Benzema, el enchufado de Zidane, un desperdicio e impostor de Curro Romero

Benzema ha hecho partidos de Balón de Oro. Y seguirá haciendo partidazos de 'crack', pero cada vez son más sus actuaciones para olvidar. ¿Desde cuándo el 9 del Madrid no debe marcar goles?

Foto: Esta temporada, Benzema ha marcado seis goles en 24 partidos. (Reuters)
Esta temporada, Benzema ha marcado seis goles en 24 partidos. (Reuters)

Lo de Karim Benzema ya pasa de castaño oscuro. Que el 9 del Real Madrid no haya sido jamás pichichi después de nueve temporadas en el club es algo que solo se le puede permitir al mítico Santillana, que se tiró 17 temporadas sin serlo, pero sus cabezazos poderosos suspendido en el aire le convirtieron en el ídolo de una generación. Sus defensores dicen que Benzema no tiene por qué marcar goles porque para eso está Cristiano Ronaldo. ¿Desde cuándo el 9 del Madrid no tiene que marcar goles? En el Barça, Luis Suárez fue pichichi y Bota de Oro en 2016 estando Messi...

Lo de Karin Benzema solo se puede explicar porque es el enchufado de Zidane. En todos los colectivos en los que hay un responsable, sean equipos de fútbol, equipos de trabajo o clases de alumnos, siempre hay un enchufado, uno que le cae mejor al 'profe', al monitor o al entrenador, y cuenta con un trato de favor respecto al resto. Eso hace Zizou con Benzema. Primero poniéndole a la altura de sus compañeros de siglas, porque de la BBC, Cristiano está por encima de los otros dos y Bale por encima de Benzema en calidad y en precio. Pero para Zidane la BBC es innegociable y la alineará hasta el final. De esta declaración de principios el más beneficiado es Benzema, quien, por cierto, no fue sustituido el sábado ante el Levante. Zidane sí quitó a Bale y a Cristiano antes de la conclusión del partido, cuando el Madrid no juega partido entre semana.

Benzema fue el único integrante de la BBC que jugó los 90 minutos contra el Levante. (Reuters)
Benzema fue el único integrante de la BBC que jugó los 90 minutos contra el Levante. (Reuters)

La obra de arte de Benzema

Lo de Karim Benzema no hay por dónde cogerlo. Por más que se le quiera justificar y amparar su rendimiento en una acción magnífica en cada temporada. La del año pasado fue aquella de irse de tres centrales del Atlético en el Calderón, una escena cuya fotografía con el cielo del Madrid sobre el histórico estadio del Manzanares parecía un lienzo de Velázquez. Una obra de arte la jugada, ayudado por la pusilanimidad de Savic, Godín y Giménez por no hacerle falta en el lateral del área, la escena y la foto, aunque hay que recordar que no fue ni asistencia porque Kroos no marcó tras su centro y fue Isco quien hizo el gol tras recoger el rechace de un paradón de Oblak.

Lo de Karim Benzema es para hacérselo mirar. Con los líos que ha tenido con el carné de conducir cual Pierre Nodoyuna de 'Los autos locos', estrellándose en Navidad en cualquier destino paradisiaco o yendo a 10 por hora por dentro de La Finca o reventando los radares de la M-40, no ha habido ni un toque de atención por parte de los dirigentes del Madrid, que tienen al francés, que parece más un rapero que un futbolista por su indumentaria, como su niño mimado.

En todos los colectivos en los que hay un responsable, siempre hay un enchufado, uno que le cae mejor al 'profe' y cuenta con un trato de favor

Lo de Karim Benzema es un caso también en Francia. Recordemos que Didier Deschamps no le convoca con la selección francesa por estar acusado de un presunto chantaje con un vídeo de contenido sexual a su compañero de selección Mathieu Valbuena. El Madrid cerró filas con él, con Florentino y Zidane a la cabeza, pero en Francia prefieren no llevarle a la selección hasta que no se aclare en los tribunales si es culpable o inocente de la supuesta extorsión.

Un desperdicio

Lo de Karim Benzema es un desperdicio. Porque no hay nada que dé más rabia que ver que un chaval superdotado para ser un superclase del fútbol no aproveche todo su talento para llegar mucho más lejos. Benzema ha hecho partidos de Balón de Oro. Y seguirá haciendo partidazos de 'crack', pero cada vez son más sus actuaciones para olvidar.

Lo de Karim Benzema es de un impostor de Curro Romero. Al mítico torero sevillano le seguía una corte de seguidores por toda España para no perderse esa faena mágica que podía cuajar en cualquier momento el Faraón de Camas. A ver si ibas a dejar de ir un día y se salía don Curro. Veían la mayor parte de las veces caer más almohadillas que cortar orejas al maestro sevillano. Eso cada vez pasa más con Benzema. Seguro que le quedan faenas mágicas. Pero mientras llegan, se ha pulido a Higuaín, a Chicharito, a Morata… y se ha quedado sin competencia. Es el enchufado de Zidane y también lo ha sido de Florentino (el padre de Karim enseñó el camino al padre de Neymar cuando le fichó el Madrid en 2009). Karim Benzma ha tenido más oportunidades que ningún otro delantero centro en la dilatada y laureada historia del Real Madrid. Karim Benzema ha tenido más oportunidades que El Platanito.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios