un recuerdo muy malo de su última temporada como futbolista en el club de toda su vida, pero no precisamente por culpa de Monchi, sino del que fuera su último entrenador. “Nunca tuve un cara a cara con Spalletti, y quizás nunca lo vaya a tener", dijo Totti hace unos días en 'Sky Italia'. "Me hubiese gustado cerrar mi carrera de otra manera. En su lugar no habría gestionado el futbolista, y sobre todo a la persona, así. Sin embargo, logré pasar de ser a futbolista a directivo con el espíritu adecuado. Yo crecí en el campo, y en el campo moriré", sentenció el '10'.

Como siempre que puede o le sacan el tema, Totti volvió a recordar su posible fichaje por el Real Madrid. "Había una oferta muy importante del Madrid en 2004, decidí renunciar a los títulos para vestir siempre una única camiseta. Esto era lo que más me importaba. Al final, en cambio, recibí amor y pasión, que para mí fueron más importantes que ganar copas en otro sitio. Puse a la Roma por delante de todo".

Totti es manteado por sus compañeros tras su último partido con la Roma. (Reuters)
Totti es manteado por sus compañeros tras su último partido con la Roma. (Reuters)

El último romántico

La verdad es que su ejemplo no se estila en el mundo del fútbol actual, con casos bien recientes que demuestran precisamente todo lo contrario, de ahí que al '10' no le falte razón cuando dice que "no creo que haya otro Totti, alguien que se quede tantos años en Roma. Lo que hicimos De Rossi y yo es muy complicado, ahora solo cuenta el negocio”. En este sentido, al ser preguntado por cuánto podría costar él en un mercado futbolístico que últimamente se ha disparado, el italiano se lanza y dice que "creo que 200 millones", es decir, un pocos menos que Neymar, el fichaje más caro de la historia.

Pero, volviendo a Monchi, después de 29 años en el Sevilla FC y en Sevilla, de 16 finales, 9 títulos y 200 millones de euros en plusvalías por sus fichajes, el gaditano llegó a Roma con la ingrata misión de comunicar a Il Capitano que ya no contaba con él. Ahora lo tiene a su lado, donde parece claro que mucho no le puede ayudar, aunque Totti sigue siendo Totti y gestionar su ego no resulta nada fácil. El italiano es famoso en su país por ser protagonista de numerosos chistes de los que no sale bien parado. Sin embargo, él se lo toma con humor e incluso los recopiló todos en un libro, cuyos beneficios los destinó a UNICEF y a un centro de atención a los ancianos. Corazón no le falta. Otra cosa es la cabeza.

Aquí va un chiste como ejemplo: Gattuso, Vieri y Totti se encuentran un espejo mágico que tiene el poder de conceder un deseo a quien lo piense frente a él. Gattuso es el primero que se pone delante: "¡Yo pienso ser el hombre más guapo de Italia!". El espejo resopla: "Puff, concedido". Vieri es el siguiente: "¡Yo pienso ser el hombre más inteligente de Italia! El espejo resopla: "Puff, concedido". Y le toca el turno a Totti: "Yo pienso..." Y el espejo resopla: "Puff, concedido".

Totti saluda desde el palco del Olímpico de Roma. (EFE)
Totti saluda desde el palco del Olímpico de Roma. (EFE)

Como dice Monchi, "hemos intentando romanizar un poco más la Roma. El entrenador, Eusebio di Francesco, ha jugado en la Roma, el director del equipo, Morgan de Sanctis, también y tenemos a Totti de directivo, que es la Roma". Salvando las diferencias, sobre todo porque Raúl no pudo acabar su carrera en el Real Madrid, sino que salió por la puerta de atrás del Bernabéu con destino al Schalke 04, el que fuera mítico '7' blanco también está en el club del que nunca debió salir y nadie sabe muy bien para qué. Claro que, a diferencia de la Roma, en el Real Madrid no haya director deportivo. Bueno, lo hay, pero es el presidente. Sí, de chiste.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios