Y Antetokounmpo se disfrazó de Abdul Jabbar 50 años después
  1. Deportes
  2. Cartas Deportivas
Pablo Martínez-Arroyo

Cartas Deportivas

Por

Y Antetokounmpo se disfrazó de Abdul Jabbar 50 años después

Los Milwaukee Bucks se convirtieron en campeones de la NBA con un descomunal Anteto, que tras conseguir dos premios MVP de la temporada alza su primer anillo de la liga

Foto: Giannis Antetokounmpo celebra su primer anillo. (Reuters)
Giannis Antetokounmpo celebra su primer anillo. (Reuters)

Se han proclamado campeones de la NBA los Milwaukee Bucks, un equipo probablemente poco conocido para todos aquellos lectores que no sigan la competición norteamericana de baloncesto de forma habitual, y ha brillado de forma especial su gran estrella, el jugador de nacionalidad griega y padres nigerianos, Giannis Antetokounmpo. La historia es de las que acaba en una gran película, o en ese documental que nos mantiene con los ojos como platos, por la belleza de las imágenes y la calidad del guión original. Hace ahora justo 50 años que el equipo de Giannis había levantado el único trofeo de campeón, liderados entonces por un veterano jugador como Oscar Robertson, que pudo unir su talento al del joven Lew Alcindor (recién fichado de la Universidad, y que poco tiempo después, al convertirse al Islam, cambió su nombre por el más reconocible para el gran público; Kareem Abdul Jabbar).

placeholder Kareem Abdul Jabbar y Giannis Antetokounmpo, en una imagen del 2019. (Reuters)
Kareem Abdul Jabbar y Giannis Antetokounmpo, en una imagen del 2019. (Reuters)

Para que la conexión sea todavía más redonda con tantos años de espera, Giannis dejó la marca de 50 puntos de anotación en el sexto y definitivo partido de las finales, algo que apenas 6 jugadores habían hecho antes en toda la historia de la NBA, y fue por supuesto elegido MVP de las finales, como lo había sido Alcindor-Jabbar entonces.

Nuestra especialidad no es el guión de documentales, pero sí nos sentimos capacitados para dejar algunas claves más técnicas de lo que ha podido llevar a los Bucks a este triunfo tan esperado por sus fans, y tan admirado por los entendidos. Claves que acercan todavía más ambas figuras deportivas.

Se ha dado un cambio importante y gradual en el modo de jugar de los Bucks esta temporada, que se hizo muy evidente en el enfrentamiento de playoffs que tuvieron contra los Brooklyn Nets, los favoritos para ganar el campeonato este año con jugadores como Kevin Durant o James Harden. Los Bucks tenían hasta la temporada pasada un juego bastante predecible y a veces incluso desesperante: Giannis acababa jugando como una especie de 'base total' casi siempre en los momentos más estresantes de los partidos, subiendo el balón en cada posesión, con los otros 4 compañeros esperando alrededor de la línea de triple. Se hacía lo que en baloncesto llamamos un 'aclarado', para que él se jugara prácticamente cada posesión en ataque, con los defensores muy prevenidos.

En la llamada temporada regular de esta campaña 2020-2021, todo seguía yendo bien con ese estilo de juego, porque, como los aficionados sabrán, la intensidad y la concentración defensivas no es tan alta durante los 82 partidos previos a los playoff.

placeholder Antetokounmpo, líder absoluto de los Bucks. (Reuters)
Antetokounmpo, líder absoluto de los Bucks. (Reuters)

El problema es que Giannins solía bloquearse, o le acababan bloqueando las defensas tan bien planteadas de los rivales, cerrándole caminos para penetrar a canasta que los meses anteriores veía muy abiertos. A los rivales, en ese momento de mayor tensión, ya no les importaba que Giannis o el resto de compañeros tirase tantos triples. Confiaban en que la presión iba a jugar en su contra, como así estaba sucediendo. Y a todo eso, se sumaba además el problema de Giannis especialmente de tiros libres, que a veces era casi dramático, con porcentajes que apenas llegaban al 60% (a pocos jugadores de ese nivel se les había visto lanzar desde la línea de tiros libres… sin que el lanzamiento tocase siquiera el aro).

El cambio que se ha visto estos últimos meses en los Bucks, y que finalmente ha dado sus frutos (remontando en este último playoff frente a Phoenix un 2-0 en contra y ganando 4 partidos seguidos, tal y como hicieron en la eliminatoria frente a Nets), es que han puesto durante muchas posesiones la bola en manos de Jrue Holiday, un base más 'clásico', con su 1,91 de estatura, que había pasado los últimos 7 años en los New Orleans Pelicans, sin poder disputar prácticamente los playoff, y que ha resultado el factor diferencial en el cambio de los Bucks para ganar los partidos que antes acababan perdiendo. Al volver a esa figura de base 'clásico, Giannis se ha ido colocando más en una posición que alternaba sus explosivas de 'fuera hacia dentro' (partiendo como antes desde 9 metros del aro y rompiendo a la defensa), con muchas acciones que le colocaban en una posición más interior, explotando esta vez su físico jugando más de espaldas al aro. El 'ajuste' con Giannis, ha ido en paralelo con el 'ajuste' de Brook López, un jugador claramente de los que llamaríamos 'interiores', un pívot, pívot de toda la vida, pero que en el anterior esquema de los Bucks se había tenido que buscar la vida tirando muchísimos triples, esperando el primer movimiento de fuera-adentro de Giannis en la línea de tres, para lanzar muchas veces desde esa posición, como un escolta tirador de toda la vida.

Foto:

Esta flexibilidad, estos ajustes realizados por el entrenador Mike Budenholzer, que sale muy reforzado en su labor, tras haber sido bastante cuestionado los años anteriores, por esa sensación que se tenía de que los Bucks estaban destinados a cotas mayores, pero su manera de jugar tal vez no era la más adecuada, son los que finalmente han posibilitado esta celebrada victoria de 2021. Y el partido final no ha podido ser un mayor homenaje a lo que hemos venido comentando; los Bucks anotaron solamente ¡6 triples! de 27 intentos en el partido, con Giannis tirando sólo 3 y convirtiendo uno, pero con 16 de 25 en tiros de dos puntos... y anotando 17 de 19 tiros libres (¡sorpresón!).

Y como las grandes historias deportivas se empiezan a escribir siempre por el lado de los ganadores, habrá que dejar para otra ocasión la caída de Phoenix tras el 2-0 a favor, y la biografía de Chris Paul, veterano base de 36 años, que tras toda una carrera en la liga persiguiendo un anillo, esta vez parecía que lo tenía ya en su mano y tal vez haya desaprovechado su última oportunidad.

NBA Milwaukee Bucks Giannis Antetokounmpo Kevin Durant
El redactor recomienda