Los sindicatos reconocen un posible 'mobbing' en Real Madrid TV

Florentino pidió explicaciones a Antonio Galeano y César Nanclares, los responsables del canal de TDT y presuntos acosadores laborales

Foto:  Una tertulia de Real Madrid TV.
Una tertulia de Real Madrid TV.

Cuando regresó a la presidencia del Real Madrid en junio de 2009, Florentino Pérez diseñó un plan de comunicación cuyo fin último era acabar con los medios de comunicación tradicionales, y para conseguirlo había que potenciar los canales propios del club. El lanzamiento de Real Madrid Televisión en abierto era la guinda de su plan, y lo consiguió poner en marcha en mayo de 2016. Para la obtención de la licencia de TDT y para montar el canal no reparó en gastos y se gastó lo que le costó Griezmann al Atlético, unos 30 millones de euros para empezar. Aunque la cantidad exacta de la inversión y los gastos en un canal en abierto con 0,1% de 'share' de audiencia, vamos que apenas se ve, la explicará y detallará el presidente a los socios, los dueños del club, el próximo domingo en la Asamblea General, el máximo órgano de gobierno del Real Madrid.

Para llevar a cabo su ambicioso plan, Florentino puso en 2009 al frente del departamento de comunicación del Real Madrid a Antonio Galeano por recomendación de su asesor personal Antonio García Ferreras, quien según fuentes próximas al presidente es quien realmente idea y ejecuta todos los movimientos que quiere Florentino en el ámbito de la comunicación (también lo hizo en baloncesto y ‘fichó’ a Messina, pero desde que no hacen caso a sus consejos, el Madrid de Laso se mete en todas la finales y gana casi todo). O sea, que quien da las indicaciones a Galeano, según diversas fuentes, es Ferreras. Cuando regresó a la presidencia en 2009, además de a Galeano, Florentino fichó a Carlos E. Carbajosa y Jesús Alcaide de 'El Mundo' y a Miguel Angel Muñoz de 'Cope', tres periodistas de la cuerda del presidente de ACS que fueron muy críticos con su antecesor Ramón Calderón. Alcaide y Muñoz fueron los directores de Real Madrid Televisión hasta su salida en abierto el pasado 1 de mayo, cuando Florentino los defenestró y decidió poner de responsable del canal a Antonio Galeano, que fichó como mano derecha a César Nanclares.

La situación que están viviendo los trabajadores en Real Madrid Televisión los últimos meses ha sido noticia en varios medios las últimas semanas. Después de despedir a varios periodistas históricos del canal como Javier Bernardo (jefe de redacción), Carlos Mengíbar (jefe de realización), Susana Suárez (jefa de producción), Félix Domínguez (jefe de programación), David Martín (baloncesto), David Sánchez (locutor) o Daniel Asenjo (responsable de cantera), la redacción se reunió el viernes 6 de octubre para quejase a Mariano Rodríguez, el director gerente de Royal Media, la empresa que produce el canal. Los trabajadores de Real Madrid Televisión transmitieron a su superior sus quejas por los malos modos, los gritos y vejaciones a las que les someten César Nanclares y Antonio Galeano, los directores del canal. Tras la aparición de esta información, Florentino llamó a capítulo a Galeano, que no apareció por la redacción del canal (tiene un despacho en el Bernabéu y otro en la redacción del canal situada en la Ciudad de la Imagen) en toda la semana, nada más que un rato el pasado viernes 13 de octubre. Mientras Nanclares, que el lunes no se metió con nadie y estuvo de risitas con Rodríguez por las informaciones que le señalaban aparecidas en 'Vozpópuli' y el 'AS', el martes volvió a gritar y vejar a algún periodista de nuevo.

La nota de los sindicatos.
La nota de los sindicatos.

Numerosos medios de comunicación llamaron a la redacción de Real Madrid Televisión la semana pasada para preguntar por los malos tratos de Nanclares y Galeano. El gerente Mariano Rodríguez prohibió a los trabajadores hablar asegurándoles que tenían cláusulas de confidencialidad en su contrato. Y la delegación sindical de CCOO y UGT sacó una nota informativa, que decía así: 

"Tras los artículos publicados en prensa este fin de semana, queremos comunicar lo siguiente: 

  • Defendemos que ningún trabajador de Royal Media ha tenido nada que ver voluntariamente con los artículos publicados este fin de semana.
  • Que, en nuestra opinión, y aunque estamos totalmente en contra de los despidos que se han producido últimamente, así como de alguno de los comportamientos que se enuncian en dichos artículos y que ya veníamos hace tiempo denunciando a la empresa, debemos extremar las precauciones a la hora de compartir información con personas ajenas a la empresa, con el fin de evitar filtraciones que pueden terminar perjudicándonos a todos”.

10 de octubre de 2016

Delegación sindical CCOO y UGT".

El comité de empresa de Royal Media, empresa que explota Real Madrid Televisión, con esta nota reconoce las acusaciones de 'mobbing' de los empleados, algo que que llevan tiempo denunciando. Eso sí, se alinea con la empresa pidiendo que no haya filtraciones. Después de esas noticias, ha habido varias informaciones que aseguraban que Galeano había echado el marrón a Mariano Rodríguez y que la dirección de Royal Media había llamado a capítulo a su gerente y su puesto podía peligrar como el de todos los empleados que han despedido en las últimas semanas. Mientras, por orden de Galeano y Nanclares, tiene apartados a otros periodistas históricos del canal como Alfonso Villar, Celia Ramírez, Virginia Díaz o David Álvarez

Crisis de ansiedad y renuncias por el mal trato

En la redacción de Real Madrid Televisión se han dado cuadros de crisis de ansiedad y de trabajadores que se han ido porque no soportaban el mal trato. “César Nanclares es el capataz de Galeano. Nanclares tiene constantes y extraños cambios de humor y es muy violento en las formas. Trata a los trabajadores sin ningún tipo de respeto. Los grita, los ningunea, los humilla, por orden de Galeano que a su vez actúa con el consentimiento de los responsables del Real Madrid”, cuenta un trabajador de Real Madrid Televisión. ¿Por qué nadie denuncia a Galeano y Nanclares? “Por miedo al despido. En las últimas semanas han echado a varios periodistas que llevaban en el canal desde su fundación hace 18 años. Les han dado el despido improcedente, 45 días por año. Algunos no se habían enfrentado a los dos mandamases del canal, pero otros sí y les largaron. Luego al pedir explicaciones, Galeano les dice que él no tiene nada que ver, que es cosa de Royal Media, empresa de Mediapro, que decide por su cuenta y riesgo a quien despide. Y eso no se lo cree nadie porque no se mueve un lápiz sin que den su consentimiento Nanclares y Galeano. Igual que llevan la línea editorial al milímetro, también deciden los despidos y las contrataciones”, afirma otro empleado del canal del club de Concha Espina.

Al despacho de Nanclares le llaman “la habitación del pánico". Es habitual verle dar voces a escaso centímetros de la cara de los redactores, con los consiguientes salivazos. Un editor de la tertulia magazine se marchó hace unas semanas después de sufrir crisis de ansiedad porque le insultaban de gravedad repetidamente, día a día. Y decidió irse “cuando estando en el control de realización editando el programa, entró Nanclares ninguneándoles y llegando incluso a zarandearle. Entonces dijo basta y unos días después presentó su renuncia”, explica otra fuente del Real Madrid. “Las llamadas de Nanclares no tienen horarios. Puede llamar a las cuatro de la tarde o a las cuatro de la madrugada y no se nos paga libre disponibilidad. A un redactor y a un editor les tuvo esperando hasta la dos de la madrugada por una entrevista hecha tres horas antes. No dio el OK hasta que no terminó de ver una película en su casa y un partido de España de baloncesto de los Juegos de Río”, cuenta otro conocedor de primera mano de la forma en la que se conduce el director de contenidos del canal. 

“La falta de respeto se acentúa cuando el redactor es mujer. He visto llorar a varias compañeras en la redacción. Y a varios becarios. Además, le propones una idea y se la vende a Galeano como suya”, cuenta otro redactor. “En la gira del Real Madrid por Estados unidos se desentendía de su trabajo, dejando con el culo al aire a los dos cámaras desplazados y al redactor, y se iba a recorrer centros comerciales. En otros viajes al frente de los enviados especiales de Real Madrid Televisión ha montado líos en las tiendas Adidas porque no le han hecho descuentos con el carnet de empleado del Madrid”. Porque Galeano y Nanclares son empleados del Madrid y no de Royal Media como la mayoría de la plantilla. 

Las acusaciones a Galeano también son gravísimas. Ya le pasó con los empleados de la web oficial del club en 2012, cuando recibió una queja del comité de empresa del Madrid y ahora le vuelve a suceder en Real Madrid Televisión. Así lo cuentan dos de sus subordinados en distintos departamentos: “Galeano amenaza a los trabajadores con frases como ‘tardo en encontrar otro como tú lo que tardo en bajar la tapa del ordenador’. ‘Eres un inútil que no merece trabajar para este club’. ‘No sé si eres más tonto, inútil o antimadridista’. Ha evitado el despido en varias ocasiones salvado in extremis por su padrino Ferreras que acaba convenciendo a Florentino”, aseguran varias fuentes.

Además de apuntar que tiran abajo proyectos porque los tienen que hacer las productoras que ellos elijan, “favoreciendo a las de sus amigos”, todas las acusaciones juntas describen un caso de 'mobbing', de acoso laboral, de manual por parte de los responsables de Real Madrid Televisión. Fuentes del Real Madrid aseguraban ayer que Florentino Pérez no tiene conocimiento de lo que está sucediendo, aunque reconocen que sí se puede meter en Real Madrid Televisión “para vetar algún tertuliano”. Si Galeano y Nanclares no tienen que justificar ni reportar sus acciones al presidente ni a ningún responsable del club, ¿a quién rinden cuentas? En la T-4, zona de oficinas del Bernabéu, se bromea que en cuanto el canal del Real Madrid en TDT tenga buenos números de audiencia aparecerá un programa estrella en la parrilla llamado “Al blanco vivo”, dirigido y presentado por Ferreras. También aseguran con sorna que el espacio se llamaría “Limpia y blanca que no empaña’. Y también participaría Eduardo Inda, por supuesto”. Lo que no es para bromas es que un centenar de empleados (con la salida en abierto se triplicó la plantilla) pueda estar sufriendo presuntamente acoso laboral en la redacción de Real Madrid TV... 

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios