La lluvia y la sencillez marcan el cierre de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica

La ceremonia de clausura tuvo menos espectacularidad que la de apertura y retomó la idea de las raíces brasileñas y su cultura. Río le pasa el testigo a Tokio, que tuvo gran protagonismo en la gala

Foto: Fuegos artificiales durante la ceremonia (Reuters)
Fuegos artificiales durante la ceremonia (Reuters)

Atletas entusiastas y mojados, y un inesperado humor japonés: este podría ser el balance de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río en el estadio Maracaná. Al ritmo de la música nordestina, un espectáculo sencillo y sin muchos recursos ha intentado atenuar la ‘saudade’ por el fin de la parranda olímpica, que para Brasil ha concluido con un nuevo triunfo deportivo, el oro para la nacional de voleibol. 

La ceremonia final, mucho más escueta que la de apertura, ha rendido un tributo a las fiestas regionales de Brasil y a su bellísimo Carnaval. Los ritmos brasileños como la samba, el frevo, el forró, el baião y el xaxado han animado la noche de despedida, bañada por una lluvia torrencial.

El show ha arrancado con un homenaje a Santos Dumont, considerado por los brasileños el inventor de la aviación moderna. Las referencias al rico legado artístico, como la obra de la pintora Tarsila do Amaral, han sido la constante. Los bailarines han dibujado con sus cuerpos los principales puntos turísticos de Río de Janeiro - el Pan de Azúcar, el Cristo Redentor y los Arcos de Lapa - al ritmo de la percusión corporal del grupo Barbatuques.

La dulzura de Martinho da Vila ha emocionado al público con una interpretación emotiva de ‘Carinhoso’. Compuesta por Pixinguinha y João de Barro en 1917, es quizás la canción más simbólica del riquísimo repertorio brasileño. El himno nacional ha quedado a cargo de 27 niños, que representaban los 27 Estados federales de Brasil, que han innovando al cantar al son ancestral de los tambores. Carmen Miranda, la cantante de origen portugués que contribuyó a divulgar la imagen de Brasil en el extranjero, ha sido la anfitriona de las 207 delegaciones que han participado en los Juegos, lideradas por Grecia.

Los espectadores han tenido la oportunidad de conocer la Sierra de la Capivara, en el Estado de Piauí, y sus pinturas rupestres. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es a todos los efectos el equivalente latinoamericano de la sierra de Atapuerca. Aquí han sido encontrados los vestigios humanos más antiguos del continente americano, con más de 50.000 años de historia.

Artesanía de encaje

Otro momento significativo ha sido el que ha celebrado el trabajo de las artesanas nordestinas, herederas de la tradición portuguesa del encaje, con la famosa canción ‘Mulher rendeira’. También se ha recordado la trayectoria del escultor Maestro Vitalino. Sus célebres figuras de barro han sido recreadas por la compañía de danza Grupo Corpo al ritmo de ‘Asa Branca’, la canción del ídolo del Nordeste Luiz Gonzaga.

La ceremonia ha recordado los momentos más importantes de estos Juegos y a los principales atletas, como Rafa Nadal, Simone Biles, Michael Phelps, Usain Bolt, la yudoca brasileña Rafaela Silva o el crack Neymar, antes de pasar el testigo a Tokio, que organizará los Juegos de 2020.

El vídeo preparado por Japón rezumaba humor inteligente de la mano de Super Mario. La proyección ha culminado con el primer ministro Shinzō Abe emergiendo del túnel disfrazado del famoso héroe del videojuego nipón. La coreografía futurista y luminosa preparada por el equipo japonés ha sido un aperitivo de lo que será Tokio 2020 y ha destacado, sin dudas, como uno de los mejores momentos de la ceremonia.

La noche ha concluido con un gran homenaje al carnaval de Río de Janeiro y con la actuación del ‘Gari Sorriso’, el popular barrendero que desde hace 20 años desfila en el Sambódromo con su uniforme naranja y su escoba. Cerca de 3.000 personas han participado en el espectáculo: 300 bailarines profesionales y 2.700 voluntarios. 

Ha quedado patente que el presupuesto ha sido bastante más apretado que en la ceremonia de apertura, con un coste de cuatro millones de reales (1,1 millones de euros). “Es lo mismo que suelo gastar para hacer el desfile de una escuela de samba”, ha afirmado Rosa Magalhaes, la ‘carnavalesca’ (escenógrafa y figurinista del Carnaval) encargada del espectáculo y ganadora de seis títulos en el Sambódromo.

 “Río es una ciudad que tiene como himno una música de carnaval, ‘Cidade Maravilhosa’. La ceremonia marca el fin del fuego olímpico. Por lo tanto, tiene un toque melancólico. Pero hemos intentado hacer una fiesta alegre, con la idea de marcar un nuevo comienzo. Hay cierta semejanza con el desfile de las escuelas del carnaval. Solo que allí siempre falta algo y aquí no faltará nada”, ha asegurado Magalhaes. El resultado, sin embargo, ha quedado lejos de la magia de la ceremonia de apertura.

 

El ausente Temer

El gran ausente ha sido el presidente interino Michel Temer, que no ha comparecido por su agitada agenda política. El día 25 de agosto empieza la fase final del ‘impeachment’, que podría alejar definitivamente a Dilma Rousseff del poder. No obstante, las malas lenguas aseguran que su baja se ha debido al miedo a los abucheos que recibió en la ceremonia de apertura.

La fuerte lluvia, que no ha dado tregua en toda la noche, no ha afectado la alegría de los atletas, enfundados en prácticas capas de plástico. Ayer parecía que la ciudad de Río de Janeiro no quería despedirse de los Juegos De hecho, algunos graciosos han creado en Facebook un evento para pedir una prorrogación de los mismos hasta Noche Vieja.

Atrás quedan las protestas de los escépticos. En 17 días el espíritu olímpico ha conseguido conquistar la ciudad. Pasada la resaca y con una cuenta de 200 millones de reales (55,5 millones de euros) por pagar, habrá que ver cuánto dura la fiebre olímpica. Por lo pronto, el país tropical tendrá que resolver una difícil coyuntura política y afrontar la peor crisis económica de las últimas dos décadas.

Río por no llorar
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios