Marco Asensio y ese intangible llamado 'La noche madrileña'

Desde las oficinas del Real Madrid están preocupados por el rendimiento en la presente temporada de Marco Asensio, jugador en el que hay puestas muchas esperanzas

Foto: Marco Asensio con la camiseta del Real Madrid. (Reuters)
Marco Asensio con la camiseta del Real Madrid. (Reuters)

A veces, después de un partido, los aficionados se encuentran a los jugadores de su equipo en un bar copas. En esos encuentros caben dos reacciones radicalmente opuestas: si su equipo ha ganado, sus ídolos son unos fenómenos y son jaleados por esos hinchas que les piden selfies… y hasta les invitan a un trago. Si su equipo ha perdido, esos mismos aficionados les reprochan que hayan salido a tomar algo y les ponen de golfos para arriba. Eres un “monstruo” o un “borracho” en función del resultado del partido. Puro resultadismo.

Existe un intangible que los clubes madrileños nunca tienen en cuenta a la hora de hacer las fuertes inversiones que realizan al fichar a un jugador. Pueden gastarse 30, 40, 50, 60 millones euros, o más, en un futbolista que cuando llega a Madrid se puede perder en ese fenómeno que debería tener epígrafe propio en la contabilidad y que se denomina 'La noche madrileña'.

La millonaria inversión se puede ir al garete si el futbolista le pilla el gustillo a los numerosos lugares de ocio que existen en la capital española para divertirse y se recoge a esas “ambiguas que mezclan al borracho y al madrugador”, que cantaba Sabina. Los jugadores son mayores de edad y no se les puede poner un marcador fuera del césped. Se confía en su criterio para saber cuidarse y elegir cuando es el momento adecuado para alternar. Pero los clubes saben que algo tienen que hacer para controlar a jóvenes que ganan una pasta y a los que les gusta divertirse como a cualquiera.

No se trata de que los futbolistas no salgan

No se trata de que los futbolistas no salgan. Lo pueden hacer perfectamente. La inmensa mayoría son grandes atletas y deportistas contenidos y sacrificados, porque de otra manera resulta imposible llegar y triunfar en la élite. El problema surge cuando después de haberse sacrificado para llegar, una vez en la meta, descubren de repente los placeres de salir de fiesta, algo que en Madrid se puede hacer todos y cada uno de los días de la semana.

Acotando a los últimos cinco lustros, en ese intangible de 'La noche madrileña' se han perdido futbolistas de la talla de Wesley Snejder, Mesut Özil, Royston Drenthe o James Rodríguez. No es cuestión de mirar solo al Real Madrid porque se podría añadir recientemente algún nombre de su vecino colchonero como Luciano Vietto.

Marco Asensio y Theo

Ese intangible de 'La noche madrileña' ha podido provocar el bajo rendimiento también de Isco en su periodo de adaptación al Real Madrid, así como que la inversión del Madrid para quitar a un canterano del Atlético como Theo Hernández desembocara en una cesión un año después del lateral izquierdo a la Real Sociedad. Theo no salía solo sólo y es vox populi en los mentideros capitalinos que Marco Asensio era uno de sus compañeros de correrías.

Según fuentes del club, ese puede ser el problema de Asensio para hacerse con la titularidad del Real Madrid. En Concha Espina, que ya ha trasladado a todo el personal a las nuevas oficinas de Valdebebas, existe preocupación por el estado de forma del mallorquín. Se hizo una gran apuesta por él renunciando a intentar el fichaje de Hazard con el fin de que continuase su progresión para convertirse en galáctico patrio y después de apenas tres meses de competición se empieza a dudar de la decisión de poner todos los huevos en la cesta de Asensio.

En este caso no se iría al traste una inversión enorme porque Asensio fue un gran fichaje por su bajo coste (apenas 5 millones de euros), pero la preocupación es real. Han sido varios los futbolistas que han cambiado de aires por haber bajado su rendimiento al conocer esos garitos de ayer y hoy como el ‘Buda’, la Posada, el Garamond, la Joy y tantos y tantos otros, porque en Madrid, a diferencia de Barcelona y el resto de ciudades de España, hay bares abiertos para salir todos y cada uno de los días de la semana y en todos y cada uno de los barrios.

Raúl y el Barnon

En los 90 hubo un local muy conocido llamado Barnon frecuentando también por muchos futbolistas de Madrid y Atleti. Fue allí donde se vio mucho a Raúl González Blanco, pero se le dejó de ver después de una rueda de prensa que dio en el Hotel Emperatriz para pedir perdón no se sabe muy bien de qué. Raúl, desde entonces, dejó de alternar tanto y forjó su gran carrera dentro del Real Madrid.

No se puede impedir a los futbolistas salir, ni se les puede poner un detective, pero tampoco es lógico que después de hacer una fuerte inversión, desde los clubes no estén pendientes de ese intangible llamado ‘La noche madrileña’ que ha truncado el éxito a unos cuantos peloteros de nivel en los últimos años. Por algo ‘La Movida madrileña’ fue, es y será famosa en todo en el mundo.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios