Isco, el niño mimado de la prensa que decidió enfrentarse a ella
  1. Deportes
  2. La libreta de Van Gaal
Miguel Gutiérrez

La libreta de Van Gaal

Por

Isco, el niño mimado de la prensa que decidió enfrentarse a ella

La estrella mediática del futbolista malagueño se ha ido apagando en paralelo a su fútbol. Su presencia en el once blanco fue un deseo habitual de la prensa encargada de seguir al Real Madrid

placeholder Foto: Isco, en plena celebración de un gol con el Real Madrid. (Reuters)
Isco, en plena celebración de un gol con el Real Madrid. (Reuters)

“Isco es el futbolista del Real Madrid que peor prensa ha tenido en los últimos 40 años”, decía este lunes Roberto Gómez en la tertulia ‘T4’ de Radio Marca; “no habréis escuchado a nadie, salvo a mí, hablar bien de Isco”. Como en tantas y tantas ocasiones, la hemeroteca le desmiente. Aunque la estrella mediática de Isco se ha ido apagando, en paralelo a su fútbol, durante un tiempo fue un futbolista especialmente mimado por la prensa.

Como Zinedine Zidane, el mediapunta malagueño alcanzó su cénit en la primavera de 2017. Aquellos meses vieron al Real Madrid más regular y con más recursos que se recuerda en décadas, y así lo certificó el doblete blanco Liga-Champions, el primero del club desde 1958. Isco encabezaba entonces lo que la prensa convino denominar la ‘Unidad B’ del equipo, integrada también por otros suplentes de lujo como James, Morata o Asensio. Un exitoso experimento de Zidane que permitió a la plantilla llegar fresca al tramo decisivo de la temporada y pasar por encima de la Juventus (4-1) en la final de Cardiff.

La prensa incluso se preguntaba cuál de los dos equipos era mejor, y muchos se decantaban sin duda por los meritorios. “Este equipo [la Unidad B] podría ser campeón de Liga”, decía en la COPE Manolo Lama, que se refería a Isco como “el mago del fútbol español”. “Los dos equipos del Madrid podrían ser primero y tercero, o segundo y tercero”, decía tambien en la COPE Juanma Castaño, que se preguntaba: “¿En qué cabeza cabe que Isco no sea titular?” En ‘El larguero’ de la Cadena SER, Julio Pulido opinaba que “la alineación debería ser Isco, Asensio y otros nueve”. “La segunda unidad es la BBC. Los buenos son estos”, decía en ‘El chiringuito’ Josep Pedrerol. Roberto Gómez iba un poco más allá en ‘Estudio estadio’: “Ha llegado el momento de poner a la venta a Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema”.

La incidencia de Isco en el juego de ataque del Real Madrid fue sobresaliente. Una lesión de Bale le abrió las puertas del once (el de la Unidad A, entiéndase), del que ya no salió por más que algunos periodistas anticiparan que Zidane alinearía por decreto a Bale la final de Cardiff (su ciudad natal). “Como Bale esté, en cuatro entrenamientos es titular. No tengo ninguna duda de que juega Bale”, anunció Lama, uno de los periodistas que más empujó para que Isco fuera titular, como él mismo reconoció: “La pelea para que Isco sea titular está ganada. Ahora comenzamos la cruzada de Marco Asensio. TITULAR, POR FAVOR”.

"Radio Isco"

Un año después, la COPE vio cómo su protegido se le volvía en contra. Isco compartió en Twitter un vídeo de ‘90 minuti’, el espacio de Real Madrid TV que criticaba el trato de los medios al club. El programa comparaba la apertura de ‘El partidazo de COPE’ tras el 6-1 del Barcelona al PSG un año antes —ensalzando la gesta y obviando las numerosas jugadas polémicas— y tras la clasificación del Real Madrid para semifinales con una derrota (1-3) ante la Juventus —poniendo el foco en el penalti que decidió la eliminatoria—. Isco acusó a Castaño de tener “dos varas de medir” y lo tachó de “vergonzoso”.

Su tuit amplificando la queja de Real Madrid TV —irrelevante hasta ese momento— tuvo más de 70.000 retuits y puso en primer plano a Castaño, que le hizo un reproche en el programa: "Isco es un poco desagradecido, no conmigo, sino con COPE, que estuvimos dos años dando la matraca, parecíamos Radio Isco. No pedíamos que nos diera las gracias pero tampoco este tiro de gracia. Sigue siendo para mí tan bueno como antes del tuit, y celebraré como el que más si mete el gol que nos hace campeones del mundo. Sólo faltaba".

El Mundial 2018

Su segundo enfrentamiento abierto con un periodista tuvo lugar a cuenta de un artículo publicado en ‘El País durante el Mundial de Rusia 2018. “Yo a ti no te voy a contestar, porque al final, diga yo lo que diga, tú vas a poner lo que quieras en tu sección del periódico”, le dijo Isco al reportero Diego Torres, que quería saber si hacía más daño al rival recibiendo entre líneas o bajando al centro del campo. “Voy a dejar que sigas en esa línea y que intentes molestar lo menos posible a la Selección. Necesitamos ayuda de fuera, no gente que esté pegando palos continuamente”, dijo el jugador.

Apenas tres meses antes, durante el Mundial, Torres había publicado un reportaje en el que aseguraba que Isco tenía fama de vago en el vestuario de la Selección, y que enervaba especialmente a Andrés Iniesta. “Durante largas fases del partido [contra Marruecos, Isco] bajó a recibir a la altura de los centrales, donde la vida es más dulce, en lugar de intentar pedir la pelota entre líneas para descuadrar la defensa contraria como hizo Silva. Las maniobras evasivas de Isco repercutieron directamente en Iniesta, que debió subir a hacer el trabajo del malagueño y correr el doble cada vez que España perdió la pelota. [...] La paciencia de Iniesta tiene un límite. En Kaliningrado, la selección se asomó a la frontera”.

En su día, Isco ya había dejado claro la opinión que le merecía aquel texto: “Diego Torres, definitivamente eres muy pero que muy malo”, tuiteó de madrugada desde Krasnodar, sede de la expedición española.

Isco, que había llegado al Mundial 2018 como estrella emergente de España, inició su cuesta abajo durante la siguiente temporada. Tras la marcha de Zidane y el breve periodo de Julen Lopetegui, desapareció del campo con Santiago Hernán Solari. “Teniendo a Valverde, Vinícius, Ceballos o Mariano, que sea Isco quien se quede en la grada roza la falta de respeto”, le defendió en la SER Antonio Romero al conocerse que se quedaba fuera en un partido contra la Roma. La prensa no se puso de acuerdo para explicar los motivos. Unos apuntaban indisciplina; otros, apatía; algunos, ambas cosas. “Es una humillación que no se merece nadie”, abundó Roberto Gómez en Radio Marca, uno de los pocos ‘isquistas’ que quedan en ejercicio: “¿Pero quién es Solari para cargarse a Isco? Es el jugador más importante que tiene el fútbol español en este momento. Un referente mundial”.

Real Madrid Isco Zinédine Zidane