Es noticia
Menú
Roures se lleva de calle la Liga con tres pelotazos
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Roures se lleva de calle la Liga con tres pelotazos

El Real Decreto-Ley 5/2015 ha sido una jugada redonda para Mediapro. Desde su posición de privilegio por su relación con Tebas, presidente de la Liga, ha ganado todos los concursos con jugosas plusvalías

Foto: Jaume Roures, presidente de Mediapro, con Javier Tebas, presidente de la Liga. (EFE)
Jaume Roures, presidente de Mediapro, con Javier Tebas, presidente de la Liga. (EFE)

La venta y el reparto centralizado de los derechos televisivos de la Liga española han supuesto un aumento del dinero que percibirán los clubes por este concepto. El Real Decreto-Ley 5/2015 aprobado por el Gobierno de Rajoy el pasado 30 de abril ha provocado el efecto esperado y está siendo bueno para el fútbol profesional. Ha resultado aún mejor para la empresa Mediapro, que con este nuevo escenario y desde su posición de privilegio por su relación con Javier Tebas, presidente de la Liga, ha ganado todos los concursos por goleada. Jugando al pelotazo, eso sí, pero consiguiendo el triunfo en forma de jugosas plusvalías.

Agradeciendo los servicios y porque había captado a la mayoría de los clubes de Primera y Segunda para esta temporada 2015/2016, la empresa liderada por Jaume Roures pegó su primer pelotazo al quedarse como agente exclusivo de la Liga para vender los derechos televisivos en todo el mundo. De repente, la empresa catalana consiguió multiplicar por tres los ingresos por los derechos internacionales: de unos 230 millones de euros que facturó la anterior temporada, en la actual va a conseguir 635. Y por hacer de intermediario, designado por la Liga, Mediapro se embolsa 96,5 millones de euros (50 millones de euros pactados por la venta hasta 450 millones más el 25% de la diferencia entre 450 y el total) por la campaña 2015-16, la primera de un contrato de cinco años. Dado que la Liga prevé un aumento anual de los ingresos extranjeros de 25 a 30 millones al año, la compañía de Roures ingresará unos 500 millones por sus trabajos de intermediación. ¿Podía haberlo hecho otra empresa o realizar la venta directamente la Liga sin intermediarios?

El segundo pelotazo de Roures lo pegó con los derechos de producción. Si los de emisión han salido a concurso, toda la producción de los partidos se la ha dado la Liga a Mediapro sin necesidad de concurso, con todo el dinero que se gana también por este concepto según el acuerdo firmado de manera bilateral por Tebas y Roures el pasado 20 de agosto. Este contrato encomienda a la productora catalana “la realización del servicio de asistencia técnica de producción audiovisual de los partidos y resúmenes, así como el transporte de la señal de los mismos”. Por tanto, hasta 2019 toda la realización técnica de los encuentros solo la puede realizar Mediapro, sin que los operadores de televisión -en abierto o de pago- que han pujado por los lotes en juego hayan podido optar a realizar la producción. ¿Podía realizar la producción otra empresa distinta tras un concurso público? Parece que sí.

Precisamente, este acuerdo ha sido impugnado por la productora Secuoya en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia porque la Liga solo ha sacado a concurso público los derechos de emisión de la competición y no ha hecho lo propio con los de producción para los próximos tres años. Y estos deberían estar sujetos a las mismas obligaciones de licitación en su comercialización. “Ambos derechos, los de producción y emisión, se encuentran incluidos dentro del ámbito de los derechos audiovisuales de las competiciones profesionales de fútbol, los cuales se encuentran dentro del real-decreto ley y de su ámbito de aplicación”, explica en su texto de alegaciones la productora Secuoya.

La propia CNMC ya manifestó su discrepancia en torno al contrato que vincula a la Liga con Mediapro. En noviembre, el regulador afirmó que “podría haber vulnerado el contenido del real decreto-ley en lo relativo a los principios de transparencia y libre competencia en el procedimiento de adjudicación de los servicios de producción, así como en la fijación de sus condiciones económicas”. Entonces avisó que vigilaría con celo la adecuación a la normativa de defensa de la competencia y al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Pero mientras la CNMC estudia la impugnación de Secuoya del contrato en exclusiva de Mediapro con la Liga, Mediapro es la única que explota los derechos de producción.

Y el tercer pelotazo que ha pegado Roures este año ha sido revendiendo el lote de los ocho partidos de Liga (todos menos el partidazo y el que se emite en abierto) a Movistar+. Se apuntaba en varias informaciones que este acuerdo supondría más dinero para repartir entre los clubes. No es así: el dinero que reciben los clubes es el mismo y la diferencia es otra generosa plusvalía generada en poco tiempo, como casi siempre, por Mediapro. Desde luego, Mediapro sostuvo muchos años a Tebas como presidente del G-30 y le alzó a la presidencia de la Liga de Fútbol Profesional; el dirigente ha sido leal y le ha devuelto ese apoyo.

Los millones de abonados de Movistar+ llevaban meses inquietos y preguntando si en su plataforma iban a poder ver la Champions a partir de febrero. Y desde el 2 de diciembre tampoco sabían si la próxima campaña podrían ver la Liga. La pasada semana, Movistar+ y Mediapro llegaron a un acuerdo que parecía cantado hace meses y los abonados futboleros de la plataforma más contratada en España respiraron tranquilos porque tendrán la Champions este curso y todos los partidos de Liga la próxima campaña.

Ese acuerdo es bueno para los aficionados al fútbol en España y es muy bueno para Mediapro, que coloca su canal BeIN Sport en Movistar+. Sin duda, con Roures de míster, el equipo de Mediapro (que gana en derechos más que todos los equipos de la Liga sin contar a Barça y Madrid) se ha llevado la Liga al huerto con tres pelotazos de manual. Es lo que tiene el fútbol directo, que si te sale, ganas por la vía rápida. Más si sabes que te va a salir siempre porque tienes garantizado que pillas el rechace y siempre te impones en la segunda jugada. Para los negocios, todos los empresarios son resultadistas. Y Mediapro, con el apoyo de Tebas y su interpretación del Real Decreto-Ley 5/2015 de 30 de abril, gana por goleada siempre al resto de productoras, agencias de intermediación y creadores de canales.

La venta y el reparto centralizado de los derechos televisivos de la Liga española han supuesto un aumento del dinero que percibirán los clubes por este concepto. El Real Decreto-Ley 5/2015 aprobado por el Gobierno de Rajoy el pasado 30 de abril ha provocado el efecto esperado y está siendo bueno para el fútbol profesional. Ha resultado aún mejor para la empresa Mediapro, que con este nuevo escenario y desde su posición de privilegio por su relación con Javier Tebas, presidente de la Liga, ha ganado todos los concursos por goleada. Jugando al pelotazo, eso sí, pero consiguiendo el triunfo en forma de jugosas plusvalías.

Jaume Roures Javier Tebas Mediapro