El traspaso de James: 25 millones que ponen en evidencia a la prensa deportiva

La marcha del colombiano al Everton pone de relieve la dificultad de los medios para llegar al fondo de algunas noticias y su escasa predisposición a contrastarlas

Foto: James Rodríguez celebra un gol en el partido entre el Everton y el West Bromwich Albion. (EFE)
James Rodríguez celebra un gol en el partido entre el Everton y el West Bromwich Albion. (EFE)

A falta de fichajes, las ventas han copado la actualidad del Real Madrid durante el mercado que se cierra esta semana. Con cada operación, los medios actualizan el dato de la hucha blanca en el verano del tijeretazo y la pandemia. El traspaso de James Rodríguez al Everton no era el más sustancioso, pero al menos había hecho algo de caja, según explicaron todos los medios españoles de referencia, incluido este: “Los 25 millones de euros que deja James al Real Madrid se pueden dar por buenos cuando al colombiano le quedaba una temporada de contrato y no contaba para el entrenador”, escribió en ‘El Confidencial’ Ulises Sánchez-Flor. En Inglaterra, las ‘breaking news’ coincidían en la cantidad, pero en libras: 20 millones.

Diez días después, desde Argentina, el relato se desmoronó por una suerte de efecto mariposa legal. Club Atlético Banfield, equipo al que James llegó cuando era aún menor de edad, se había puesto en contacto con Real Madrid y Everton para preguntar qué había de lo suyo. El mecanismo de solidaridad de la FIFA, instaurado en 2001, reconoce a los clubes el derecho a percibir un porcentaje por el traspaso internacional de un jugador al que haya formado entre los 12 y los 23 años. La comisión varía según el tiempo que el futbolista haya pasado allí y puede alcanzar como máximo el 5%. Ignacio Uzquiza, tesorero de Banfield, explicó en COPE que esperaban recibir unos 220.000 euros —casi un 1% del presunto traspaso—. Sin embargo, tanto el Real Madrid como el Everton respondieron a Banfield que el traspaso había sido a coste cero. Y el 1% de cero es cero.

Hazard, ¿100 millones o 160?

Unos días antes de la venta de James, otra noticia había cuestionado ya la veracidad de las cifras ofrecidas por la prensa en una operación anterior del Real Madrid: el fichaje de Eden Hazard procedente del Chelsea en 2019. Como en el caso de James, los derechos de formación habían hecho saltar la liebre. Dos diarios belgas, 'Het Leatste Nieuws' y 'La Derniere Heure', publicaron que el Tubize —club desde el que Hazard dio el salto al Lille— ha cobrado ya 200.000 euros y debe recibir 600.000 más. Aplicando los baremos de la FIFA (el tiempo que Hazard pasó en el Tubize y la edad que tenía entonces), esos 800.000 se corresponderían con una operación de 160 millones y no de 100 más 40 por objetivos, como se publicó hace un año.

Carlo Ancelotti dialoga con James. (EFE)
Carlo Ancelotti dialoga con James. (EFE)

Tras conocerse la noticia, el Real Madrid la desmintió de manera rotunda a los periodistas que se pusieron en contacto con el club para conocer su versión, tal y como reflejó José Félix Díaz en el diario ‘Marca’. En el caso de James, como se verá, sucedió algo similar. Porque… ¿quién dijo que el Everton pagaba 25 millones? Desde luego, no el Real Madrid, que tiene por costumbre no detallar cifras en sus comunicados oficiales, ya se trate de compras o de ventas. El caso de James no fue una excepción. En la web del Everton tampoco figuraba cifra alguna. Los 25 millones solo aparecieron en la prensa, que no tiene por costumbre desvelar de qué parte(s) de la negociación ha obtenido una información así.

Deslizado por el Real Madrid

Los medios que dedicaron más tiempo a tirar del hilo de Banfield o, al menos, a intentarlo, fueron dos emisoras de radio. En televisión, ‘El chiringuito de jugones’ (Mega), dirigido por Josep Pedrerol, no hizo ninguna alusión al asunto.

Los oyentes de ‘El partidazo de Cope’ conocieron la historia de boca del tesorero, el mencionado Uzquiza. “Si esto es como cuenta este señor, lo primero que tenemos que hacer es pedir perdón por la desinformación”, dijo Elías Israel, tertuliano del programa. A lo que el director, Juanma Castaño, respondió: “Habrá que contrastar, ¿no? Quiero decir… el Madrid en su día deslizó que eran 25 millones de euros”. Castaño, que diez días antes había contado que James se iba por “una cifra cercana a los 25 millones”, deja claro cuál es la única fuente de la que obtuvieron dicha información.

Otro colaborador del programa, Tomás Guasch, sugirió una forma aparentemente sencilla de aclarar el embrollo: “Si preguntamos mañana al Madrid, nos dirán si han cobrado o no han cobrado, ¿no?” Esa llamada la hizo Melchor Ruiz, que una hora más tarde compareció en antena para anunciar que había hablado con “una persona importante” del club. “Primero se han sorprendido porque no conocían esto. Tampoco ubicaban muy bien a Banfield, no sabían si era colombiano, argentino…”. Su fuente no le aclaró demasiado: “Me ha dicho que no es cierto. No me habla de cantidades ni de la forma de pago en que se hacen los diferentes traspasos pero me ha dicho que eso no era cierto”. Fin. Ya de su cosecha, Ruiz añadió: "Lo que me extraña es que Banfield no haya ido a FIFA directamente a solicitar lo que se le debe”.

El otro medio que trató mínimamente el asunto fue la Cadena SER. Yago de Vega entrevistó en ‘El larguero’ al director de fútbol de Banfield, Carlos Carpaneto, al que rebautizaron como Carlos “Canapeto”. “Desde luego, esto es nuevo. Acaba de confirmarse que el Real Madrid no cobró por el traspaso de James”, dijo De Vega tras despedir al invitado, y cedió el turno a dos de los reporteros que cubren la actualidad del Real Madrid en la emisora. Antón Meana mencionó el paralelismo con la historia de Hazard y Javier Herráez cambió de tema de forma brusca para hablar sobre el futuro de Luka Jovic.

Se ha publicado por ahí…

En ‘El transistor’, de Onda Cero, despacharon la noticia en exactamente veinte segundos de reloj. Se encargó Edu Pidal: “El gerente de Banfield ha confirmado hoy que no van a cobrar porque James se fue libre y no por 25 millones como se había publicado estos días”. Sí, Pidal dijo: “Como se había publicado”, como si fuera cosa de otros, como si él mismo no hubiera contado en ese mismo programa la noche del 7 de septiembre que el Madrid iba a “recibir algo más de 20 millones de euros”. El director del espacio, José Ramón de la Morena, no hizo ningún comentario y dio paso a la publicidad. Antes de que Pidal pusiera brevemente el tema sobre la mesa, De la Morena había despedido ya a Enrique Ortego, que había ofrecido algunos detalles minuciosos de la inminente cesión de Bale. No habría estado de más preguntar sobre la operación de James a alguien que, sin duda, cuenta con buenas fuentes en Concha Espina, pero no se dio el caso.

James, durante un partido con el Everton. (EFE)
James, durante un partido con el Everton. (EFE)

Los diarios deportivos editados en Madrid dieron cuenta de la consulta de Banfield utilizando esta misma táctica: que parezca que lo de los 25 millones lo han dicho otros. “El traspaso de James del Madrid al Everton ha sido gratis y no de 25 millones de euros, como extraoficialmente se aseguró”, dice ‘As’, que por supuesto figura entre quienes publicaron lo asegurado extraoficialmente. ‘Marca’ se lo adjudicaba a “las versiones periodísticas que indicaban que el pase tenía un costo”, sin decir que una de esas versiones era la suya.

Las cifras oficiales, dentro de un año

Este episodio pone en evidencia la dificultad de los medios de comunicación para llegar al fondo de determinados asuntos. También queda claro que suelen dar por buena la primera versión que obtienen, como buenos súbditos de la inmediatez, y que se retroalimentan y basta que uno dé un dato para que muchos otros lo repliquen tal cual.

Salvo para los clubes que cotizan en bolsa, no existe obligación de comunicar el coste de los traspasos. Para conocer las cifras del Real Madrid hay que esperar a su informe anual, accesible para cualquiera en la web oficial. En todo caso, esta memoria no detalla las operaciones sino que muestra solo un agregado por el valor total: “Una parte del esfuerzo inversor en jugadores ha sido autofinanciado a través de los ingresos obtenidos por traspasos, que han ascendido a 124 millones de euros”, podemos leer en la última edición, correspondiente a la temporada 2018/19.

El Real Madrid presentará su nuevo informe, el correspondiente a la 2019/20, dentro de unas semanas, pero para conocer la cifra de ventas de este verano habrá que esperar más de un año, pues la marcha de James corresponde ya al ejercicio 2020/21. ¿Cuántos medios se animarán a echar cuentas entonces?

La libreta de Van Gaal
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios