María de Villota, ¿una española al volante de un Fórmula 1?

“Personalmente, no me importa quién llegue, pero si tuviera que elegir, creo que la Fórmula 1 necesita una mujer, negra, judía y que, si fuera posible,

Foto: María de Villota, ¿una española al volante de un Fórmula 1?
María de Villota, ¿una española al volante de un Fórmula 1?

“Personalmente, no me importa quién llegue, pero si tuviera que elegir, creo que la Fórmula 1 necesita una mujer, negra, judía y que, si fuera posible, ganara también carreras”. De manera desenfadada, el pasado año Bernie Ecclestone soñaba con el perfil ideal de un piloto de Fórmula. Y aunque será una quimera, podría haber en estos momentos una posible candidata, aunque rubia, y española, para más señas.

Por experiencia, María de Villota es una de las pocas pilotos europeas con bagaje para subirse a un monoplaza. En contacto con varios equipos de Fórmula 1, cuenta con opciones avanzadas en uno de ellos. “Estamos luchando por un programa a dos años. El primero sería de piloto reserva, entrenando los viernes. Luego, en el siguiente año, con más experiencia, se trata de optar a uno de los dos asientos de un equipo”. María no quiere adelantar nada, “porque hay un equipo y una persona que debe anunciarlo si se confirma, y no nosotros. Pero aún queda camino por recorrer. La realidad es que puede pasar, y que no estamos nada lejos”, explica a El Confidencial.

 

“Una carrera deportiva guerrera”

 

De Villota, hija del piloto español de los setenta y ochenta, está aprovechando  la nueva política de la FIA que, de la mano de Jean Todt, pretende un mayor protagonismo femenino en la competición. Para ello ha creado una comisión, encabezada por Michelle Mouton, subcampeona del mundo de rallies en los ochenta. “Estamos en contacto con ella, conoce todo el trabajo que hacemos, y tenemos todo su apoyo”, explica María. “Y en España, el presidente Carlos Gracía también nos está apoyando”.

 

¿Y con qué credenciales cuenta María de Villota? se preguntarán  algunos. De treinta y un años recién cumplidos, no es ninguna novata. “Creo que he hecho una carrera deportiva “guerrera”, porque he estado allí donde podía salir adelante en este mundo”. Subcampeona de España de la Fórmula Toyota, primera mujer en un  podio de la Fórmula 3, pole en las Ferrari World Finals en Mugello ante cincuenta y seis coches de Estados Unidos y Europa, “y la única mujer presente”, añade,  24 Horas de Daytona, tercera en el Campeonato Alemán de Turismos con Chevrolet…

 

Con 750 CV, y los colores del “Atleti”

 

Desde 2009 compite en la Superleague, a bordo de uno de los monoplazas más potentes del “mercado automovilístico”. Y con los colores del Atlético de Madrid, que apoya su carrera. “Es un  campeonato con todos los coches iguales de chasis y motor, un V12 de 750Cv”, explica De Villota, “no es tan evolucionado técnicamente como la Fórmula 1, pero ha nacido para ofrecer igualdad de condiciones. El nivel es muy alto, con muchos pilotos que no han podido llegar a la Fórmula 1, y otros que ya han corrido en ella”. Precisamente, en la pasada temporada, De Villota tuvo sus más y sus menos en la pista con un tal Sebastian Bourdais, ex “Toro Rosso”.

 

Con su trayectoria, responde  al debate sobre si una mujer puede enfrentarse con los hombres en igualdad de condiciones a bordo de un Fórmula 1.  “Desde que llegué al karting y subía de categoría nunca fue un problema. Es cierto que he tenido que trabajar físicamente más, pero comprobé que podía ser tan capaz como un hombre, porque es la técnica la que define si uno es mejor que otro”. De Villota se incorporó  en 2009 a la Superleague con un test de solo veinte vueltas. “Mi gran duda fue cuando llegué al campeonato, con un monoplaza muy pesado, con neumáticos muy grandes, sin dirección asistida... Pero Pedro Martínez de la Rosa me dijo después, “María, físicamente, un Superleague es más duro que un fórmula 1 así que, si este año has podido estar ahí de tú a tú con otros pilotos, no te preocupes,  porque el trabajo duro ya lo tienes”. De Villota logró en 2010 un cuarto puesto en Alemania como mejor resultado. “Pero sobre todo, lo que más me enorgullece es que pilotos como Frank Perera, que se ha subido a un Fórmula 1, me diga “María, te mereces estar allí”.

 

“A ver qué va a pasar aquí con la rubita esta”

 

¿Cuál ha sido la experiencia personal de María en un mundo eminentemente masculino? “Para quienes me conocían en España de siempre, no había diferencias. Pero en el extranjero, al principio, de  ver a esa chica sentada en el “briefing” al fondo de la sala, a ahora, es otra cosa. Me han hecho más suya, porque el respeto se gana en la pista. Con los equipos, igual, llegaba y era: “a ver qué va a pasar aquí con la rubita esta”, pero cuando te ven trabajar el cambio es radicalmente positivo. Y siento muchas veces que me apoyan más que a cualquier hombre, porque se dan cuenta que somos diferentes, que estamos haciendo algo excepcional, y la respuesta es increíble”. 

 

Ante la cuestión de si María de Villota está aprovechando sus armas de mujer, responde sinceramente: “ En el automovilismo el crono es algo objetivo, y yo tengo una trayectoria deportiva de muchos años. Pero, por otro lado, también creo que tengo unas cartas,  mis puntos fuertes y mis debilidades, y no pienso esconderlas. Y creo que puedo aportar algo que mucha gente no puede aportar a la Fórmula 1. Lo importante para quien está en casa es que pueda comprobar que hay una mujer dando guerra en la pista. Y no estoy diciendo que Serena Williams pueda ganar a Nadal, pero sí que puede haber momentos emocionantes. Y yo busco ese momento, porque llevo batiéndome el cobre con pilotos masculinos desde que empecé”.

 

Con el mercado femenino en mente, ¿Podría el Banco Santander, por ejemplo,  aprovechar su figura, aunque fuera solo para un test de prueba en Ferrari? “Ellos conocen mi programa”, contesta, sin querer entrar en más detalles, pero reconociendo los contactos. Y aunque esta sería una oportunidad interesante, los tiros van por otro lado. Entonces ¿Cuáles son, en estos momentos, las oportunidades de María de Villota para subirse a un fórmula 1? “A una prueba tengo muchas opciones, y depende de muy poco para que pueda ser una realidad. Estamos casi poniéndonos los guantes”. Nunca mejor dicho, ese guante femenino que una española podría estar a punto de recoger, aceptando el desafío de la Fórmula 1.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios