Lopetegui, el clon que busca Florentino para el Real Madrid y que tendrá que esperar

El Real Madrid, con Florentino Pérez al frente, sigue buscando un sustituto de Zinedine Zidane y, a ser posible, que tenga unas características similares al francés, como las tiene Lopetegui

Foto: Lopetegui conversando con el central madridista Sergio Ramos. (Reuters)
Lopetegui conversando con el central madridista Sergio Ramos. (Reuters)

Pasan los días, pero el horizonte del banquillo del Real Madrid sigue sin resolverse. Nunca pensó Florentino Pérez que el mercado de entrenadores le situaría frente a tantas trabas y ante un actual disloque. El repentino adiós de Zinedine Zidane, inesperado, sorpresivo y hasta cierto punto con toques de deslealtad, ha dejado al presidente tocado y sin poder de reacción. Sí, el mandamás transita revuelto porque no acaba de comprender los motivos de la fuga del técnico, a quien concedió una oportunidad histórica. Con todavía el shock en el cuerpo, la dirigencia blanca escruta el relevo, con el objetivo claro, pero inmerso en salvar las dificultades que presenta la elección. Por eso, tan pronto se pasa de Pochettino a Klopp, como de Wenger a Allegri. Incluso, se ha meditado la opción de Lopetegui, nuestro seleccionador nacional frente a dar la alternativa a algún histórico de la casa. La retahíla de candidatos no es tan amplia como se presenta en los medios de comunicación, pero el roto al escudo es lo suficientemente grotesco como para enfadar al más pintado.

Eso sí, títulos son amores y Zidane mantiene un crédito ilimitado en el madridismo. Pocos son los seguidores que se detienen a pensar que tras el éxito de Kiev el entrenador francés, cansado de la fórmula, optó por quitarse de en medio. Algunas voces, disculpando la afrenta, hablan de que ya ocurrió algo parecido cuando calzaba las botas como jugador profesional. Sin embargo, la responsabilidad hoy es bien distinta y con un tiempo de previsión, el Real Madrid se hubiera manejado de otra linde en el mercado. Por ejemplo con Pochettino, quien esperó varios meses la decisión de Zidane para terminar modificando su contrato con el Tottenham frente a la operación de captación que emprendió Abramovich y el Chelsea. El argentino, el gran favorito en las quinielas de Pérez, se cansó de esperar considerando la propuesta de renovación que le lanzó Daniel Levy, el jefe ejecutivo de los Spurs. Es por eso que se siente moralmente atado a la entidad londinense tras rubricar el pasado 24 de mayo un nuevo vínculo que alcanza hasta junio de 2023. Levy frenó la embestida ‘blue’ del Chelsea y ahora le toca volver a soportar la presión del Madrid.

Lopetegui "ya tendrá tiempo de fichar"

Levy ya ha perdido dos veces ante Florentino. Este ganó con Modric y después con Bale. Y piensa que no se dan dos sin tres. Pero esta vez, el jefe de Concha Espina no las tiene todas consigo. Pese al libre deseo de Pochettino de escuchar a los blancos, la confianza demostrada por el Tottenham mantiene al argentino en una posición firme: sólo saldrá de Londres en una operación que beneficie a todas las partes. De lo contrario, no se moverá. Y es que la semana del 21 de mayo resultó descorazonadora para Florentino, aunque por entonces era ignorante de lo que le acabaría viniendo. Otro de los técnicos favoritos para el poder es Julen Lopetegui. Un día antes de anunciarse lo de Mauricio Pochettino, el seleccionador nacional ampliaba dos temporadas más con la nueva Federación de Rubiales. El presidente madridista aprueba el trabajo que el entrenador vasco ha venido realizando tanto en Oporto como en Las Rozas. Por eso, lo mantenía como alternativa de futuro. Que siga ganando experiencia con la Roja que ya tendrá tiempo de fichar por el Real Madrid, se le ha escuchado al mandamás. Sin pensar en la espantada de Zidane, no urgía la contratación de Lopetegui. Pero Julen, aceptó, como no podía ser de otra manera, la propuesta federativa y otro candidato que se marchó por el desagüe.

Así las cosas, han aparecido diferentes nombres de posibles entrenadores con el nexo común de vestir la camiseta del Real Madrid como jugador. Así desde Laudrup a Guti pasando por Fernando Hierro, Raúl o Michel, la opción de repetir la secuencia de Zidane no seduce en este momento al presidente. Nada es descartable porque las dificultades según transcurren los días se acrecientan, pero en la agenda presidencial hoy no se contempla esta baraja de técnicos. Florentino busca alguien con relevancia, con peso, con aroma a títulos, alguien capaz de recoger el testigo de quien en dos años y medio ha cumplido por encima de cualquier expectativa. El recorrido de Zidane es difícilmente igualable. Por eso, Pérez es consciente de que la elección no es sencilla, pese a que el Real Madrid es un verdadero caramelo para cualquiera.

Con este panorama, y ante la carestía de protagonistas, se mantienen en la cruzada Conte, Klopp o Allegri. Cada uno con sus puntos a favor y sus reticencias. A los dos primeros se los pregona por su fuerte personalidad, por su dominio con mano de hierro al vestuario, si bien con ciertas sombras en el currículum. Quizá por eso Florentino se saque de la chistera alguna sorpresa, pero su gente cercana ya expone su grado de desesperación ante tanta dificultad. No esperaba, por ejemplo, que un tipo como Low, un clásico de los futuribles, se descartara con tanta rotundidad. Mientras tanto, ‘La Gazzetta dello Sport’ informaba recientemente que Massimialiano Allegri se borraba también por lealtad a la Juventus. Este histórico entrenador italiano cosía perfectamente en los planes del Real Madrid: con experiencia, capaz de domar a las estrellas, con resultados, hombre reconocido, dominador del calcio italiano. Allegri era el repuesto perfecto para Zidane, el Ancelotti del momento, el tipo dispuesto a administrar un tiempo que se presenta borrascoso. Entre tanto, un viejo anhelo, Wenger, se pone a tiro tras una gris despedida del Arsenal. En 2009, con su regreso a la presidencia, Pérez persiguió al alsaciano hasta llevarse como respuesta una negativa que todavía pesa en el orgullo del patrón. El dirigente, entonces, culminó la jugada con la contratación de Pellegrini, algo así como un clon menor del francés. Quién sabe si en esta ocasión concluirá contratando a algún secundario para el cargo. Florentino desespera cuando tanto principal termina por desaparecer de su candidatura.

Es lo que hay

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios