La víctima Sergio Busquets y su nuevo rol en el Barça

Sergio Busquets está atravesando esta temporada por una situación poco habitual, en la que combina suplencia con titularidad. Para Ernesto Valverde ha dejado de ser un fijo en su once inicial

Foto: Sergio Busquets durante esta temporada con el brazalete de capitán. (EFE)
Sergio Busquets durante esta temporada con el brazalete de capitán. (EFE)

El próximo mes de julio se cumplirán diez años de la mayor gesta de la Selección española de fútbol. En el año 2020 se cumplirán diez años del primer y único mundial que ha ganado España. En estos diez años se han retirado Valdés, Puyol, Arbeloa, Marchena, Capdevila, Alonso, Xavi, Torres o Villa. Casillas lucha con su corazón para no hacerlo, pero está cerca del adiós. Otros como Ramos, Jesús Navas, Albiol o Juan Mata siguen dando guerra. Igual que Pepe Reina, que está para ser titular en el Milán, Fernando Llorente se lo curra en el Nápoles, Pedrito apura su contrato en el Chelsea, Javi Martínez aguanta de central en el Bayern y Cesc Fábregas porfía en el Mónaco. O Piqué, que sigue de titular en el Barça y organizando la Copa Davis. Y Andrés Iniesta sigue dando clases marginales en Japón.

Mientras, uno de aquellos 23 grandes de España pasa por un momento malo en su equipo. Sergio Busquets ya no es titular indiscutible en el Barça. Su caso es muy simbólico porque ejemplifica el cambio de estilo en el equipo azulgrana a la vez que también explica la tendencia del fútbol actual. Las suplencias cada vez más habituales de Busquets indican que ya no es referencia el fútbol de toque, de posición y posicional que dominó el planeta fútbol con la Selección española y el Fútbol Club Barcelona de estandartes, con el récord de Eurocopa 2008, Mundial 2010 y Eurocopa 2012 con Luis Aragonés y Del Bosque y el récord de los seis títulos den un años en 2009 de Pep Guardiola (que estuvo a punto de igualar Luis Enrique en 2015).

Busquets es víctima del cambio de tendencia. Ahora los equipos que triunfan son los que dominan las transiciones, tanto la defensiva como la ofensiva. El Liverpool de Klopp es el máximo exponente de ese fútbol y ha logrado la Champions y el Mundialito de Clubes en 2019 y opta a ganar por primera vez la Premier League, que no ha ganado este título desde que empezó a ser Premier. De hecho le saca un buen puñado de puntos al City de Guardiola, que está empezando a adaptarse al fútbol de transiciones que se está imponiendo.

Los rumores en el Barça

Hay rumores en Can Barça sobre si Busy está dudando marcharse porque parece claro que en ese fútbol de transiciones que también se va imponiendo en el Barça, cuyo estilo de juego ahora es el que marca Messi, no tiene un puesto fijo y un futbolista como el chileno Vidal tiene más opciones de ir entrando. En el entorno del Barça siempre ha habido intoxicaciones, como en todos los entornos, y probablemente Busquets lo que hará es asumir su nuevo rol sin estridencias y con elegancia, igual que juega. En 2018 renovó su contrato hasta 2023 y su objetivo es cumplirlo.

Sergio Busquets, este pasado sábado. (EFE)
Sergio Busquets, este pasado sábado. (EFE)

En aquel Mundial 2010 de Sudáfrica el gran debate que se abrió tras la derrota en el primer partido de España ante Suiza fue sobre si Busquets debía ser titular junto a Xabi Alonso. Rápidamente salió al paso tajante Vicente del Bosque para declarar el 22 de junio de 2010: “Si yo fuera de nuevo jugador me gustaría parecerme a Busquets”. El seleccionador cerró el debate y Busy fue campeón del mundo con España como titular el 11 de julio de 2010 en el Soccer City de Johanesburgo. En esta década ha sido indiscutible. Ahora, con 31 años, ya empieza a ver muchos partidos desde el banquillo.

Sergio, como pone en su camiseta, formó con Iniesta y Xavi una de los mejores línea de medios de la historia del fútbol, como la del Brasil del 82 con Toninho Cerezo, Socrates y Falcao, con Zico por delante. Busquets, Xavi e Iniesta tenían en el Barça por ahí cerca a Messi y en la Selección tenían arriba la espectacular dupla de delanteros Villa y Torres. Busquets ya no tiene a su lado a Xavi e Iniesta, ni en el Barça ni en la Selección. Queda la duda de si no juega mucho de aquí a final de temporada le llamará Luis Enrique para la Eurocopa 2020. Hay que ver también cómo se recicla el seleccionador para el fútbol de transiciones que se impondrá también con España y ya lo empezó a ir en su última convocatoria de mayo de 2019 cuando llamó a Fabián y puso de titular a Kepa. Busquets competirá con Rodrigo por ese puesto con España. El madrileño también se está adaptando con Guardiola a ese fútbol de transiciones. Busy se adaptará a lo que venga. Aseado, pulcro, elegante y dando soluciones, igual que juega. Así asimilará y cumplirá Sergio su nuevo rol.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios