El madridismo culpa a Florentino de haber hecho al Barça el mejor club del siglo XXI

Los aficionados del Real Madrid han señalado a Florentino Pérez como el único responsable de que el FC Barcelona se haya convertido en el mejor club

Foto: Iniesta celebra su gol en el Bernabéu. (EFE)
Iniesta celebra su gol en el Bernabéu. (EFE)

Los aficionados del Real Madrid han señalado a Florentino Pérez como el único responsable de que el FC Barcelona se haya convertido en el mejor club en lo que va de siglo XXI. Lo hicieron el sábado en el Santiago Bernabéu con una unánime pañolada y lo hicieron después en las encuestas de las webs de 'As' y 'Marca', además de El Confidencial, en donde el presidente era considerado el culpable de la nueva crisis que vive el Real Madrid, por delante de su entrenador, Rafa Benítez, y de los jugadores.

Florentino Pérez se encuentra en un callejón sin salida tras la incontestable goleada que endosó el Barça al Madrid. Una goleada que escoció aún más que el 2-6 y el 5-0, las otras dos grandes humillaciones de los culés a los merengues en este siglo. La derrota contra el Baça ha provocado una crisis de incalculables consecuencias, que podría provocar incluso la marcha del presidente como en febrero de 2006.

El proyecto de Rafa Benítez ha fracasado en el mes de noviembre. El Real Madrid le fichó porque le hizo un favor al comprarle de una tacada para el Nápoles a Higuaín, Callejón y Albiol. Cerca de 70 millones de euros ingresó el club blanco por ese triple traspaso. Un dinero que le vino sensacional para poder afrontar el fichaje de Gareth Bale. Había que traer al galés sí o sí, y aquel verano de 2013 el Real Madrid se gastó mucho dinero con varias contrataciones, sobre todo con la de Carvajal, Illarramendi e Isco. Aquel favor se lo devolvieron a Benítez permitiéndole cumplir su sueño de entrenar en el Madrid.

Rafa Benítez, presentado por Florentino Pérez como nuevo entrenador del Real Madrid. (EFE)
Rafa Benítez, presentado por Florentino Pérez como nuevo entrenador del Real Madrid. (EFE)

Pero Benítez no ha sido Benítez. Su mano táctica no se vio en el Madrid por ningún lado ante el Barça. Los jugadores saben que se plegó a las ventoleras del presidente desde que firmó y, aunque han intentado respetarle, saben que está amortizado desde que fue a ver a Bale con Gales en su primer viaje como entrenador del Madrid o desde que no se mojó con el no fichaje de De Gea y la no marcha de Keylor Navas. Con la alineación que sacó el sábado ante el Barça, el entrenador quedó de nuevo retratado con el vestuario. Sin embargo, el madridismo no ha señalado a Benítez y sí ha declarado culpable a Florentino.

El vestuario no tiene buena relación con Florentino. Su decisión de echar a Ancelotti enfadó aún más a un grupo que no traga al presidente por la imposición del doctor Olmo contra la voluntad mayoritaria. En esta ocasión no les ha mimado como en la etapa galáctica, pero ni el gran logro de la Décima provocó un reencuentro entre la plantilla y un presidente convertido en director deportivo, que se quedó sin escudos cuando se fueron Valdano, primero, y Mourinho, después.

Florentino se quedó a pecho descubierto y se ha llevado una de esas pañoladas del Bernabéu que derriban a un presidente. Y este miércoles tiene un juicio por el cambio de estatutos que provocó que solo él se pudiera presentar a las últimas elecciones. Si lo pierde, la crisis institucional que vivirá el Madrid será mayor (y real) que la que provocó desde fuera Florentino a Ramón Calderón.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios