Simeone debería compaginar el Atlético con dirigir a la selección de Argentina

En Argentina se considera que si te llama tu selección, tienes que dejarlo todo, por eso la mejor solución y la salida más justa para Simeone sería que el Atlético le permitiera compaginar

Foto: Simeone es un candidato a dirigir a Argentina. (Reuters)
Simeone es un candidato a dirigir a Argentina. (Reuters)

Diego Pablo Simeone se ha visto obligado a decir que no a la llamada de Argentina en dos ocasiones en los últimos nueve meces. Sucedió el pasado mes de julio, cuando el Tata Martino dejó de ser el técnico de la albiceleste y el primer candidato de todos los que sonaron fue Simeone. Si le llamaba su selección, podía desvincularse unilateralmente del Atlético porque así se lo permitía su contrato, pero después de haber dudado si seguir tras la derrota en la final de la Champions ante el Madrid, no se vio con fuerzas para dejar su club por su selección. Ahora le ha vuelto a pasar lo mismo con la destitución de Edgardo Bauzá. El Cholo era de nuevo el elegido y se ha visto obligado otra vez a decir que no a su selección.

Todo hubiera resultado más sencillo para Simeone si el Atlético le hubiera permitido compaginar su cargo de entrenador con el de seleccionador argentino. El propio Cholo lo manifestó en alguna entrevista del pasado año, asegurando que los mejores entrenadores deberían poder entrenar a los mejores clubes y a sus selecciones. Y tiene toda la razón don Diego Pablo. El entrenador argentino está plenamente capacitado para desarrollar ambas funciones. Y los aficionados del Atlético estarían de acuerdo con esta concesión a su gran ídolo, que se habría ganado este privilegio después de haber construido el mejor Atlético de la historia. En su etapa en el Madrid, Mourinho insinuó la posibilidad de compaginar el banquillo madridista con el de Portugal y entonces aquella propuesta no fue recibida muy bien por una gran parte del madridismo. En el caso de Simeone, esto no ocurriría porque todos los atléticos están a muerte con su entrenador y nadie le discute ninguna decisión que toma.

El entrenador argentino está plenamente capacitado para desarrollar ambas funciones. (EFE)
El entrenador argentino está plenamente capacitado para desarrollar ambas funciones. (EFE)

Precisamente desde que se hizo con las riendas del equipo colchonero en diciembre de 2011, Simeone se ha tomado vacaciones en todos los parones de selecciones, muchas de estas veces ha viajado a Argentina, y su rendimiento al frente del Atlético no ha mermado por haber disfrutado de estos días libres, que serían los mismos de los que dispondría si compagina el Atlético con la albiceleste.

En la última tanda de entrevistas que concedió el mes pasado, Simeone comentó que le gustaría ser seleccionador cuando fuera mayor ('grande', se dice en argentino), como lo hizo Luis Aragonés con España. Rápidamente los líderes de opinión de Argentina le recordaron que dos años después del Mundial 2018 cumplirá 50 años y que ya sería “grande” para dirigir la albiceleste. Porque en las tertulias televisivas y radiofónicas de Argentina, en las que se habla con gran pasión de su selección, en las últimas horas están arreciando las críticas a Simeone por su segunda negativa a dirigir a Argentina, justo cuando la albiceleste pasa por un mal momento al no tener garantizada su clasificación para la fase final del Mundial de Rusia, que se celebra en 2018.

Evidentemente, la AFA (asociación de fútbol de Argentina) no puede competir con el merecido salario galáctico que tiene Simeone en el Atlético (es uno de los entrenadores mejor pagados del mundo). Pero allí en Argentina se considera que si te llama tu selección, tienes que dejarlo todo, más allá de connotaciones económicas. Por eso, la mejor solución y la salida más justa para Simeone sería que le Atlético le permitiera compaginar su cargo de entrenador colchonero con el de seleccionador de Argentina.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios