Cristiano y la absurda tarjeta por enseñar abdominales

Cristiano Ronaldo se ha convertido en el muñeco de 'pim pam pum' de gran parte de la prensa. El portugués empañó su buena actuación ante el

Cristiano Ronaldo se ha convertido en el muñeco de 'pim pam pum' de gran parte de la prensa. El portugués empañó su buena actuación ante el Almería -dio un pase de gol, provocó un penalti, que falló, pero Benzema marcó en el rechace y anotó una diana- con una justa expulsión tras dar una patada a Juanma Ortiz.

 

En la práctica totalidad de los telediarios de ayer, Cristiano Ronaldo sufrió un linchamiento verbal inusitado y hasta desagradable para el espectador por la saña con la que le criticaron los presentadores y la voz en off de las piezas. Se le criticó con excesiva dureza, tanto por su fea acción por la que fue expulsado como por no celebrar el gol de Benzema y quedarse lamentándose su fallo en el lanzamiento del penalti.

 

Probablemente por aquello de ser el futbolista más caro de la historia se le hicieron unas de las mayores críticas que se han escuchado nunca en las televisiones españolas. Y no se tuvo en cuenta, ni siquiera, la atenuante de su arrepentimiento espontáneo y de sus disculpas nada más concluir el partido.

 

Seguro que las críticas, que sobrepasaron el insulto, se tornarán en elogios igual de exagerados cuando Cristiano Ronaldo se exhiba en el Real Madrid con su juego y sus goles. Pero lo de ayer fue una cacería sin precedentes en los espacios deportivos de los telediarios.

 

Cristiano Ronaldo celebra su gol ante Karim Benzema.Y todo parte de la absurda norma aprobada por el Internacional Football Association Board (IFAB) en 2004 (ver). Desde el 1 de julio de aquel año, todo jugador que se quita la camiseta para celebrar un gol es amonestado con tarjeta amarilla, en virtud de la modificación de la Regla 12 que se aprobó en febrero de 2004 por el IFAB, organismo que se considera "el guardián de las Reglas del Juego del Fútbol".

 

Se añadió una nueva puntualización a la norma relativa a 'Faltas e incorrecciones', incluyendo que "un jugador que se quita la camiseta tras la anotación de un será amonestado por conducta antideportiva". Es cierto que Cristiano y todos los jugadores saben que si se quitan las camiseta para celebrar un gol van a ver una tarjeta amarilla. Pero resulta grotesco que acciones punibles y violentas no sean siquiera amonestadas por el criterio dispar de los árbitros y, por la chorrada de exhibir las abdominales, los futbolistas se ganen media expulsión.

 

"Quitarse la camiseta tras marcar un gol resulta innecesario y los jugadores deben evitar tan excesiva muestra de júbilo", puntualizan las propias 'Reglas', en el apartado 'Instrucciones adicionales para árbitros y árbitros asistentes'. Una soberana tontería eso de calibrar las muestras de júbilo y alegría del futbolista después de conseguir el objetivo final del juego del fútbol que es marcar goles.

 

El hecho de que la figura de Cristiano Ronaldo es planetaria y transciende a todos los ámbitos, es ideal para abrir el debate para que se elimine esa norma y ningún jugador sea sancionado por quitarse la camiseta al anotar un gol, porque eso no tiene nada de conducta antideportiva, más bien al contrario, porque los cuerpos musculados de los futbolistas crean afición, especialmente entre el público femenino. Igual que a Cristiano Ronaldo se le atiza sin consideración por ser el futbolista más caro del mundo, también se le debe utilizar para cambiar las normas del fútbol que son totalmente incomprensibles, absurdas e injustas.
Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios