Por qué Lando Norris será un hueso tan duro de roer para Carlos Sainz

Con menos bombo mediático que Max Verstappen en su día, Lando Norris es uno de los mejores talentos que han surgido en los últimos años, y Carlos Sainz será referencia y rival

Foto: Lando Norris, de trayectoria fulgurante hacia la F1, será el compañero y rival de Sainz en McLaren
Lando Norris, de trayectoria fulgurante hacia la F1, será el compañero y rival de Sainz en McLaren

Lando Norris será un hueso muy duro de roer para Carlos Sainz en McLaren. Y aunque el español ya se enfrentó en Toro Rosso a un considerado futuro campeón, puede apostarse por un futuro similar para Norris con igual o superior certeza, aunque su ascesión a la Fórmula 1 se haya producido conmenos ruido mediático que el holandés.

Quien les escribe ha tenido la oportunidad de comentar y seguir en estas dos últimas décadas numerosos campeonatos de categorías inferiores a la Fórmula 1 a través del canal Eurosport. Y si hoy hubiera que cerrar los ojos para elegir al piloto que más le ha llamado la atención durante tantos años, el nombre sería...Lando Norris. El británico es, quizás, el mejor piloto hasta llegar a la Fórmula 1 en la última década. Pero semejante pronóstico nace de una valoración meramente subjetiva, como intentarán expresar las líneas que vienen a continuación.

Una forma apabullante de ganar

Un año más, Eurosport retransmitía en 2016 la Fórmula Renault. Pese a tratarse de una categoría donde la precocidad era norma, llamó entonces la atención un debutante británico de tan solo dieciséis años. Se desenvolvía ya en las primeras carreras apabullando a los favoritos, algunos de los cuales repetían temporada. No solo destacaba por su aplastante forma de ganar, sino por la madurez y espectacularidad de su pilotaje en un campeonato con igualdad de monoplazas. Ríanse de Verstappen a la hora de adelantar. Monoplaza que se ponía por delante caía invariablemente bajo las garras de Norris. Sus victorias en el Red Bull Ring y en Paul Ricard llevaban el sello de los campeones del futuro.

¿De dónde salía ese chaval? Los dos años anteriores había picado por aquí y por alla en sus primeros campeonatos de monoplazas. Ganó todos a la primera. Era evidente que contaba con recursos económicos (parece que familiares) para ello. En esa investigación sobre su pasado resultaba chocante y hasta divertido verle competir, literalmente un niño entre adultos, en el disputado campeonato Ginneta británico. Quedó tercero y fue el mejor ‘rookie’. Era evidente que se trataba de alguien muy especial.

En aquella Fórmula Renault ganó cinco de las quince carreras, con doce podios. También ganó ese mismo año la versión NEC (norte de Europa) de la misma disciplina. Y ante semejante fenómeno, en septiembre de 2016 escribíamos un artículo en el Confidencial : “El chaval por el que pronto se pelearán todos los equipos de Fórmula 1”. Pero imaginar que un día acabara compartiendo equipo con Fernando Alonso y Carlos Sainz ya resultaba muy audaz.

Norris, con 14 años.
Norris, con 14 años.

Y McLaren gana por la mano

Año siguiente, Fórmula 3. Título a la primera. El mismo talento dominador. Uno se preguntaba aquellos días por qué nadie se había lanzado en tromba a por él, como Helmut Marko con Verstappen en la Fórmula 3. Su trayectoria era incluso más precoz y meteórica que la del holandés. Norris y su equipo decidieron esperar, y anunciaban por aquellas fechas que esperarían el tiempo que hiciera falta, incluso en Fórmula 2. Pero a final de aquel año llegó el Autosport Awards, el premio que señala a la mejor promesa británica del año. Ganó Lando Norris.

Poco después de recibir aquel premio, de repente, saltó la noticia: McLaren se hacía con su futuro a través de Zak Brown. Quien les escribe pensó entonces: “Brown no solo tiene ojo, también les ha ganado la partida a los demás. ¿Cómo lo habrá hecho? ¿Qué le habrá ofrecido?” Un reportaje de la revista Autosport sobre el desarrollo de las pruebas que proclamaban al ganador del concurso permitió intuir una respuesta.

Varios de los técnicos e ingenieros que gestionan las pruebas del Autosport Award pertenecen a McLaren. Son tremendamente exigentes y testan la polivalencia y el talento del piloto en diferentes tipos de condiciones y vehículos. También ponen a prueba su capacidad intelectual, psicológica y física. Pronto vieron el talento de Norris de primera mano. "Ya está”, me dije, “la gente de McLaren le ha debido dar el chivatazo a Brown sobre el diamante en bruto que es el chaval...”. Fuera o no así la historia, lo cierto es que el americano y el equipo británico se habían quedado con Norris.

Piloto británico, en equipo británico

La confirmación de Norris como piloto de McLaren para 2019 parece certificar que Brown le ofreció el mismo compromiso que Marko a Verstappen: una fecha límite para hacerle debutar en Fórmula 1. En el caso del joven británico, septiembre de este año. Tras diferentes sesiones a bordo del Fórmula 1 desde Hungría en 2017, también ha llevado a cabo un intenso trabajo en el simulador. Las dos pruebas en los libres de Spa y Monza (en esta última parece que estuvo realmente brillante) convencieron definitivamente al equipo. De no haber sido confirmado, el americano y su equipo se hubieran quedado sin la joya. Hasta tres escuadras se interesaron por él. Helmut Marko reconoció que Red Bull era uno de ellos.

Con solo dieciocho años, ha ganado todos los campeonatos en los que ha participado, y todos a la primera. En GP2 está viviendo algún que otro problema, pero aún aspira a la victoria final. Tan pronto gane experiencia en Fórmula 1, dejará claro su excepcional talento aunque no cuente con un monoplaza ganador. Además, Sainz se enfrentará a un piloto británico, y en un equipo también británico que está dirigido por el mentor y tutor de la carrera de Lando Norris. Lo dicho, más tarde o más temprano, Carlos Sainz tiene ante sí un hueso muy duro de roer.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios