Bale se cae de la BBC y piensa en marcharse del Real Madrid

El delantero galés, suplente el pasado miércoles en el partido de Champions contra el PSG, salió por la zona mixta mordiéndose la lengua y con sombra de fastidio entre las cejas

Foto: Bale fue suplente el pasado miércoles en el partido de Champions contra el PSG. (Reuters)
Bale fue suplente el pasado miércoles en el partido de Champions contra el PSG. (Reuters)

¿Cuántas orejas ha cortado Bale en el Real Madrid? ¿Qué faenas grandes se recuerdan del galés en casi un lustro vestido de blanco? ¿Cuántas veces ha abierto la puerta grande del Bernabéu? Echando la vista atrás, solo se recuerda su jugadón en la final de la Copa del Rey de 2014 ante el Barça en Mestalla, cuando superó en carrera a Bartra. Es cierto que luego marcó el 2-1 en la final de Lisboa, pero de la Décima se recuerda el gol de Ramos en el descuento, que aunque fue el empate se considera el tanto de la victoria porque se sabía que el Atlético no aguantaría en la prórroga porque se había caído a cachos en el tiempo reglamentario.

Aquel golazo de Bale en Mestalla dio una Copa del Rey, pero se antoja poco bagaje para el fichaje más caro en la historia del Real Madrid. Cierto es que no ha tenido fortuna con las lesiones y se ha perdido muchos partidos, porque su calidad, potencia y velocidad son indudables, pero pasados los años y vista su amortización, se puede decir que su precio fue excesivo visto su rendimiento. Todo lo contrario a Cristiano Ronaldo, cuya inversión se ha visto multiplicada con goles hasta convertirse en el máximo goleador de la historia del Madrid y en tres Champions League.

Zidane había afirmado que la BBC era intocable, pero ante el PSG dejó a Bale en el banquillo. (EFE)
Zidane había afirmado que la BBC era intocable, pero ante el PSG dejó a Bale en el banquillo. (EFE)

La BBC... es la CCC

El invento de la sigla BBC, muy mediático y resultón, y aún más en comparación a la MSN del Barça de Luis Enrique, ha permitido tanto a Bale como a Benzema vivir a la sombra de Cristiano Ronaldo, porque el que sostenía y sigue sosteniendo la sigla es Cristiano, mientras Benzema se mantiene en el once por un favoritismo descarado del entrenador y Bale ya se ha caído de la BBC al ser suplente en el partido más importante de la temporada (ya lo fue en la final de Cardiff, pero entonces salía de una lesión).

Zidane escenificó ante el PSG que la BBC ya no es innegociable. Y que el primero que se cae es Bale. Y visto cómo acabó el equipo, no es una barbaridad afirmar que el Madrid juega mejor y más equilibrado con la C sola acompañada de Isco y Asensio, de quien se recuerdan, por cierto, mejores acciones que Bale a base de golazos, pese a llevar menos tiempo y ser suplente habitual y no titular por decreto amparado por pertenecer a la sigla BBC.

Gareth Bale no se esperaba la suplencia. Sus gestos evidenciaron ese enfado que roza la ira, ese mosqueo que siente el futbolista cuando no entiende ser suplente. No salió al rondo de antes del partido con el resto de suplentes, realizó el calentamiento a medio gas, fue andando hacia el banquillo cuando le llamaron para salir, se marchó el primero sin esperar a saludar a la entregada afición del Bernabéu al concluir el partido mientras sus compañeros lo hacían y salió por la zona mixta mordiéndose la lengua y con sombra de fastidio entre las cejas.

Las lesiones han impedido a Bale tener continuidad en sus cuatro temporadas y media en el Real Madrid. (Reuters)
Las lesiones han impedido a Bale tener continuidad en sus cuatro temporadas y media en el Real Madrid. (Reuters)

El cambio de Bale

El pasado miércoles pudo ser el día en que Bale decidiera marcharse del Madrid. Llegó con la idea de optar al Balón de Oro, de competir con Cristiano por el cetro del madridismo y meterse en el podio de los mejores del mundo junto a Messi. Cinco años después, Neymar le ha quitado el sitio y Zidane le acaba de descabalgar de la BBC, lo que invita a pensar que Bale se querrá marchar del Madrid el próximo verano y solo se lo podría impedir que sea Cristiano el que fuerce su marcha. Además, desde el club están analizando su rendimiento esta campaña con lupa para decidir si le traspasan a final de curso.

Bale es un pura sangre. Uno de los mejores futbolistas del mundo. De eso no hay duda. Pero en el Madrid no se le recuerda una gran actuación salvo la de aquella noche en la que superó a Bartra en potencia y velocidad. Sus problemas físicos le han mermado. Y tampoco se ha integrado. No es de recibo que después de casi cinco años en España no se exprese en castellano cuando habla públicamente. Da la sensación de estar de prestado y con el pie en la escalerilla del avión deseando regresar a Reino Unido desde que llegó. Aún le queda tiempo de entrar a matar después de una buena lidia. Aún puede liderar al Madrid en las victorias, pero parece que Zidane ha elegido a Benzema por delante de él. A ver quién puede más de los dos como niño mimado del presidente, que siempre apostó por que el galés superaría a Cristiano y ganaría el Balón de Oro, algo que a día de hoy se antoja una utopía. Igual Florentino decide que se marchen los dos a final de temporada. O no.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios