Jonathan Viera desquició y logró que expulsaran a Bale llamándole "mono blanco"

Extrañó a cualquier aficionado de la Liga que Bale fuera expulsado por una acción extradeportiva ante Las Palmas. En el vestuario del Madrid, sin embargo, hubo comprensión

Foto: Bale, empujando a Jonathan Viera.
Bale, empujando a Jonathan Viera.

Gareth Bale fue expulsado por agresión a Jonathan Viera. La reacción que tuvo Bale en el partido ante Las Palmas dejó a todos desconcertados. ¿Por qué el galés fue así, de esa manera tan agresiva, a por Jonathan Viera nada más empezar la segunda parte? Resulta que Bale estaba harto porque durante todo el primer tiempo, según contó el propio Gareth en el vestuario, Jonathan Viera estuvo llamándole “mono blanco” y “simio”. En lugar de tranquilizarse en el descanso, Bale no rebajó su indignación y en el minuto 46, nada más salir de la caseta, el galés no pudo contenerse y primero zancadilleó a Viera y luego le empujó, siendo expulsado por roja directa por Fernández Borbalán.

La reacción de Bale fue extraña porque nunca desde su llegada a España se había mostrado como un futbolista irascible y violento. Pero, por lo visto, Viera le desquició y le sacó de sus casillas. ¿Es justificable su reacción? ¿Debería controlarse? Eso es muy difícil para opinar desde fuera. Dentro de un terreno de juego y, aunque suene a tópico, con las pulsaciones al máximo, es muy difícil que un jugador se controle. Y si no lo hace, se le expulsa y luego se le sanciona. Son las reglas del fútbol.

Es cierto que la experiencia y el oficio van puliendo el comportamiento y van aumentando la paciencia de todos los futbolistas. Pero, a veces, por más autocontrol que tenga uno, se le va la olla, como se dice vulgarmente. Y eso fue lo que le pasó a Bale ante Las Palmas. Extrañó mucho su comportamiento y se llegó a especular que quizá se había enfadado por la reunión que tuvieron los jugadores en el descanso, en la que los defensas pudieron reprochar a la BBC que no ayudaban en defensa. Pero su enfado no vino por eso.

Un caso de racismo

Por aquello de los códigos, Gareth Bale no ha querido que trascendieran los supuestos insultos que le dispensó Jonathan Viera. Pero de un entorno a otro se ha acabado conociendo su versión, que parece muy verosímil, en el sentido de que algo grave le tuvo que decir el futbolista canario para reaccionar de una manera tan agresiva. Se puede debatir si ese pacto de que lo que pasa en el campo se queda en el campo es recomendable para el fútbol. Porque es verdad que si se produjeron esos insultos, estamos ante un caso de racismo. Como en otros casos podrían ser insultos homófobos o discriminatorios.

Pero el fútbol ha funcionado perfectamente con sus códigos. Si el periodismo se entera de lo que ha pasado en el campo, y cada vez hay más medios porque hay muchas más cámaras alrededor de un partido, es también su deber contarlo. Otra cosa es que se deba tomar medidas o no contra el futbolista que lo hace, mucho más si al que se lo hacen no quiere contarlo. Además, se puede dar el caso de que sea la palabra de uno contra la del otro si no se recogen los hechos a través de las cámaras.

[Lea más noticias de fútbol]

El caso es que, sin juzgar a Jonathan Viera, el motivo por el que Bale se desquició ante Las Palmas pudo ser que el canario hizo chanza sobre su físico comparando su rostro con el de un primate. El futbolista canario -que a través de su cuenta de Twitter ha señalado que no insultó al jugador blanco- lo hizo para sacar ventaja y consiguió su objetivo, porque forzó la expulsión del rival. Se puede discutir si el fin justifica los medios, por supuesto. Pero ese es el otro fútbol. Una vertiente del juego que no agrada cuando se conoce, pero que existe y que sirve para buscar la victoria. Al debatirlo fuera del ámbito del fútbol, se llega a conclusiones distintas que si se hace en un entorno futbolero. Bale no lo ha hecho público y ha asumido los dos partidos de sanción que le impusieron tras su expulsión. Seguro que la próxima vez se contiene. O supera al que le pica con una de sus cabalgadas de purasangre y marcando un gol. Que es la mejor manera de callar a los que pican e insultan. Eso es fútbol.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios