Klopp, el Simeone del Liverpool

El Sevilla se enfrentará ante un Liverpool que ha resucitado con lo llegada del alemán al banquillo de Anfield. Analizamos el brutal impacto de Klopp en el equipo

Foto: Jurgen Klopp, durante el Liverpool-Borussia Dortmund. (Reuters)
Jurgen Klopp, durante el Liverpool-Borussia Dortmund. (Reuters)

En diciembre de 2011 el Atlético de Madrid se encontraba en una situación espantosa: eliminados en Copa del Rey por un Segunda B y décimos en la Liga, a más de 20 puntos del líder. El club con el tercer presupuesto más alto de España necesitaba un revulsivo y decidió recurrir a una leyenda de la entidad, Diego Pablo Simeone. Meses después, el club rojiblanco levantaría la Europa League y cambiaría una inercia negativa en una que vive y continúa triunfando años después.

Hace no muchos meses el Liverpool se hallaba en una tesitura parecida. El mítico club inglés llevaba años con el rumbo perdido y sin dar señales de la casta que le había llevado a ser grande. Tras solo 8 jornadas de la presente temporada el club despedía a Brendan Rodgers y le otorgaba el banquillo a Jürgen Klopp. El movimiento originaba algunas dudas debido a las excentricidades del alemán en sus años en la Bundesliga y la incógnita si su forma de ser sería acogida lejos de su tierra natal. El impacto fue instantáneo.

[La maldición del histriónico Klopp]

Con la llegada de Klopp, el Liverpool mutó a un estilo de juego al toque y ataques rápidos que cambiaron la dinámica ipso facto de un equipo llamado a pasar un año sin pena ni gloria. Este cambio se aprecia en el diferencial de remates (disparos ejecutados menos disparos encajados) que el conjunto ‘red’ experimentó con la llegada del entrenador teutón.

La huella de Jürgen Klopp en la Premier se ha visto mitigada por la plaga de lesiones que asoló al Liverpool durante el invierno donde llegaron a tener a más de diez jugadores de baja entre diciembre y febrero. A pesar de ello, el equipo encontró un efecto inmediato con Klopp que se aprecia en el diferencia del goles a partir de la jornada 9, entonces en cifras negativas y que remonta con su llegada, cae con las lesiones, y vuelve a subir progresivamente según avanza la temporada como se aprecia en el siguiente gráfico.

Este crecimiento sostenido en el juego ha tenido recompensa en los torneos de eliminación. El Liverpool ha disputado dos finales en apenas unos meses, algo inconcebible para el aficionado ‘red’ hace no mucho. Octavos en la Premier, la Europa League es el billete directo para la Liga de Campeones la temporada que viene, la competición que aún se le resiste al propio Klopp. Con dos años más de contrato los resultados por ahora han sido significativos. El histórico club parece estar camino de volver a la altura de su leyenda. 

El Jurásico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios