La Selección de Lopetegui no interesa, en la Federación todos quieren salvar su culo

La España de Julen Lopetegui se la juega ante Italia sin el apoyo de una Federación en estado de shock por las detenciones de Ángel María Villar y Juan Padrón

Foto: En la imagen, Julen Lopetegui y Ángel María Villar. (Reuters)
En la imagen, Julen Lopetegui y Ángel María Villar. (Reuters)

Las detenciones de Ángel María Villar y Juan Padrón han sumido en una crisis de incalculables dimensiones a la Real Federación Española de Fútbol. La opinión pública ha condenado sin juicio al presidente y vicepresidente de la RFEF y hasta sus máximos defensores les quieren dar pasaporte (el próximo viernes forzarán a Villar a dimitir). Pero en toda la crisis nadie ha reparado en la Selección española de fútbol. La polémica puede afectar al equipo nacional y Julen Lopetegui se encuentra muy preocupado por cómo puede influir en el ánimo de la Roja la detención y graves acusaciones a Villar, su hijo Gorka y Padrón.

El seleccionador hará pública esta semana la lista de convocados para el decisivo partido ante Italia del próximo sábado 2 de septiembre en el Santiago Bernabéu (el martes 5 juega en Liechtestein). En el interior de la Federación todo el mundo anda ocupado en cómo salvarse y que no le salpique el escándalo de corrupción que tiene a Villar al borde del KO por primera vez en 29 años en la presidencia. Parece que a nadie en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas le preocupa si España se mete o no en el Mundial de Rusia 2018.

Y si no llega a ser por la Selección española, Villar y Padrón no hubieran podido desarrollar su peculiar manera de gobernar la Federación con favores y arbitrariedades en función de la simpatía que les transmitían las distintas federaciones territoriales. Ese sistema clientelar por el que se perpetuaron en el poder se afianzó después de los triunfos de España en la Eurocopa 2008, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. Gracias a los triunfos de Luis Aragonés (Villar no quería contratarle, pero por fortuna se vio obligado y Gaspart pudo firmarle) y Vicente del Bosque, la Federación multiplicó su facturación y con ese dinero se pagaron todos los favores necesarios para mantenerse en el poder.

David Villa y Fernando Torres formaron una gran pareja de ataque. (Reuters)
David Villa y Fernando Torres formaron una gran pareja de ataque. (Reuters)

Villa, Torres, Mariano...

Lopetegui se encuentra muy preocupado ante el partido de Italia. No cuenta con el apoyo federativo necesario para encarar un partido en el que España se juega evitar la repesca porque todos en la Federación están preocupados por si los imputados que irán desfilando ante el juez les imputan a ellos (hay temor, se piensa que en cuanto empiece a hablar uno, se van a acusar unos a otros). La lista que debe confeccionar el seleccionador no es sencilla porque siempre es así en la fecha de selecciones de septiembre, ya que los futbolistas llegan con la pretemporada recién hecha y con un pico de forma bajo generalmente.

Delantero titular para Lopetegui, Diego Costa llega sin haber competido por el pulso que mantiene con el Chelsea para que le deje marcharse al Atlético y lo normal es que no entre en la convocatoria. Morata se presume como titular, aunque su pretemporada ha sido irregular por su fichaje con el Chelsea. Llegan emergentes Sandro y Mariano, dos buenos delanteros, pero sin la experiencia necesaria para jugársela en un partido vital. En el entorno de la Selección hay voces que piden el regreso de Villa y Torres para dar buena cuenta de Italia, aunque en principio el seleccionador no parece partidario de recuperar a campeones del mundo, pero en su cuerpo técnico sí hay quien le quiere convencer para ello. Marcos Alonso, espectacular en el Chelsea, también debe aparecer entre los elegidos.

En la imagen, Julen Lopetegui y Gerard Piqué. (EFE)
En la imagen, Julen Lopetegui y Gerard Piqué. (EFE)

Preocupación con Gerard Piqué

El estado anímico de los jugadores del Barcelona también es un hándicap para Lopetegui. Existe preocupación con Gerard Piqué y esperan todos que utilice su gran coeficiente intelectual para no hacer esta vez declaraciones previas provocativas y evitar que una parte del Bernabéu le silbe, como ha sucedido en los últimos años en los partidos de España, bien porque le reprochaban su antimadridismo confeso, como afirman unos, bien porque le reprochaban su posicionamiento a favor del derecho a decidir en su Cataluña natal, según otros. El caso es que el 'factor Piqué' también preocupa de cara al partido de Italia.

[Más noticias de fútbol]

Lopetegui hará la mejor lista para ganar a Italia e intentará trasmitir a los jugadores toda la tranquilidad posible para que se aíslen de la crisis que se vive en la Federación tras las impactantes detenciones de Villar y Padrón. Juan Luis Larrea, sustituto provisional de Villar en la presidencia, ha estado alejado del vestuario en las últimas fases finales y quizás no sea el interlocutor oportuno con los internacionales. Ante la ausencia de una persona de la Federación que pueda tranquilizar a los jugadores, deberá ser personalmente Lopetegui el que deba hacerlo. ¡Suerte y al toro, Julen!

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios