Florentino Pérez se cansa del Chelsea y quiere gratis a Courtois

El Real Madrid todavía sigue esperando al Chelsea, que no encuentra un sustituto claro de Courtois y está estirando la goma para tratar de sacar una tajada por el belga que Florentino no acepta

Foto: Courtois, en un partido de la pasada campaña. (Reuters)
Courtois, en un partido de la pasada campaña. (Reuters)

9 de agosto, 18:00, hora local inglesa. Este es el plazo que se marca Thibaut Courtois para convencer a la dirigencia del Chelsea y poder firmar por el Real Madrid, su anhelo desde hace años. Aunque bien es cierto que también le servía regresar al Atleti, donde acumuló una cesión de tres temporadas. La razón, de sobra conocida, es el deseo de vivir en la ciudad donde residen sus hijos, de tal manera que ha rechazado reiteradamente las propuestas de ampliación de contrato que le han presentado los londinenses. Una tras otra, el cancerbero belga ha negado, dejando morir un contrato que ahora sí afronta la recta final. El portero ha metido al club inglés en una encrucijada: o lo vende en este mercado (también podría hacerlo en la ventana de invierno) o a partir del uno de enero podrá negociar su destino y abandonar la entidad sin desembolso en junio de 2019. Pero Roman Abramovic no es hombre de chantajes. Por eso, argumentando que no cuenta con reemplazo para una demarcación tan especial, da largas al Real Madrid.

Las conversaciones entre José Ángel Sánchez y Marina Granovskaia se producen a cuenta gotas. La fluidez se antoja escasa para los blancos, que extrañamente son los que denotan más prisa para alcanzar el acuerdo. Las negociaciones se mantienen abiertas, pero Florentino Pérez ha decidido cambiar la táctica. Los dos ejecutivos se miden como en una partida de ajedrez, pero nadie quiere tensar la cuerda. La intención del Real Madrid transita por no abonar más de 30 millones de libras (menos de 34 millones de euros), cantidad que, entienden, es más que provechosa para alguien que puede disponer de su libertad en poco más de 10 meses. El Mundial realizado por Courtois ha despejado dudas en el ático de Concha Espina. El rendimiento del belga ha provocado que el Chelsea medite venderlo, pero por una cantidad próxima a la adquisición de quien vaya a reemplazarlo. De aquí la desgana a vender por parte de los londinenses, quienes asumen que mejor quedarse con lo que tienen, pese a perder el suculento ingreso, para, posteriormente, firmar con calma al nuevo inquilino.

Courtois ha dejado claro a Granovskaia que no va a ampliar contrato. Pero esta ‘afrenta’ no es de hoy. El Chelsea es conocedor de los deseos del belga desde hace meses. Sin embargo, no ha movido ficha para encontrar relevo. El chico se decidió a ingresar en la plantilla ‘blue’ cuando Mourinho le dejó claro que sería el portero titular por delante del intocable Cech, que tras un año de convivencia optó por marcharse al norte de la ciudad. Cuando Tibú comprobó que la promesa de la titularidad se había cumplido por parte de Mou, accedió a firmar la única renovación llevada a efecto hasta este momento: se anunció en septiembre de 2014 un compromiso por cinco temporadas. Fue en el verano de 2011 cuando Abramovic abonó 10 millones de euros al Genk por el portero del futuro. Como el Atleti lo tentó, pero no pudo competir con el capital ruso, solicitó la cesión para ganar en presente. Así hasta tres consecutivas. Y ahí nació su enamoramiento con Madrid.

Los medios de comunicación ingleses hablan sin parar de que el sustituto de Courtois será Jordan Pickford, el flamante guardameta del Everton que tan buen Mundial ha completado con Inglaterra. Ya era hora de que asomara un buen cancerbero inglés, pero el club de la ciudad de Liverpool mantiene la intención de revisar el actual contrato del portero, que expira en 2022. Hace solo un año ya abonó al Sunderland 30 millones de libras… Curiosamente, la misma cantidad que pretende pagar Florentino. Por eso, al Chelsea no le salen las cuentas, estira de la cuerda y pretende agotar los plazos para que el Real Madrid decida gastarse más dinero en Courtois.

Con este panorama, el Real Madrid le ha hecho llegar al asesor deportivo del portero belga una opción que este debe valorar: aguantar esta temporada en el Chelsea, recibir una buena compensación económica por la espera y aterrizar sin gasto, gratis, en el club blanco. Falta saber si Courtois vivirá por y para el riesgo. Lo de jugar o ir al banquillo no es debatible con Sarri. Ya lo ha demostrado. Si el belga está bien, el nuevo entrenador lo pondrá. El técnico italiano no acepta presiones. Ya vivió un caso parecido con Pepe Reina, quien llegó al último año de contrato sin renovar con el Nápoles. Y lo jugó todo. En todo caso, el Real Madrid apurará la negociación con el Chelsea, pero también ha planteado al portero la opción de resistir en Londres. Las partes pelearán por el acuerdo, pero también se lanzan órdagos para meter presión al adversario.

Y es que a Lopetegui no le urge Courtois. Para empezar, porque la nómina de guardametas es franca en el Real Madrid. Navas es un experto en escuchar que le llega recambio. Memorable resultó en 2015 el fichaje frustrado a Manchester en el intercambio con De Gea. Después llegó el interés por Kepa, pero como buen gato, Keylor siempre saca una última vida. Protegido por Zidane y por Ramos, no desea salir pese a que firme el belga. Tiene claro que ha demostrado con creces que es más que capaz de defender con éxito la portería del Real Madrid. En cuanto a Casilla, en la Navidad pasada rechazó una oferta del Deportivo para salir del club. Su teoría es clara: Keylor no aguantará una hipotética suplencia, algo que Kiko admite sin ambages como su rol en la plantilla. Y Lunin, 19 años, ucraniano, una de las adquisiciones del presente curso. Con un compromiso rubricado hasta junio de 2024, mantiene que afronta la temporada como tercer guardameta para aclimatarse, adaptarse y situarse en el grupo. Lo normal es que termine participando en el Castilla. Con todo este material, ¿por qué no esperar un año a Courtois? Veremos si Florentino aguanta el tirón y evita la adquisición del mejor portero de Rusia’18. Keylor ya aterrizó como una de las revelaciones de Brasil’14. Y todavía le siguen buscando sustituto.

Es lo que hay
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios