El utópico trueque Neymar-Griezmann y la guerra de Real Madrid y Atlético en fichajes

Los dos equipos madrileños realizarán una fuerte inversión en el próximo mercado de fichajes. Merengues y colchoneros coinciden en su interés por algunos jugadores

Foto: Enrique Cerezo y Florentino Pérez charlan en el palco del Metropolitano antes del inicio de un partido. (EFE)
Enrique Cerezo y Florentino Pérez charlan en el palco del Metropolitano antes del inicio de un partido. (EFE)

Real Madrid y Atlético de Madrid están listos para la reconversión. Ambos deben acometer profundas reformas en sus plantillas. Cada uno por distintos motivos, pero deben configurar nuevos equipos para optar a ganar la Champions League y la Liga. Y para ello pueden contar con un mínimo de 500 millones de euros para gastar cada uno solo contando con el dinero que ingresen por sus ventas. A saber, el Madrid puede alcanzar esa cantidad con los traspasos de Bale, Isco, Varane, Kroos, Marcos Llorente, Mariano y Benzema. Y el Atlético lo puede lograr por las ventas de Lucas Hernández (ya realizada, por 80 millones de euros), Saúl, Vitolo, Giménez, Costa, Griezmann, si alguien paga los 130 millones de su cláusula, y Rodrigo, que cuesta 80 millones de euros, que se unirían a las salidas que parecen cantadas de Godín (¿por qué no se queda el uruguayo?) y Filipe.

¿Serán capaces Zidane (junto a Florentino) y Simeone (junto a Miguel Ángel Gil) de montar un nuevo equipo invirtiendo el dinero logrado por traspasos? Zinédine Zidane ya ha dejado claro que quiere a Hazard y a Pogba. También va a por Mané. A Florentino le gusta José María Giménez, central del Atlético, pero para ficharle debería pagar los 105 millones de euros que tiene de cláusula de rescisión. Sería cuestión de negociar la contratación por parte el Atlético de Marcos Llorente, jugador por el que ya ofreció 50 millones de euros en el verano de 2017, pero el presidente del Madrid no se lo quiso vender, sobre todo si el Manchester City pagara la cláusula de Rodrigo. Pero esas operaciones cruzadas entre Madrid y Atlético son casi imposibles que se hagan salvo por el importe de la cláusula y, en ese sentido, las cláusulas de rescisión que pone el conjunto rojiblanco a sus jugadores siempre son más asequibles que las de los futbolistas merengues.

El Manchester United podría ser el destino de varios de los futbolistas que han puesto en el mercado Madrid y Atlético. Saúl Ñíguez es el 'box to box' que busca el equipo de Old Trafford y al compartir representante con Gareth Bale no sería extraño que el galés también acabar en el United. La negociación por Pogba podría incluir cambio de cromos con Bale e, incluso, con Toni Kroos. La salida de Saúl parecía improbable antes de Navidad, pero Simeone le dijo a Gil Marín en enero, cuando le pidió que hiciera lo imposible por retener a Lucas, que pusiera al español en el mercado. El centrocampista internacional tiene mucho mercado y, aunque su idea no era salir del Atlético, probablemente puede acabar marchándose. Bale tiene pie y medio fuera del Madrid, como demuestra que Zizou no se moje con su continuidad cuando le preguntan.

Bale y Saúl tienen pie y medio fuera de sus equipos. (EFE)
Bale y Saúl tienen pie y medio fuera de sus equipos. (EFE)

Diego Costa dio un paso de gigante para ser traspasado con su injustificable expulsión del sábado en el Camp Nou. Su regreso ha sido un error. Costó 65 millones de euros repescarlo y apenas ha rendido y ha estado más tiempo lesionado que jugando. Dejar al equipo con 10 en el partido decisivo por insultar al árbitro, por más que en el Camp Nou se sabe que los arbitrajes son muy caseros en este siglo XXI, es motivo para ponerle en el mercado y prescindir de él. Simeone le ha mimado, pero el hispanobrasileño no le ha devuelto la excesiva confianza, al revés, le ha defraudado. Llevaba amagando meses con irse a China y lo normal es que el Atlético le traspase.

¿Trueque Griezmann-Neymar?

El Atlético debe acertar con el delantero que fiche: toda vez que se quedará en propiedad a Morata, debe firmar a otro punta de ese nivel. Antoine Griezmann está a gusto en el Atlético, pero su cláusula de rescisión de 130 millones de euros (¿por qué le pusieron esta cláusula si no es para venderle?) le hace ser una pieza apetecible en el mercado. El interés del PSG lleva a pensar en una utópica operación que pasaría por un trueque con Neymar, dado que el Atlético tendría músculo financiero para pagar la ficha del astro brasileño. Porque el Atlético podría fichar a un primer espada si sale Griezmann, ya que podría pagarle una ficha galáctica. Igual que el día en que Simeone decida irse (porque se irá cuando él decida marcharse) podrá fichar al entrenador más caro del mundo. En Italia aseguran que el Cholo quería fichar a su hijo Giovanni para el Atlético, pero en el club niegan rotundamente esta posibilidad, por más que Gio es un pedazo de delantero que podría jugar en el Atleti —con el Cholo y sin el Cholo en el banquillo—. Pero, quizá por el revuelo que se ha montado en el Madrid por la decisión de Zidane de poner a su hijo Luca, en el Atlético ni se planteen el fichaje del hijo de Simeone (tiene dos chavales más que, si todo va bien, van a ser también grandes jugadores).

Volviendo al Madrid, la opción de Neymar y Mbappé es la que buscaría Florentino Pérez si el Paris Saint-Germain estuviera dispuesto a vender a sus dos estrellas, hecho que en el caso del brasileño no podrá ser hasta 2020, y parece que con el francés sucede lo mismo. Lo que ha extrañado a muchos madridistas es que Florentino no haya ido a por las dos estrellas del Atlético. El año pasado, por 200 millones de euros (100 y 100), se pudo llevar a Griezmann y Oblak, y ni lo intentó por fortuna para los atléticos, que habrían sufrido un golpe —tan duro como el que supuso la marcha de Hugo Sánchez en los años ochenta— del que habrían tardado tiempo en recuperarse. Parece que en el Madrid siguen sin mirar a ’Grizou’ (así le llaman en su selección, según se ve en el excelente documental que le ha hecho Netflix a Griezmann) ni a Oblak, cuya mejora de contrato se hará pública en breve y no se entendería que no le subieran la cláusula al menos a 200 millones de euros después de su nueva exhibición ante el Barça el pasado sábado.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios