El 'pisotón' de Verstappen a Vettel y lo que nos estamos perdiendo en la Fórmula 1

La actual Fórmula 1 disfruta de una de las mejores acumulaciones de talento de su historia. Pero resulta triste que tengan escasas o nulas opciones a la victoria

Foto: Verstappen dejó una de las imágenes más espectaculares de la carrera. (EFE)
Verstappen dejó una de las imágenes más espectaculares de la carrera. (EFE)

"No me importa mucho cómo vaya la próxima carrera (en Bakú), toda la temporada ya ha sido una mierda, con todo". Es triste escuchar la frustración por no poder aspirar a la victoria en 2017 de Max Verstappen. La mecánica le dejó tirado en el que pudo haber sido su mejor resultado de la temporada tras una increíble salida, En un fin de semana donde Lewis Hamilton y Sebastian Vettel también se mostraron realmente sublimes.

Quizás pocos reparen en que la Fórmula 1 actual reúne una cosecha histórica de talento. Que el nivel de más de media docena de pilotos es realmente extraordinario. Como hacía mucho tiempo no se veía en la parrilla. Pero resulta triste que la mayoría de ellos no tengan opciones a la victoria. En el Gran Premio de Canadá varias de estas estrellas nos recordaron ese talento, y también cuál debería ser el objetivo de Liberty Media para los próximos años: cerrar la brecha existente entre los equipos de Fórmula 1.

Quién hubiera estado en el cuerpo de Hamilton

Volvamos al 'pisotón' de su increíble salida en Montreal. Esta es la pista con la segunda distancia más corta de la temporada desde la arrancada a la primera curva. ¿Cómo llegar a rodar tras Hamilton en la segunda curva desde la quinta posición? La determinación del holandés en la salida achantó por su audacia al líder del Mundial, y condicionó la carrera de Ferrari. Verstappen incluso se permitió después disputar momentáneamente la primera posición a un intratable Hamilton.

De no fallar su monoplaza, el holandés pudo haber sido segundo, un resultado increíble dadas las diferencias entre Mercedes y Ferrari frente a Red Bull. Su cabreo dentro del coche era comprensible al abandonar y comprobar, una vez más, que la máquina no estaba a su altura. Que pilotos como Verstappen y Ricciardo no tengan opciones frente a Hamilton y Vettel es de juzgado de guardia, y una enorme pérdida para los aficionados.

Pero en Montreal hubo más detalles de enorme talento. Lewis Hamilton se dio "un paseo por el parque", como le dijera su ingeniero al final de la prueba. En parte, por su majestuosa actuación el sábado. Las dos vueltas del británico en la Q3 fueron asombrosas. Especialmente, esa entrada en la última curva, con el 'Muro de los Campeones' esperando a la salida. Desde su cámara subjetiva quitaba la respiración ver la increíble frenada, combinada con esa instantánea e imperceptible reducción de marchas que sin embargo mantenía un elevado régimen de giro. Cómo hubiera sonado esa maniobra con un V10, madre mía. Y quién hubiera podido estar en el cuerpo de Hamilton para experimentar sus sensaciones en esos instantes. No hubo mejor momento ni día para recibir el casco de Senna.

Vettel o que el sol salga por Antequera

Sebastian Vettel vive en un momento excepcional de forma. El SF70 H parece como un guante para su estilo de pilotaje. Sus errores de la vuelta final en la Q3 fueron producto del increíble listón puesto por el británico, que el propio Hamilton superaría después. El alemán fue desarbolado el sábado en un verdadero duelo de titanes a una vuelta. Pero el domingo, por culpa del 'pisotón' de Verstappen, vimos al mejor Vettel en toda su esencia.

Como en el caso de Hamilton, si hubiera que elegir una imagen de la carrera, sería la vista aérea del adelantamiento a Esteban Ocon. Cierto que sus neumáticos eran más rápidos, pero Vettel se tiró a por el Force India con una sola idea: o adelantarle, o que saliera el sol por Antequera. En la zona sucia, con la zaga de su Ferrari dando latigazos de culebra mientras buscaba detener esa brutal velocidad de halcón lanzado a por su presa, no extrañaba en absoluto que nos contaba al final de la carrera: "En algunas maniobras había que cerrar los ojos".

Alonso: cuanto peor, mejor

¿Y Alonso? Hace pocas fechas, charlábamos largo y tendido con el prestigioso y veterano periodista Nigel Roebuck pocos días antes de las 500 Millas, en Indianápolis. "For me, Fernando is the driver of the century" ("Para mí, Fernando es el piloto del siglo") fue su sentencia tras discutir sobre su rendimiento en la carrera americana. Ni siquiera incluimos estas palabras en la entrevista. Sonaban a demasiado incienso.

Viene a cuento la anécdota, 500 Millas aparte, recordando algunos detalles de Alonso en Montmeló y Montreal. El séptimo puesto en la parrilla en Barcelona fue surrealista. "Solo los iniciados pueden comprender de verdad lo que ha hecho", nos comentaba alguien metido en el negocio. Alonso se había ido a jugar al pádel en la primera sesión en Montmeló y dio unas veinte vueltas en la segunda. No corrió en Mónaco. En el Gilles Villeneuve salió a la pista en la última media hora del viernes. En definitiva, su tiempo a bordo de un Fórmula 1 ha sido mínimo en las últimas fechas.

Llamaba la atención el viernes la gran cantidad de errores de casi todos los pilotos, incluidos Vettel y Hamilton, dadas las enormes dificultades que presentaba el trazado canadiense. A pesar del mínimo tiempo en pista, con un motor Honda de potencia mermada, Alonso se colocó a 65 milésimas de la décima posición en su primer intento con ultrablandos, y fue séptimo final al cerrar la sesión. El español estaba situado en cada parcial de mejores tiempos en la mitad de la tabla, pero al fondo de ella en la de velocidades máximas. Como Messi o Ronaldo, les dejas sueltos medio minuto y te han metido el balón en la portería dos veces.

Ya hemos hablado de ello en otras ocasiones. El enorme diferencial de prestaciones y la complejidad técnica de los actuales motores híbridos están en la base de algunos de los males de la Fórmula 1 actual. Hay un enorme capital de talento distribuido en cuatro equipos, pero el gran diferencial de rendimiento entre dos de ellos y el resto de la parrilla lo despilfarra. Lo que nos estamos perdiendo todos.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios