Es noticia
Menú
El Tiriti, los pasodobles de Luis Aragonés y el Atleti
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

El Tiriti, los pasodobles de Luis Aragonés y el Atleti

Dami le llevaba los cartones de tabaco a Aragonés. Falleció el pasado martes víctima de una leucemia. El pasado 1 de febrero otra leucemia se llevó a Luis.

Tiriti, Dami, monstruo. ¡Dame un cigarrito! ¡Y salgamos a luchar y ganar!”. Luis Aragonés iba a la habitación de Damián García, uno de los utilleros de la Selección, a cualquier hora de la noche. Durante la fase final de la Eurocopa 2008, Luis apenas durmió. Se pasaba las noches en vela imaginando, diseñando el siguiente partido. Y aquel insomnio competitivo lo compartió con Dami, conocido como ‘tiriti’ por los jugadores a los que les dio el material y los cuidó las botas desde los 15 años en las distintas selecciones. Además de llevar todo el material de la Selección en camión por carretera y luego quedarse toda la concentración junto a Félix y Jesús, entonces, Dami le llevaba los cartones de tabaco a Luis. Dami falleció el pasado martes víctima de un tipo de leucemia. El pasado 1 de febrero otra leucemia se llevó a Luis.

placeholder Dami, arriba, sonríe en el manteo de La Roja a Luis Aragonés tras conseguir la Eurocopa de 2008

En un equipo de fútbol, los actores principales, los artistas, los importantes, son los futbolistas. También cuenta con un papel relevante el entrenador y su equipo de trabajo. Y luego hay alrededor una serie de actores de reparto que son muy necesarios también para que un equipo se convierta en campeón. Uno de esos actores de reparto fue Damián. En la creación de La Roja ganadora se dio mucha importancia a todo el grupo de trabajo. Eso fue la gran labor, entre otras, de Jesús Paredes, la mano derecha de Luis Aragonés. A Paredes formó un grupo de trabajo en el que se daba importancia también a los actores de reparto. Hay más fórmulas para formar grupos campeones (España siguió ganando cambiando la forma de Luis y Paredes), otras de mayor jerarquía y de separación entre jugadores, técnicos y médicos y el resto, pero lo que es seguro es que la que realizó el ayudante del seleccionador fue ganadora. Fue Paredes el que se inventó el Barrio Chino (ver artículo), zona de la mesa donde se sentaban técnicos, médicos y utilleros en la etapa de Luis. Y Aragonés siempre estaba pendiente en repartir los premios entre todos.

Damián García. Damián, además de utillero y transportista de la Selección, montaba eventos y era un gran pinchadiscos. Fue Dami el que puso la música en el fiestón privado que montaron los internacionales, con Luis a la cabeza, la noche en que La Roja ganó la Euro2008. Volaron desde Viena hasta Neustift y en la pizzería del pueblo que había acogido toda la concentración improvisaron una sala de fiestas. Todos los presentes recordaban con una sonrisa enorme el pasado miércoles, en pleno velatorio de Dami, los pasodobles que se bailó Luis Aragonés subido en la barra. Aquellos pasodobles nunca se les olvidarán a los que los vivieron y por esos pasodobles, y por su trabajo infatigable y su talento, siempre serán recordados tanto Luis como Damián. Igual que Tito Vilanova, que se fue la misma semana que el ‘Tiriti’, tras plantarle cara también y pelear con su enfermedad. Tito pasó de secundario de lujo a actor principal y sólo el cáncer le impidió hacer aún más historia sin Guardiola.

Recordando la manera de trabajar y hacer grupo de Luis es inevitable fijarse en el Atlético del Cholo Simeone. La fórmula de este Atleti histórico también pasa por la formación de un grupo de trabajo interconectado entre los artistas y los actores de reparto. El Atlético tiene muy cerca hacer historia y el equipo sigue partido a partido. Después del paso de gigante que dio ayer al vencer en Mestalla, desde el máximo accionista del club hasta el utillero, pasando por el entrenador por supuesto, mandaron un mensaje de humildad y contención. Y empezaron a pensar en el Chelsea. Donde saldrán a luchar y a ganar. Como Luis. Como Tito. Y como el Tiriti¡Descansen en paz!

Tiriti, Dami, monstruo. ¡Dame un cigarrito! ¡Y salgamos a luchar y ganar!”. Luis Aragonés iba a la habitación de Damián García, uno de los utilleros de la Selección, a cualquier hora de la noche. Durante la fase final de la Eurocopa 2008, Luis apenas durmió. Se pasaba las noches en vela imaginando, diseñando el siguiente partido. Y aquel insomnio competitivo lo compartió con Dami, conocido como ‘tiriti’ por los jugadores a los que les dio el material y los cuidó las botas desde los 15 años en las distintas selecciones. Además de llevar todo el material de la Selección en camión por carretera y luego quedarse toda la concentración junto a Félix y Jesús, entonces, Dami le llevaba los cartones de tabaco a Luis. Dami falleció el pasado martes víctima de un tipo de leucemia. El pasado 1 de febrero otra leucemia se llevó a Luis.