Por qué la Fórmula 1 puede petarlo en 2019... a pesar de la ausencia de Fernando Alonso

Como en el mercado de valores, una serie de fundamentales anuncian una cotización al alza del próximo Campeonato del Mundo de Fórmula 1, incluso a quienes echen de menos a Fernando Alonso

Foto: El duelo entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel se presenta antológico, con Ferrari que parte como gran favorito. Pero Mercedes siempre responde... (EFE)
El duelo entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel se presenta antológico, con Ferrari que parte como gran favorito. Pero Mercedes siempre responde... (EFE)

La primera temporada sin el actor que convirtió la Fórmula 1 en una disciplina de masas en España dejará un vacío para quienes seguían a Fernando Alonso por delante de este deporte. Sin embargo, los mimbres de 2019 pueden entrelazar el cesto de una de las mejores temporadas en muchos años. Queda ya solo una semana para empezar a comprobar semejante apuesta que no todos compartirán.

Pero la pretemporada nos ha dejado argumentos. Como en el mercado de valores, un grupo de fundamentales anuncian cotización al alza para este próximo Mundial de F1. Además de la pugna por el título y otras peleas que se anticipan, quienes echen de menos la onda expansiva de Alonso también pueden encontrar otra historia en la nueva etapa y los desafíos que afronta Carlos Sainz con McLaren.

Sainz, fase 2

El piloto español lleva de siempre en su mochila la responsabilidad de un apellido ganador y la enorme estela que deja Fernando Alonso. Hasta ahora, Sainz dependía de la tutela asfixiante de un Red Bull que propulsó su carrera deportiva pero que también le condicionó por factores extradeportivos no siempre conocidos. En McLaren llega la 'Fase 2' en la carrera de Sainz.

Carlos Sainz logró el mejor tiempo de la pretemporada hasta el momento. (McLaren)
Carlos Sainz logró el mejor tiempo de la pretemporada hasta el momento. (McLaren)

Con Zak Brown, el español disfruta de esa gran oportunidad. Porque McLaren es una estructura en reconstrucción que Sainz puede y debe liderar. Ha llegado el momento de pasar a otra dimensiòn en la Fórmula 1, ya libre de pasados condicionamientos deportivos y políticos. Por supuesto, el terreno deportivo por delante, para lo que dependerá de la evolución de McLaren y sus monoplazas en los dos próximos años. Imposible conocer hoy dónde está el MCL34. Pero tirando de intuición y cierta lectura entre líneas, cabe una cierta esperanza en que el MCL34 podría encajar con su estilo personal. “Soy un piloto muy de 'feeling', si me da el que me tiene que dar, sé que puedo ir rápido”, explicaba en Montmeló al respecto de su nueva máquina. En la segunda semana de pretemporada Sainz podría haber sentido buenas vibraciones con su máquina. Si cuajara los sábados la velocidad que alberga a una vuelta y mantuviera su consistencia los domingos con un monoplaza de mitad de tabla.… Lo dejaremos aquí.

[Así se reparte el dinero en Fórmula 1]

La nueva aventura de Sainz en la Fórmula 1 también encierra su particular atractivo en el terreno personal. Siempre medido en la expresión de su personalidad, y a diferencia de otros pilotos, el piloto madrileño ha modulado su proyeccion personal a medida de sus posibilidades en la pista. Si le acompañara el material, veremos otros Carlos Sainz. Brown es, además, una mente fundamentalmente comercial que valora y calibra el valor mediático de un piloto. Sainz ha de crecer en todos los terrenos, empezando por fortalecer su propio personaje, de potencial aún no totalmente expresado.

Duelo a muerte entre Vettel y Hamilton

Subamos por la escalera hasta la planta noble de Mercedes y Ferrari. Cuando en una primera jornada de pretemporada un piloto avanza que su monoplaza ha estado “cerca de la perfección” conviene tomar buena nota para el arco de toda una temporada. Vettel y la Scuderia van a plantar cara a Mercedes, asumiendo que el equipo alemán confirma su poderío durante toda un campeonato como es costumbre desde 2014. El duelo entre el alemán con Lewis Hamilton puede resultar apoteósico en 2019 a poco que el británico mantenga su prodigioso nivel de 2018. Vettel no tiene otra opción. Pero, como esas muñecas 'matriuskas' rusas, dentro de Ferrari late otro desafío interno para el alemán en Charles Leclerc, cuya trayectoria deportiva y personal permite augurar -a diferencia de la de Bottas respecto a Hamilton- que la espadas con el joven monegasco echarán chispas. Vettel ha perdido sus duelos cuando no contaba con la ventaja sustancial de sus 'red bull'. Primero con Ricciardo, y luego con Hamilton. Tras dos años de errores decisivos con Ferrari deberíamos ver al mejor Vettel con ese SF90 que apunta algo más que buenas maneras.

El Ferrari de Vettel. (EFE)
El Ferrari de Vettel. (EFE)

Por detrás del duelo interno en Ferrari y el externo con Mercedes, la Fórmula 1 se está beneficiando por varios años de convergencia de las unidades de potencia. La nueva aventura de Red Bull con Honda quizás permita a Verstappen meter la cuña entre Ferrari y Mercedes. Algo fascinante. Existe consenso sobre la evolución de los motores japoneses, pero ¿Y si se repitiera la misma tendencia que McLaren y Toro Rosso en 2018 con la fiabilidad? Habrá que comprobar si los mapas de motor japoneses permiten atacar a Ferrari y Mercedes los sábados, y si Honda soporta sin penalizar los ciclos de siete carreras con un solo motor

La clase media, a palo limpio

Los protagonistas de la Fórmula 1 coinciden en la gran igualdad entre la mayoría de monoplazas de Red Bull para abajo. Salvo Williams por razones obvias, se antoja una lucha encarnizada cada fin de semana con variedad de resultados según el tipo de circuito. De confirmarse, el valor del piloto podría resultar más decisivo los sábados, donde la décima de cosecha propia resultará crucial. ¿Dónde estarán veteranos como Ricciardo, Raikkonen o Hulkenberg? ¿Y Grosjean o Magnussen con una Haas que era cuarto coche el pasado año? Llegan jóvenes de enorme talento (como Lando Norris o George Russell) como para afirmar que por palmarés y potencial el nivel de los pilotos actuales en la Fórmula 1 es extraordinario.

Falta confirmar que el nuevo reglamento ayude con los adelantamientos en pista. Si funcionara, se rizaría el rizo. Liberty y los equipos siguen bombeando cada vez más plataformas de contenidos atractivos, aunque medien los muros de pago. Y la Fórmula 1 tiene pendiente resolver una enorme desigualdad de medios que aún llevará un par de años. Pero si se disfruta de la Fórmula 1 más allá de Fernando Alonso, no resulta descabellado invertir en las acciones de este próximo campeonato del mundo. Y ya veremos qué sorpresas podría depararnos aún esta temporada...

Dentro del Paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios