Griezmann, el futbolista polivalente que solo puede jugar en una posición

La prensa culé, que avaló en su día el fichaje del delantero francés, explica ahora que no encaja en el Barça

Foto: Antoine Griezmann en un partido de liga frente al Espanyol. (Reuters)
Antoine Griezmann en un partido de liga frente al Espanyol. (Reuters)

Suele decirse que el papel lo aguanta todo. También el de periódico, especialmente si es deportivo y hay un gran fichaje de por medio. En 2018, el FC Barcelona decidió que contratar a Antoine Griezmann era una buena idea y los diarios culés —especialmente 'Mundo Deportivo', el más próximo a la directiva de Josep María Bartomeu— se lanzaron a avalarla. Daba igual que costara 120 millones y que ocupara la misma posición que Leo Messi.

El primer contratiempo fue que Griezmann decidió quedarse un año más en el Atlético de Madrid. El segundo, una vez fichado, es que el delantero francés no ha llegado aún a parecerse al que aparecía en aquellas portadas. No ha encontrado su sitio en el equipo. Y eso que, mientras el Barça lo pretendía, la prensa nos iba contando que se trataba de un futbolista polivalente que podía jugar de delantero centro, de segundo delantero, de extremo, de mediapunta… ¡y hasta de interior!

"Me siento bien porque Deschamps sabe dónde ponerme", dijo Griezmann tras la reciente victoria (2-1) de Francia ante Croacia, en la que marcó un gol; "me beneficio de ello, así como de la confianza que me dan el técnico y mis compañeros". Sus palabras, por supuesto, fueron interpretadas de inmediato en España como un dardo a Ronald Koeman, en ningún caso como una respuesta a Alain Giresse, leyenda del fútbol francés, cuyas críticas a Deschamps por la posición de Griezmann habían levantado un gran revuelo solo unos días antes.

"El entrenador manda y el jugador debe sacar el máximo rendimiento cuando juegue", replicó Koeman; "ayer ya hablé con Antoine sobre su rendimiento y su posición y le dije que yo siempre busco lo mejor para el equipo y que al final decido yo". Y lo que Koeman ha decidido en este inicio de temporada es que Griezmann ataque por la derecha. Lo hizo también durante algunos minutos en el partido contra el Getafe, que comenzó como 'nueve', una de las mil posiciones en las que nos habían contado que podía jugar.

Fácil de encajar

Más de un año después de su llegada al Camp Nou, Griezmann sigue sin brillar como se esperaba. Se ha publicado reiteradas veces que no fue bien recibido por el núcleo duro de la plantilla y el debate sobre su rendimiento se centra en su posición ideal sobre el campo; precisamente, aquello que no iba a ser un problema.

.
.

[27-II-2018] "Griezmann se siente cómodo con libertad, pero también sabe lo que es ocupar las dos bandas o jugar como ariete. En el Barça podría ser protagonista en un renovado tridente en caso de consumarse su fichaje por el equipo blaugrana. [...] Su gran reto será adaptarse no solo a un estilo a las antípodas del Atlético, sino a un rol con mucha menos libertad. Griezmann ya sabe lo que es jugar de interior izquierdo, extremo derecho, mediapunta o nueve. El mejor escenario posible para 'el pequeño diablo' es jugar de segundo delantero en un 4-4-2. Con libertad para conectar con el mediocampo, atacar el área o dejarse caer en bandas. Es un poco el rol que está haciendo Messi este curso". [Dídac Peyret / 'Sport']

En marzo de 2018, 'Mundo Deportivo' preparaba el terreno para su llegada con una portada en la que nos explicaba el puzle que se disponía a montar el entonces entrenador del Barça, Ernesto Valverde.

Como se ha visto en el anterior extracto y se verá en el siguiente, era de dominio público que Griezmann daba lo mejor de sí como segundo delantero, con un 'nueve' por delante. Pero como ese rol podía interferir con el de Messi, desde un principio se plantearon alternativas. Daba igual, porque Griezmann servía para cualquier posición del ataque:

[26-III-2018] "En el Atlético está demostrando que le va mejor como segundo punta al lado de una referencia de área como Diego Costa. Desde su última temporada en la Real Sociedad, la 2013/14, en la que marcó 16 tantos partiendo desde un extremo, a su secuencia como rojiblanco cada vez más centrado en el ataque. [...] En Barcelona, esa polivalencia táctica le puede colocar perfectamente en ocasiones como segunda punta tras Luis Suárez. [...] El encaje del talento en un equipo tan trabajado como el Barça debe ser sobre el papel más sencillo en un futbolista de la versatilidad de Griezmann. Los informes técnicos que obran en los despachos culés destacan que hay formas para encajarlo en el dibujo". [Sergi Solé & Xavier Muñoz / 'Mundo Deportivo']

.
.

[26-III-2018] "La ilusión que provoca la posibilidad de fichar a un jugador con la calidad de Griezmann va acompañada de una pregunta de compleja respuesta táctica. ¿Cómo puede encajar el francés en un hipotético once con Messi, Luis Suárez, Coutinho y Dembélé? Es difícil imaginar un equipo titular con los cinco cracks juntos. [...] La solución más factible es que cuatro de ellos sí puedan salir de inicio, con Coutinho de interior. Messi, Luis Suárez y Griezmann formarían la delantera en un 4-3-3 y Dembélé sería el primer revulsivo desde el banquillo". [Javier Gascón / 'Mundo Deportivo']

No se preveía incompatibilidad de ningún tipo entre las estrellas. Se trataba de acumular talentos, cuantos más mejor, que el entrenador ya los acoplaría como fuera. Y si también viene Neymar, fabuloso.

[26-III-2018] "Griezmann es un jugador que ha ido evolucionando con el tiempo, que puede jugar en cualquier posición del ataque y hasta de interior, si hace falta. [...] ¿Dónde jugará? Se preguntan muchos. Eso es faena de Ernesto Valverde. Seguro que Txingurri no se queja por tener otro jugadorazo a sus órdenes. Será él quien escoja el esquema para que quepan todos los cracks, y que sea capaz de rotarles". [Francesc Aguilar / 'Mundo Deportivo']

Algunos analistas incluso consideraban que Griezmann era, precisamente, un 'nueve':

[29-V-2018] "La ocasión era de oro y no se podía desperdiciar porque, aunque no sea una necesidad urgente, el Barça estaba predestinado a ir al mercado del 'nueve' en 2019 o en 2020. Guste o no guste, la realidad es la que es. Y Luis Suárez tiene 31 años y es un futbolista con un gran desgaste físico, lo que conlleva que con 33 habría que ir pensando seriamente en un relevo a su altura. Griezmann lo está y, por 100 millones, la ocasión es de oro. Es cierto que la llegada del delantero galo provocará un 'overbooking' de atacantes de calidad (Messi, Suárez, Dembélé, el propio Griezmann, Coutinho, Alcácer si aún no ha salido) y que Valverde deberá lidiar con el problema. Pero bendito problema que sobre la calidad. Asegurarse ahora a Griezmann es ahorrarse un problema que tarde o temprano iba a llegar. [...] La solución ideal es una oportunidad de mercado como Griezmann que, además, haría crecer la competitividad de la plantilla azulgrana. Toca fichar titulares y que se peleen entre ellos para entrar en el once". [Xavier Muñoz / 'Mundo Deportivo'].

[29-V-2018] "[En el Barça] había el convencimiento de que [Griezmann] era un fichaje clave para asegurarse un 'nueve' 'top' y a su vez evitar que fuera fichado por un grande. [...] Florentino movió cielo y tierra buscando un 'nueve' cuando sonaron las alarmas en el Madrid. [...] La lista era reducida y Griezmann ya no estaba". [Josep M. Artells / 'Mundo Deportivo']

[18-VI-2019] "Griezmann es mucho más sacrificado y realizador [que Neymar]. Pero el sueño de poder contar con los tres [Griezmann, Neymar y Messi], más Suárez, es posible. No hay tantos problemas de encaje. En el fútbol actual, de calendarios largos y exigencias máximas, es bueno disponer de plantillas competitivas en las que se puedan hacer muchas alternativas en la alineación y los grandes cracks tengan a futbolistas de parecida calidad capaces de hacer rotaciones sin que se noten las bajas". [Santi Nolla / 'Mundo Deportivo']

Difícil de encajar

En tiempo récord, Griezmann pasó de ser un comodín de lujo que todo entrenador querría para su ataque a un perro verde incapaz de adaptarse ante el menor contratiempo.

[12-XI-2019] "Hasta ahora el Barça juega un partido. Y Griezmann otro. Aislado a menudo en una banda izquierda donde se siente un extraño. Insiste Valverde: ahí triunfó en la Real Sociedad. Pero han pasado suficientes años como para que Griezmann haya dejado de ser ese jugador. [...] Griezmann ni es un jugador particularmente rápido ni se caracteriza por su desborde. De ahí que sufra cuando está cerca de la banda. [...] Más aún en el estilo del Barça, donde el delantero tiene que aprender a vivir sin espacios. Y sobre todo en una banda izquierda en la que no termina de sentirse cómodo. El francés ya ha jugado en todas las posiciones del ataque. Pero en ninguna termina de encontrarse del todo. Sobre todo porque en el Barça no tiene el contexto ideal para su juego: la posición de mediapunta por detrás de un nueve de referencia como Diego Costa o Giroud. Tampoco situaciones de juego al contragolpe que le permitan tirar desmarques al espacio o asociarse con rapidez. Dos de sus mejores virtudes". [Dídac Peyret / 'Sport']

[3-VII-2020] "Si en el arranque de la [primera] temporada sus goles ocultaron la falta de entendimiento con el equipo, cuando ha dejado de marcar ha quedado a la vista que para el técnico no es fácil incluir al francés en un once. El juego de Griezmann tiene muchas virtudes pero son difíciles de encajar con un equipo en el que el juego posicional y la intención ya está centrado en el centro del campo y tratar de hacer eso también en la delantera provoca duplicidad de funciones. La sensación que deja Antoine cuando está en el campo es que otro jugador con otras habilidades podría hacerlo mejor cuando juega por el centro y también cuando juega por la banda". [Xavier Ortuño / 'Sport']

El delantero del FC Barcelona Antoine Griezmann. (EFE)
El delantero del FC Barcelona Antoine Griezmann. (EFE)

[9-X-2020] "¿Por qué? Por qué un jugador de la clase del francés no encaja en el Barça. Por qué no hay la química suficiente con sus compañeros. Por qué no encuentra su posición ideal en el campo. Griezmann sigue siendo un traje de alta costura que no le sienta del todo bien al Barça. [...] Ni Valverde ni Setién ni, de momento, Koeman han logrado encontrar el mejor encaje para Griezmann en el Barça. [...] Deschamps y Simeone, los técnicos que han logrado sacarle mejor rendimiento, lo tienen claro: es un enganche que necesita estar conectado al juego y tener un ariete por delante fijando a los centrales. En el Barça del 4-3-3 Griezmann jugó en las dos bandas y de falso nueve. Setién incluso probó en la recta final un 4-3-1-2 para centrar más al francés y darle el mejor contexto posible. Pero Griezmann solo mostró pinceladas de su mejor versión". [Dídac Peyret / 'Sport']

[20-X-2020] "La posición de 'nueve' no es la suya, así que todo cuesta un poco más porque, aunque tenga 29 años y sea campeón del mundo, el futbolista acostumbra a jugar por inercia y se suele despistar cuando varían sus dinámicas. [...] Demasiadas cosas no funcionan para Griezmann. No es un 'nueve' ni un falso 'nueve' pero la segunda punta, por razones obvias, es para Messi. Nadie nunca dijo que el camino para triunfar en el Barcelona fuera fácil pero al delantero francés le toca poner un poco más de su parte. Porque Depay ya descuenta los días para entrar en la paella de Ronald". [Xavi Torres / 'Sport']

La libreta de Van Gaal
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios