Por qué el Madrid de Flo está por encima del Barça de Messi y el Atlético de Simeone

En Liga, el Madrid ha estado por delante de Barça y Atleti porque nadie en el club está por encima de la institución. Ni Ramos, ni Benzema ni Zidane. Ni siquiera su presidente, Pérez

Foto: Florentino abraza a Zidane tras cosechar el campeonato de Liga. (Cordon Press)
Florentino abraza a Zidane tras cosechar el campeonato de Liga. (Cordon Press)

Cuando el Real Madrid decidió desprenderse de Cristiano Ronaldo, parecía una decisión equivocada. Prescindir del mejor goleador de su historia y no fichar a otro goleador iba a debilitar la plantilla. Florentino Pérez y José Ángel Sánchez decidieron no firmar ningún delantero y apostar por Karim Benzema y Gareth Bale. Estaban convencidos de que entre el francés y el galés meterían los mismos goles que marcaba Cristiano. Exactamente no fue así, sobre todo con Bale, pero Benzema sí mejoró su rendimiento, hasta el punto de merecerse ahora los elogios que le habían dispensado.

Con la decisión de permitir la marcha de Cristiano, el Madrid demostró que el club está por encima de cualquier jugador, técnico o dirigente. Es cierto que el equipo echó en falta los 50 goles que anotaba de media el portugués, pero sin esos goles le ha dado para volver a ser campeón de Liga. En este siglo XXI, del Madrid salieron Hierro, Raúl y Casillas cuando eran sus grandes capitanes. Y pasará lo propio con Ramos si el defensa sevillano no acepta las condiciones de renovación que le propone el club de ir prorrogando año a año su contrato.

El Real Madrid está por delante de Barcelona y Atlético, sus dos grandes rivales, porque nadie dentro de la institución está o se cree por encima del club. El Madrid diseñó una política deportiva por la cual ficharía a promesas emergentes para renovar la plantilla como Odegaard, Vinícius, Valverde o Rodrygo, y cedería a canteranos para que se formaran o para venderlos, como Achraf o Mayoral. Se dice que el Madrid ha vendido por cuestiones económicas a Achraf, y así es, pero no porque tenga problemas financieros sino para evitar tenerlos y dar viabilidad al proyecto.

Benzema y Ramos, dos de los hombres clave para el Madrid esta temporada. (Reuters)
Benzema y Ramos, dos de los hombres clave para el Madrid esta temporada. (Reuters)

La situación en Can Barça

El Madrid mantiene la línea marcada y no da tumbos. Recibe críticas por el plan establecido, pero no lo modifica, no tiene pensado fichar a ningún jugador para la próxima temporada y refrescará su plantilla con los refuerzos que ha ido fichando.

En el Barça, la situación es otra. La planificación brilla por su ausencia y los fichajes realizados han sido un fiasco, como Coutinho, Dembele o Griezmann. Además, al contrario de lo que ocurre en el Madrid, su gran estrella, Leo Messi, se encuentra por encima de la institución. El Barça es más que un club, pero menos que Messi. El conjunto culé se encuentra sumido en un caos institucional, con su presidente, Bartomeu, en huida hacia adelante para intentar ganar todos los títulos posibles en su último curso en la presidencia, sin escatimar recursos, pero firmando jugadores sin orden ni concierto ni estrategia alguna, tanto en fútbol como en baloncesto.

Se informó hace unas semanas de que Messi no iba a renovar en 2021 por lo desastroso de la situación y la errática planificación. El propio Messi estuvo muy crítico tras la derrota ante el Osasuna. Y el Barça se encuentra en una encrucijada con su gran estrella dudando sobre su futuro y pidiendo una mejor gestión.

Simoene da instrucciones durante el último partido entre el Atlético y el Barça de Messi. (EFE)
Simoene da instrucciones durante el último partido entre el Atlético y el Barça de Messi. (EFE)

La sombra del Cholo

En el caso del Atlético de Madrid, Simeone también está por encima de la institución. El excelente trabajo realizado por el argentino ha provocado que el Atlético se clasifique ocho años de manera consecutiva para la Champions, con el consiguiente beneficio económico que supone disputar esa competición y pasar de la fase de grupos. Ese logro indiscutible le ha convertido en el entrenador mejor pagado del mundo, quedándose con un pellizco importante de la tarta que se genera por la consecución de objetivos, y lo va a seguir siendo todo el tiempo que quiera mientras consiga ser tercero o cuarto de LaLiga. Pero, en ningún caso, el Cholo tiene la exigencia de ganar un título y su figura se ha colocado por encima del club, con un poder que nunca había tenido un entrenador en la historia del Atlético.

Hasta tal punto manda, que es el Atlético de Simeone y todo lo que se hace en el club tiene que ser autorizado por él. Aunque en el tramo final de temporada, antes y después del parón, el que ha tomado las riendas ha sido Miguel Ángel Gil, que juntó al equipo en actos de convivencia y tras el confinamiento les dijo que ninguno era titular y les prometió una prima de más de cinco millones de euros por lograr el objetivo de ser terceros o cuartos. El consejero delegado hace todo lo posible para que el líder Cholo logre el objetivo marcado. Y le permite estar por encima del club y que maneje hasta la política informativa a su antojo, algo que permite Miguel Ángel Gil para evitar que se enfade y se marche, por más que no ha tenido ni tendrá una oferta que se aproxime a lo que percibe en el Atlético.

Real Madrid, Barcelona y Atlético volverán a competir en agosto para intentar ganar la Champions. La puede ganar cualquiera de los tres: pero en la Liga el Madrid ha estado por delante de Barça y Atleti porque nadie en el club está por encima de la institución. Ni Ramos, ni Benzema ni Zidane. Ni siquiera su presidente, Florentino Pérez.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios