La España de Machado, la España de Luis Enrique, la España de la rabia y de la idea
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

La España de Machado, la España de Luis Enrique, la España de la rabia y de la idea

'La Roja' debutará en la Eurocopa tras una previa marcada por la polémica tras la ausencia de Sergio Ramos en la lista definitiva y la vacunación de los convocados

placeholder Foto: Luis Enrique dirige la última sesión preparatoria antes del enfrentamiento frente a Suecia. (EFE)
Luis Enrique dirige la última sesión preparatoria antes del enfrentamiento frente a Suecia. (EFE)

España debuta hoy en la Eurocopa ante Suecia. Por fin empieza a rodar el balón después de tres semanas de debates y polémicas por una lista sin madridistas y sin Ramos, por el positivo de Busquets y por la vacuna, con Janssen y Pfizer, que consiguió Rubiales para los internacionales sobre la bocina. Los días previos al inicio de una fase final traen siempre discusiones de los que están a favor del seleccionador y sus decisiones y de los que están en contra.

Se suele instalar el nerviosismo en la delegación española. Les ha ocurrido a tipos de fútbol como Luis Suárez, nuestro Balón de Oro, en el Mundial 90' y antes al mismísimo Miguel Muñoz, el técnico español más laureado de la historia. Sucedió con Javi Clemente durante casi una década con una división propiciada por el enfrentamiento de dos bloques mediáticos, uno a favor y otro en contra. Con Camacho sucedió en la Euro 2000 y el Mundial 2002 y con Iñaki Sáez en la Euro 2004.

placeholder Sergio Ramos y Luis Enrique, en una sesión de entrenamiento. (EFE)
Sergio Ramos y Luis Enrique, en una sesión de entrenamiento. (EFE)

También pasó con Luis Aragonés en el Mundial 2006, tras el cual se pidió su marcha. En este sentido, antes de la Eurocopa 2008 el clima era irrespirable por la no convocatoria del entonces capitán Raúl y por el menosprecio a unos futbolistas que luego salieron campeones. Y con Del Bosque sucedió después de que ganara el Mundial 2010 y la Euro 2012 cuando no fue tan bien a la Selección en el Mundial 2014 en Brasil y la Euro 2016 en Francia. Por tanto, la polémica alrededor de Luis Enrique no es nada nuevo. Se repite cíclicamente, cada fase final.

Trasladándolo a la política y a la convivencia es algo muy español. En España siempre hay dos bloques que se enfrentan. En el fútbol, también. No se trata solo de que unos estén esperando a Luis Enrique y otros no, porque si no sale bien serán todos los futboleros los que critiquen. Se trata de discutir todas las decisiones de un entrenador en función de los colores de cada aficionado, siendo los del Real Madrid mayoría y muchos de ellos enfadados porque no hay ningún jugador del Madrid.

Foto: Luis Enrique sonríe en una rueda de prensa. (EFE)

En el fútbol caben todos los debates. Si juega este portero o este delantero, si este sistema es muy defensivo o es muy endeble y sin pegada. Vale todo al hablar del juego. El problema es cuando se mezclan otros aspectos de la sociedad. Eso ha sucedido con la vacunación de la Selección cuando se han puesto en contra algunos políticos, curiosamente los por su ideología no pasa que exista una selección de fútbol de España.

Vacunar a los jugadores españoles que van a representar a su país en la Eurocopa no ha sido ningún acto de 'enchufismo' ni de privilegio porque el ritmo de vacunación de la población española es muy bueno y esas 43 vacunas utilizadas para los internacionales, inoculadas por las Fuerzas Armadas, no se las han quitado a ningún español. Pero criticar al fútbol y a los futbolistas es algo populista y maniqueo.

placeholder Pedri muestra la cartilla de vacunación tras recibir su dosis. (EFE)
Pedri muestra la cartilla de vacunación tras recibir su dosis. (EFE)

El poema de Antonio Machado 'El mañana efímero' se puede utilizar para todas las facetas de la sociedad y la idiosincrasia española. Los más conocidos versos de ese poema son los de 'La España de charanga y pandereta'. En cuanto a la Selección, a la España de Luis Enrique también la podemos ver como los últimos versos de ese poema: “Mas otra España nace, la España del cincel y de la maza, con esa eterna juventud que se hace del pasado macizo de la raza. Una España implacable y redentora, España que alborea con un hacha en la mano vengadora, España de la rabia y de la idea”.

Esa España, la de Luis Enrique, espera unir de nuevo y vertebrar a un país entero. Como en 2008, 2010 y 2012. Por el fútbol, sí. ¡Viva el fútbol! ¡Puxa Asturias! ¡Y viva España!

Luis Enrique Eurocopa Selección Española de Fútbol