Es noticia
Menú
Por qué el piloto del helicóptero del Dakar sabe que Carlos Sainz no se retira todavía
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Javier Rubio

Dentro del Paddock

Por

Por qué el piloto del helicóptero del Dakar sabe que Carlos Sainz no se retira todavía

El gesto de Sainz al hacer dar la vuelta al piloto del helicóptero que le llevaba al hospital confirma el perfil de un piloto único por personalidad, pasión y talento que no mengua con los años

Foto: El episodio del martes pone en evidencia el singular perfil de Carlos Sainz. (Dakar Rally)
El episodio del martes pone en evidencia el singular perfil de Carlos Sainz. (Dakar Rally)

Quien les escribe estas líneas publicaba en 2016 un tweet que se hizo relativamente viral. En el mismo aparecían dos fotos: una del Ford Sierra Cosworth con el que Carlos Sainz debutó en 1987 en el Mundial de Rallies, y otra, con el Peugeot del Dakar. Entre ambas mediaban treinta años: ¿El texto? "1987: Carlos Sainz gana en el primer tramo del Mundial, en el que debuta. 2016: (treinta años después) Sigue ganando en el Dakar. Not bad".

Desde entonces, el tweet ha sido válido porque Sainz ha ganado etapas en cada edición y algún Dakar que otro después de aquella fecha. De hecho, el español ostenta el récord (dos veces) como ganador de más edad en la prueba más dura del mundo. Pero aquel tweet necesitaba actualizarse cuando el español se sumaba al proyecto de Audi en el Dakar. Resultaba más gráfica la imagen del Seat Panda de sus inicios adolescentes como sideral contraste entre el coche más básico y su sofisticado Audi eléctrico actual. Sainz afrontaba el desafío de una nueva y compleja tecnología en la recta final de su carrera. La primera victoria de etapa de una montura eléctrica en el Dakar también fue suya.

Cada año surge la posible retirada de Sainz, quien dentro de tres meses cumplirá 61 años. Con casi treinta horas perdidas y dos accidentes, sin opciones para la victoria, Sainz le pidió al piloto del helicóptero de la organización que le devolviera junto a Lucas Cruz y su dañada montura en vez de llevarle al hospital. A pesar de sus esfuerzos, la revisión del coche al llegar al campamento aconsejó la retirada de la presente edición. Carlos Sainz no ganará este año, pero todo apunta a que tampoco parará hasta que el cuerpo aguante, o consiga la victoria con Audi. De momento, en la novena etapa, el cuerpo siguió las órdenes, la mente. El Sainz del martes no parece que apunte a maneras de retirada...

"Por mis cojones ganamos mañana"

Luego en el campamento, Sainz restó importancia a su decisión de volver junto a su coche a pesar de las recomendaciones del médico. Quizás, se revolvería consigo mismo en el helicóptero reprochándose su segundo accidente en el Dakar. Quedan varios días de carrera, que además servirían para seguir refinando al e-tron E2. Y se pueden ganar más etapas. La escena se veía en su documental de Amazon: al terminar una jornada con problemas en la pasada edición, Sainz le decía a su copiloto: "Por mis cojones mañana ganamos la etapa". La ganaron. Apuesten a que en el helicóptero pensaba algo parecido. Un scanner que hubiera visibilizado el funcionamiento de su cerebro en esos momentos hubiera sido todo un espectáculo.

Más fuera de España que en su país, a Sainz se le etiqueta regularmente con el término legend a pesar de seguir todavía en activo. El episodio del martes confirma el perfil de un piloto absolutamente singular desde varias vertientes. Por un lado, esa pasión por el automovilismo que no ha menguado tras décadas de competición, viajes, y presión. Por alguna razón – Fernando Alonso y Sebastian Loeb son del mismo género- su cuerpo y mente siguen subyugados por la adrenalina que provoca una máquina de carreras. Solo cabe recordar dónde están hoy los Biasion, Kankkunen, Auriol y compañía de sus mejores años de rallies, y qué episodio protagonizaba el martes. Sin olvidar la necesaria metadona de optar a la victoria.

Sin embargo, el Dakar encierra riesgos muy serios. El propio Sainz reconocía no haberse encontrado nunca con un piloto sin conocimiento tras un accidente, como ocurrió en la quinta etapa con su compañero Stephane Peterhansel. Con tan reciente recordatorio los de este y otros 'dakares', sin nada en juego, salvo sus motivaciones intrínsecas, Sainz se daba la vuelta con el helicóptero que le llevaba al hospital. ¿Retirada?

"Se puede mejorar"

Sven Quandt, uno de los responsables de Audi, reconocía el lunes ignorar aún las intenciones de Sainz para el futuro, pero que le gustaría contar con el español y Peterhansel para el año que viene. Quien conozca el nivel de exigencia de Audi en competición valorará lo que significa. El gesto de Sainz, sin duda, insuflará además en toda la organización un soplo de motivación. Porque reafirma además una de sus principales facetas: su obsesiva atención al detalle, a la progresión continua de una máquina de carreras, fruto también de una singular personalidad.

En el mencionado documental, su propia hermana le llamaba pesao. Otra forma de definir lo que en la competición supone una bendición para una organización de carreras. Viene a cuento recordar la anécdota ya contada aquí. En una cena con Sainz, el piloto pidió un vino de su propia cosecha. Después de paladearlo, contestó al sumiller: "Se puede mejorar". La respuesta de los acompañantes, entre risas, fue inevitable: "Joe, Carlos, has actuado igual que el anuncio de Repsol", un famoso spot televisivo en que el español soltaba esa frase al terminar. El propio Sainz solo pudo sonreir.

placeholder Sainz, antes de ser evacuado en helicóptero, aunque luego daría la vuelta (Reuters/Hamad I Mohammed)
Sainz, antes de ser evacuado en helicóptero, aunque luego daría la vuelta (Reuters/Hamad I Mohammed)

Recién llegado Sainz al equipo Prodrive en 1994 su nivel de perfeccionismo suscitó la crítica del dueño y máximo David Richards, quien lo interpretaba como una muestra de divismo. Pronto descubrió la realidad. Un equipo de clase media hasta entonces logró el título con Colin McRae, y no el propio Sainz en aquel polémico 94 por razones que algún día contará el interesado. Hoy, Prodrive participa en el Dakar con el Bahrain BRX y su propia montura, y David Richards al pie del cañón. En su tercera participación en 2023 y con Loeb a bordo, el británico y su equipo aún no han ganado el Dakar.

Chris Nissen, responsable de Volkswagen, resumía el perfil de Sainz tras la victoria del español en 2010. "Carlos está increíblemente orientado hacia los objetivos, y trabaja de una forma increíblemente estructurada. Todo el mundo en el equipo le respeta por su naturaleza y resultados, aunque no es fácil para los mecánicos y los ingenieros ser permanentemente empujados hasta el límite de su rendimiento". Cuando probó el Touareg en los primeros test privados retocó los reglajes y el coche mejoró casi un segundo instantáneamente. Tras el desastre de Peugeot en el Dakar 2014 con su nueva montura, Sainz se plantó ante Bruno Famin y pidió un cambio total de rumbo técnico. Peugeot y Sainz ganaron el Dakar. Y buscará otro tanto con Audi ¿Retirada? El lunes le pedía a la marca que participe en el Campeonato del Mundo de Raids en 2023 para preparar mejor el Dakar 2024.

placeholder Tras un complicado comienzo, Carlos Sainz también ganó con el proyecto de Peugeot. (EFE)
Tras un complicado comienzo, Carlos Sainz también ganó con el proyecto de Peugeot. (EFE)

La velocidad, pero también el cariño

Aunque muchos quizás lo ignoren, pero como otro argumento para tan dilatada carrera, en Carlos Sainz también late la necesidad de sentir el cariño del público como motivación y aliciente. Un sentimiento genuino durante toda su carrera que no exterioriza una personalidad con un punto de timidez. Sainz sigue dando guerra para sentir ese cariño.

Sin embargo, una llama más intensa sigue ardiendo dentro, corroborada por esa información desconocida para el gran público. En el Dakar, son los datos GPS en manos de los equipos los que muestran la velocidad de un piloto. En Peugeot, Carlos Sainz fue el más rápido entonces, como también lo es ahora en Audi. Así que ¿Retirada de El Matador? Hagan sus apuestas. Quién sabe cuál será su decisión para el futuro, pero el piloto del helicóptero del Dakar seguro que no dudaría con la respuesta.

Quien les escribe estas líneas publicaba en 2016 un tweet que se hizo relativamente viral. En el mismo aparecían dos fotos: una del Ford Sierra Cosworth con el que Carlos Sainz debutó en 1987 en el Mundial de Rallies, y otra, con el Peugeot del Dakar. Entre ambas mediaban treinta años: ¿El texto? "1987: Carlos Sainz gana en el primer tramo del Mundial, en el que debuta. 2016: (treinta años después) Sigue ganando en el Dakar. Not bad".

Carlos Sainz Rally Dakar
El redactor recomienda