Los negocios de Alonso fuera de la F1: en busca de El Dorado en EEUU y más allá

Desde su participación en las 500 Millas, la popularidad de Alonso se ha disparado en Estados Unidos. Y lo ha utilizado como rampa de lanzamiento de su más reciente proyecto empresarial

Foto: A finales de mayo, Fernando Alonso presentó su marca Kimoa en Nueva York. (Instagram/fernandoalo_oficial)
A finales de mayo, Fernando Alonso presentó su marca Kimoa en Nueva York. (Instagram/fernandoalo_oficial)

“Verás cuando Alonso vuelva a Austin para el gran premio”, comentaba el legendario Mario Andretti después de la experiencia de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis. Pues bien, esta semana el piloto español se reencontrará con los aficionados estadounidenses, a los que lanza un guiño recuperando en su casco y botines la decoración utilizada en la mítica carrera. ¿Saben, por ejemplo, el valor comercial que puede tener ese casco en Estados Unidos? Pues sigan, por favor.

No es arriesgado afirmar que las 500 Millas marcaron para Alonso un hito en su carrera deportiva, tanto en lo profesional como en lo personal. Y puede que su presencia en Estados Unidos continúe más allá de la Fórmula 1 si se confirmara su participación en las próximas 24 Horas de Daytona. Alonso metió su particular cuña en el mercado americano, y estos días se podrá comprobar de nuevo en Austin con qué profundidad. También para sus proyectos personales.

En EEUU, como ningún otro piloto de F1

Alonso se ganó al público americano, pero el publico americano también se ganó al español. “Todos nosotros éramos héroes (al margen de la nacionalidad) para la gente en las tribunas. Nos apoyaban de la misma manera a todos y disfrutaron con la carrera, una buena lección que todos apreciamos”, explicó después entre algunas de las experiencias que se llevó en su mochila americana.

"Creo que ha ganado muchos aficionados americanos que antes no tenía, y gran parte de ello se debe a la forma en que está afrontando la carrera", afirmó aquella semana Doug Boles, el presidente del International Motor Speedway respecto a la presencia de Alonso. Pero en Indianápolis pudimos comprobar el desconocimiento generalizado del público de Estados Unidos sobre los pilotos de Fórmula 1, incluso entre muchos aficionados fieles a la carrera americana. Con su decisión de afrontarla, Alonso consiguió ampliar allí popularidad, y en el próximo gran premio se podrá comprobar la cosecha de aquella siembra. De hecho, la expansión de su figura en aquel mercado ha contribuido decisivamente para que sea considerado el piloto más global de entre los actuales de Fórmula 1.

En Indianápolis, solo el impacto global del espacio ocupado por un logotipo en el casco de Alonso se valoró en 7 millones de dólares. (EFE)
En Indianápolis, solo el impacto global del espacio ocupado por un logotipo en el casco de Alonso se valoró en 7 millones de dólares. (EFE)

Las 24 Horas de Daytona, un buen aperitivo

Si la participación en las 24 Horas Daytona a finales de enero se confirmara serviría como primera experiencia para las 24 Horas de Le Mans, de entrar esa prueba en el paquete de su acuerdo con McLaren. Todo suma. Una carrera de resistencia exige un enfoque y experiencia diferentes y constituiría un buen aperitivo para la carrera francesa. Pero hay más. Tanto para el piloto como para el equipo.

Estos días, Zak Brown y Michael Andretti han reconocido que se mantendrá en el futuro su colaboración en Estados Unidos tras el éxito de Indianápolis. Todo son ventajas para la presencia de McLaren en el mercado americano, de potencial comercial verdaderamente inmenso, como la experiencia de Indianápolis recordó a sus protagonistas. Un mercado que, literalmente, todavía es un auténtico El Dorado por explorar para la Fórmula 1. Y, además, Alonso encontró en Brown (y viceversa) un aliado impensable en los tiempos de Ron Dennis.

La expansión de la figura de Alonso EEUU ha contribuido decisivamente para ser considerado el piloto más global de entre los actuales de F1

Indianápolis, un gran impacto comercial

Porque la presencia en Estados Unidos también fue crucial para su proyecto empresarial personal, Kimoa, la marca deportiva y de ocio que echó a andar pocos días antes de la carrera americana. El 'merchandising' relacionado con la figura y nombre de los pilotos cuenta con un techo de crecimiento, ya que queda circunscrito al aficionado que utiliza los productos dentro de un ámbito limitado. Sin embargo, una marca con unos valores comerciales determinados puede ampliar su radio de acción, más si cabe cuando el protagonista se emplea a fondo en su promoción.

Inicialmente lanzado solo desde internet, Alonso aprovechó las 500 Millas para el lanzamiento de Kimoa en el mercado americano y a nivel internacional. El retorno mediático fue extraordinario. Un botón de muestra: el impacto global del espacio ocupado por uno solo de los diferentes logotipos en el casco de Alonso en Indianápolis se valoró en 7 millones de dólares. Cabe imaginar entonces, únicamente en Estados Unidos, el retorno de los centenares de minutos en imágenes televisivas, contenido en redes sociales y fotografías en los que apareció el logotipo o las gafas de sol de Kimoa. El impacto fue tal que sus responsables estudian concentrar su eje de márketing para el próximo año con Estados Unidos como vector principal.

#summertime @kimoa ✌️

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

Ganar fuera de la pista

Recientemente vimos cómo Alonso también se involucró personalmente en la promoción de Kimoa en Japón. Hubo que cancelar el evento en las calles de Tokio ante la afluencia de público. Además, el propio piloto entregó personalmente pedidos de la marca en el domicilio de algunos de sus clientes nipones. Con el americano, son dos mercados de inmenso potencial. Un ejemplo de impacto global: cada vez que aparece la imagen de Alonso con el logotipo o algún producto de Kimoa en televisión, instantáneamente se disparan los picos de entrada en la página web de la marca.

Se confirmen o no, las 24 Horas de Daytona tienen todo el sentido más allá del terreno deportivo. De momento, llega el Gran Premio de Estados Unidos. Puede que Fernando Alonso no gane en la pista, pero a buen seguro lo hará fuera de ella.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios