El listillo de Pablo Laso se está inventando un nuevo Pau Gasol
  1. Deportes
  2. Cartas Deportivas
Pablo Martínez-Arroyo

Cartas Deportivas

Por

El listillo de Pablo Laso se está inventando un nuevo Pau Gasol

Descansa en paz, Miguelito. Gracias por tus consejos y tu carácter afable y cercano

placeholder Foto:

Permítanme los lectores que dedique esta carta a Miguel López Abril, ex base de varios equipos de la actual Liga ACB (Barcelona, Málaga, Baskonia…), tristemente fallecido este domingo a los 66 años. Con 'Miguelito', como era conocido en el mundo del baloncesto, tuve la fortuna de coincidir en alguna selección española junior cuando él comenzaba su carrera como entrenador de formación. Su afabilidad, su confianza en nosotros como jugadores, sus consejos

Querido Miguelito:

Se llevó el Madrid de Laso la victoria en el Palau, en un día triste para los que tuvimos la fortuna de tratarte en algún momento de tu vida. Y me acordé tanto, tanto, de aquellas palabras tuyas en las largas concentraciones de las selecciones inferiores; "Pablito, el baloncesto que viene es un deporte de súper hombres. No vale con ser el listillo del grupo. Te va a tocar currar mucho".

Me lo decías hace más de 30 años, y ya entonces los que acabábamos en itos, o illos, o a los que les acortaban el nombre, pasábamos como bultos semisospechosos por esas pistas españolas y europeas llenas de gigantes.

placeholder El fallecido Miguel López Abril (Efe)
El fallecido Miguel López Abril (Efe)

A Pablito Laso (al que tutelaste como veterano en Baskonia cuando él empezaba), le persigue ahora Marcelinho Huertas para arrebatarle el récord de asistencias en la historia de la Liga. Pero Pablito ha encontrado hace años su verdadero lugar en el juego: inventarse 'Doncics', 'Garubas' y 'Vuckevics', para que su baloncesto siga en boca de todo el mundo.

No mucha gente sabe que tú hiciste un poco lo mismo, desde otra responsabilidad, participando en el nacimiento de los 'Navarros' y 'Gasoles', de los cuales tanto hemos disfrutado. Juan Carlos siempre te nombraba como una de sus grandes inspiraciones en este juego. Si no puedes jugar como ellos, enséñales a hacerlo como nadie.

Me hubiera encantado hablar contigo de Saras Jasikevicius. Y no de su baloncesto, que hubiera sido muy atrevido por nuestra parte. El tipo se las sabe todas. Pero sí de su estilo de liderazgo. "Yo siempre soy muy honesto", dijo en los micrófonos del partido, y se señaló como principal culpable de la "falta de concentración" y de "hambre" de sus jugadores. "Ellos -prosiguió, refiriéndose a los rivales-, han ganado mucho más que nosotros últimamente, que solo hemos ganado una Copa, pero parece que ya nos vale con eso".

Foto: El Madrid logró imponerse en el Clásico (Efe)

Déjame que me vuelva a hacer el "listillo", como me llamabas. Yo ahí lo que vi es una bronca en toda regla a la tropa, por vagos y maleantes. Probablemente fue lo que hizo Saras, el 'honestillo', dentro del vestuario en el descanso, leerles la cartilla sin escenas para la galería.

Tú sabías mucho más de esto, pero mi 'honesta' experiencia me dice que, cuando los entrenadores van así por la vida, esa presión en toda cancha al cerebro del profesional es agotadora, y suele dar rédito en ciclos cortos de liderazgo. Dicho lo cual, el partido fue un verdadero homenaje a la intensidad de nuestro juego, y a la búsqueda de un presente y un futuro por pura vergüenza profesional.

La búsqueda del presente la protagonizaron cuatro tipos sobre todos los demás; Causeur y Rudy en el Madrid, y Davies y Calathes en el Barcelona. Quizá Davies pueda permitirse algo más esa intensidad, pero con los otros 3 sufríamos en cada acción. Probablemente sin fundamento: hacen más daño a los rivales Calathes y Rudy por viejos que por diablos. Y viceversa.

placeholder

El futuro parece cosa de Garuba y de Vuckevic. Pensábamos que también de chavales como Bolmaro o Sergi Martínez en la acera de enfrente, pero no parece que Jasikevicius necesite a estos dos últimos tanto como Laso a los dos primeros. O quizá sean mucho peores.

No sé, Miguelito. Tú de los chavales sabías más que nadie. Me hubiera encantado saber tu opinión un día cómo hoy, donde un espigado y jovencísimo jugador se movía por el campo con la fluidez de los elegidos. Uno de tantos que pasaron por tus manos.

Descansa en paz, Miguelito. Gracias por tus consejos y tu carácter afable y cercano. Y vaya desde aquí mi más sentido pésame a la familia.

Pablo Laso Pau Gasol Baloncesto