Es noticia
Menú
¿Por qué Rafa Benítez ya no es candidato para entrenar al Real Madrid?
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

¿Por qué Rafa Benítez ya no es candidato para entrenar al Real Madrid?

Salvo imprevisto de última hora, que en el seno del club de Concha Espina no se contempla, Carlo Ancelotti será el sustituto de Mourinho en el

Foto: ¿Por qué Rafa Benítez ya no es candidato para entrenar al Real Madrid?
¿Por qué Rafa Benítez ya no es candidato para entrenar al Real Madrid?

Salvo imprevisto de última hora, que en el seno del club de Concha Espina no se contempla, Carlo Ancelotti será el sustituto de Mourinho en el banquillo del Real Madrid. A la tercera será la vencida porque Ancelotti estuvo a punto de fichar por el Madrid en dos ocasiones (2006 y 2010), pero finalmente no fructificaron las negociaciones (una porque Florentino dejó la presidencia por sorpresa y le dejó el acuerdo a Fernando Martín y luego hubo elecciones; y la otra porque en las encuestas salía muy mal valorado). Ancelotti es un técnico al que en España se le etiqueta como defensivo por el simple hecho de ser italiano, pero su Milan nunca jugó al catenaccio, más bien al contrario. Tampoco fue defensivo en el Chelsea ni lo está siendo en el Paris Saint Germain donde la afición le ha escrito una carta para que siga. Y ayer en Radio Montercarlo informaban de que iba a ampliar su contrato con el PSG por dos temporadas. Pero Ancelotti quiere venir al Madrid, el acuerdo es total y cuando consiga desvincularse del PSG (el jeque se lo pondrá difícil) se anunciará su contratación, salvo sorpresa mayúscula.

Ancelotti es el elegido de Florentino Pérez por más que se filtre una lista de más técnicos incluyendo el nombre de Jupp Heynckes, Jurgen Klopp (el presidente le considera buen entrenador de jugadores jóvenes) y André Villas Boas (su nombre aparece para fastidiar a Mou). Extraña bastante que en esa lista de posibles sustitutos de Mou no se incluya desde hace meses a Rafa Benítez. El entrenador madrileño también ha tenido dos oportunidades de regresar al Real Madrid, donde se formó como jugador y como entrenador, y ambas veces prefirió quedarse en el Liverpool. Pudo ser el entrenador en 2009 y en 2010, pero entonces no lo vio claro y decidió quedare en Anfield por fidelidad a su club y respetar un contrato.

Ahora era el momento del regreso de Benítez al Madrid. Llegaría un entrenador maduro que a su gran conocimiento y valía le ha venido bien hasta el tiempo que estuvo sin equipo entre que dejó el Liverpool y cogió el Inter y desde que se fue del Inter y recaló en el Chelsea de manera interina cuando llegó hace seis meses. Su etapa en el Chelsea concluirá con el equipo en la Liga de Campeones (cuando fichó era quinto), con la posibilidad de ganar la Europa League, y tras jugar dos semifinales (FA Cup y Copa de la Liga), y la final del Mundialito de Clubes.

Sobre Benítez también siempre estuvo el cártel de defensivo. Hizo historia en el Valencia ganando dos Ligas seguidas y una Copa de la UEFA e inventando las rotaciones. Su Liverpool, con el que ganó la Champions más emocionante de la historia en 2005 ante el Milan en Estambul, fue uno de los equipos más goleadores de Inglaterra y su Chelsea ya ha marcado más de 130 goles a favor en los seis meses que lleva. Con un sector de la afición en contra, ha sacado el equipo adelante y aspira a irse con otro título ganado. A Roman Abramovich le costó un par de años ficharle, pero la insistencia de Fernando Torres acabó convenciendo al ruso de lo buen entrenador que es Benítez (aunque luego Rafa ha rotado en exceso al Niño, como ayer en Old Trafford, cuando Torres ha vuelto a rendir a su nivel).

Rafa Benítez conoce perfectamente la filosofía del Madrid porque se formó en la Ciudad Deportiva como futbolista de la cantera y cuando se hizo entrenador, Vicente del Bosque le vio como un técnico de gran futuro y tras formarse siguiendo los métodos de Sacchi y de los mejores técnicos de finales de los 80, inició su exitosa carrera en los banquillos. Benítez conoce el gusto del madridismo y los valores del mejor club del siglo XX. Por eso cuesta entender por qué Florentino Pérez no ha pensado en él para sustituir a Mourinho. Y por qué tampoco se lo ha planteado José Ángel Sánchez, director general del club. Sánchez fue y es el principal valedor de Mou y ahora ha movido la contratación de Ancelotti y en ningún momento ha pensado en Benítez, entrenador al que admiraba y ahora no considera idóneo para dirigir al Madrid. El director general se enamoró de los métodos Mou, quien desprecia y descalifica a Benítez sistemáticamente. 

Rafa Benítez ya sabe lo que es coger un equipo tras el paso de Mourinho. Lo sufrió en el Inter de Milán y sería consciente de lo que se va encontrar tras la marcha del portugués: un vestuario exprimido mental y físicamente y con muchas movidas generadas por la exigente presión y difícil convivencia que genera Mou en su búsqueda de la victoria (también le pasó en su etapa en el Chelsea). Pero a Benítez esto no le preocupa y se considera plenamente capacitado y preparado para dirigir ya al Madrid. El entrenador madrileño considera que si le dan el banquillo de Chamartín y le dan tres años como le han dado a Mou ganaría al menos una Champions. Pero Florentino y José Ángel Sánchez han elegido a Carlo Ancelotti, salvo imprevisto de última hora (¿si no le dejaran salir a Carlo del PSG iría el Madrid a por Benítez?  A día de hoy no es el plan), será el próximo entrenador del Madrid. El italiano es un gran entrenador, que no necesita vivir en una bronca permanente para ganar. Benítez también es otro gran entrenador, también ganador desde el respeto. Y Rafa atesora el valor añadido de conocer la idiosincrasia del madridismo. 

Salvo imprevisto de última hora, que en el seno del club de Concha Espina no se contempla, Carlo Ancelotti será el sustituto de Mourinho en el banquillo del Real Madrid. A la tercera será la vencida porque Ancelotti estuvo a punto de fichar por el Madrid en dos ocasiones (2006 y 2010), pero finalmente no fructificaron las negociaciones (una porque Florentino dejó la presidencia por sorpresa y le dejó el acuerdo a Fernando Martín y luego hubo elecciones; y la otra porque en las encuestas salía muy mal valorado). Ancelotti es un técnico al que en España se le etiqueta como defensivo por el simple hecho de ser italiano, pero su Milan nunca jugó al catenaccio, más bien al contrario. Tampoco fue defensivo en el Chelsea ni lo está siendo en el Paris Saint Germain donde la afición le ha escrito una carta para que siga. Y ayer en Radio Montercarlo informaban de que iba a ampliar su contrato con el PSG por dos temporadas. Pero Ancelotti quiere venir al Madrid, el acuerdo es total y cuando consiga desvincularse del PSG (el jeque se lo pondrá difícil) se anunciará su contratación, salvo sorpresa mayúscula.

Rafa Benítez