Xavi medirá su utilidad antes de marcharse del Barça... y pueda llegar Pogba

En el club catalán se mantienen pendientes de Pogba, a quien se le ha propuesto firmar ahora e incorporarse en enero de 2016 desde Turín, y hasta entonces les gustaría contar con Xavi

Foto: (Efe)
(Efe)

¿Lo tiene decidido o volveremos a revivir la secuencia de hace nueve meses? Dicen los taurinos que hasta el rabo todo es toro, y para Xavi Hernández hasta en el último minuto es capaz de encontrar verdad para decirle que sí al Barça. Tantos éxitos, tanta gloria y tanto bienestar bien merecen una prórroga, como la que se tomó hace un curso. Y tal vez nos toque presenciar una segunda. El club necesita mantener a su capitán y Luis Enrique -ahora más dentro que fuera, aunque con el asturiano nunca se sabe por sus desmedidos impulsos- admite que cuenta con sus servicios. La pelota vuelve a estar en el tejado del protagonista. Un veterano al que la tentación económica de las ofertas engaña menos y al que sólo un juvenil espíritu aventurero le obliga a romperse la cabeza. ¿Es ahora el momento de marcharse?, se cuestiona Xavi. Sinceramente, creo que nunca encontrará respuesta a esa pregunta.

Lo tenía todo atado, las maletas hechas y hasta la fecha fijada para decir adiós al club de su vida. Sin embargo, una conversación cara a cara modificó todos los planteamientos previstos. Había transitado por una campaña desastrosa: en lo emocional, el fallecimiento de Tito Vilanova; en lo personal, habitaba en una profunda desilusión que le condujo a no sentirse útil; en lo deportivo, concluir la temporada sin títulos, tras perder ‘final y media’ -la de Copa y la de la Liga a noventa minutos-. Con precipitación comunicó que se marchaba, que abandonaba la entidad… hasta que se cruzó con Luis Enrique. Entonces, concedió la oportunidad al entrenador, antes compañero, de explicarle el proyecto, de exponerle los objetivos, de mostrarle la hoja de ruta. Y Xavi se enganchó. Sin rubor, lo anunció sin descoserse: “Luis Enrique ha sido la persona clave”. El probablemente mejor jugador español de la historia admitía que no se sentía útil. "Nunca antes me había pasado”. El cambio de ciclo dejaba de ser un hecho.

Xavi es consciente de que su rol en la plantilla ya no es el de titular indiscutible. Pero entre esta circunstancia y la de sentirse ‘pintado’, como se tilda en el argot del vestuario a quienes no aparecen reiteradamente en las alineaciones, existe un trecho que sólo el entrenador es capaz de administrar. Si el capitán analiza con temperatura los números observará que la eliminatoria frente al Manchester City la calentó desde el banquillo o que su presencia en el partido clave ante el Real Madrid resultó testimonial -jugó los diez minutos finales-. Con todo, ahora llega el momento de la verdad en la temporada con la Champions nuevamente en juego, con la final de Copa pendiente y con encuentros claves para alzarse con la Liga. Aquí es dónde Xavi medirá si sigue siendo útil para Luis Enrique o sólo son palabras las que se pronuncian para evitar que deje el Barça. Con contrato en vigor hasta 2016, con 35 años cumplidos en enero y con propuestas delirantes para cambiar de aires, el contacto o no con el balón en este tramo final será determinante para pronunciar la última palabra: continuidad o salida.

Xavi estuvo a punto de dejar el Barça el verano pasado (Efe)
Xavi estuvo a punto de dejar el Barça el verano pasado (Efe)

En las oficinas del Camp Nou se le ha explicado al jugador, a través de su asesor deportivo en un encuentro reciente, que para el Barça sigue siendo un honor contar con Xavi en la plantilla. Incluso, están dispuestos a dejarle vía de escape para la apertura de mercado de invierno. La imposibilidad de inscribir jugadores es el motivo principal que provoca el empeño para evitar debilitarse. Mientras se mantienen pendientes de la decisión de Paul Pogba, a quien se le ha propuesto firmar ahora e incorporarse en enero de 2016 desde Turín, la continuidad del mediocampista catalán se antoja básica al menos hasta esa fecha. Para la dirigencia sería perfecto que entregase el relevo al jugador francés, e incluso que coincidiese unos meses con él y así poder tutelar sus primeros pasos en Barcelona, siempre que finalmente Xavi decidiera expirar la vigencia de su contrato y continuar vestido de azulgrana.

El reciente viaje familiar del jugador a Oriente Medio terminó por disparar la alarma en Bartomeu, principal valedor de la continuidad de Xavi. En el verano de 2014, el centrocampista valoró las dos competiciones que se interesaron por contratarlo. Desde Manchester, Txiki Beguiristain trató de seducirlo para acompañar a David Villa en el reto de construir un nuevo club en Nueva York. Las ventajas de vivir en la metrópoli o de participar en una competición al alza provocaron las dudas. Al tiempo, el poderoso Al-Sadd catarí, que acaba de perder a Raúl González, no se resiste a no contratar a otro crack del balompié internacional.

Explicado ha quedado que además de jugar al fútbol en una competición menor, Xavi aprenderá inglés, aprovechará para arrancar la docencia como entrenador y aportará continuidad al trabajo realizado por Raúl en la escuela formativa de la entidad árabe. La propuesta de tres temporadas -a diez millones de euros por curso, según publicó el diario Stade Doha- lo conduce hasta 2018; si bien existe una posibilidad de ampliar cuatro años más como embajador del Mundial 2022, además de ligarse a la Academia Aspire, el centro formativo más importante del emirato que acoge en Doha a los mejores jugadores del país. Además, algún familiar de Xavi podría incorporarse a este proyecto de manera inmediata.

Restan algo menos de sesenta días para concluir el curso futbolístico y para conocer la definitiva decisión. Cualquiera que sea, tal y como apuntó Luis Enrique, ganará el Barça. Lo seguro es que si se marcha, perderá el fútbol español. O ganará con el permanente recuerdo a un futbolista que bajo su batuta cambió la manera de entender este espectáculo. Como siempre explica Jesús Paredes, el eterno preparador físico de Luis Aragonés, “éste es Von Karajan”, en alusión al mítico director de orquesta austriaco nacido en Salzburgo. Precisamente, una mañana en esa ciudad y antes del España-Grecia de la Euro 2008, el ‘profe’ compró para regalar a Xavi un disco del mítico director de la Filarmónica de Berlín. “Sólo él dirige como tú”, dijo al entregarle el presente.

Es lo que hay
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios