El juego, el gran perjudicado de las batallas judiciales que vive el fútbol
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

El juego, el gran perjudicado de las batallas judiciales que vive el fútbol

Los conflictos que vive el deporte amenazan su futuro a causa de unos actores que buscan incrementar su porción de la tarta. La FIFA y la UEFA, en el punto de mira

placeholder Foto: El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el presidente de UEFA, Aleksander Ceferin. (EFE)
El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el presidente de UEFA, Aleksander Ceferin. (EFE)

La Superliga, la nueva Champions, el partido de los lunes, las fechas FIFA de Sudamérica, un Mundial cada dos años, concursos de acreedores, Fair Play Financiero, Clubes-Estado, el partido de Miami, la Supercopa en Arabia Saudí, el fondo CVC… De un tiempo hasta parte, todo son conflictos en el fútbol español, europeo y mundial. Todo está enfangado y judicializado. Cada paso que se da se discute y se acaba en un pleito.

placeholder Gianni Infantino, presidente de la FIFA, dialoga con Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (EFE)
Gianni Infantino, presidente de la FIFA, dialoga con Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (EFE)

El fútbol es el único sector que funcionó sin contratiempos en el siglo XX. Mientras la humanidad se enfrentó en dos guerras mundiales y decenas de conflictos regionales, el fútbol mantuvo las relaciones y unió países en Mundiales y Eurocopas, torneos en los que se enfrentaban países que habían combatido en sangrientos conflictos bélicos.

El buen funcionamiento del fútbol se fundamentó en la solidez de las instituciones que lo gobernaban como la FIFA, a nivel mundial, y la UEFA a nivel europeo. El enorme crecimiento económico que ha tenido el sector en este siglo XXI está provocando que todos quieran aumentar su porción de la tarta. Los clubes para financiar sus plantillas y FIFA, UEFA y resto de confederaciones para seguir promocionando el fútbol y financiando el fútbol formativo y modesto.

Un enfrentamiento mundial

La disputa llega entre las competiciones de clubes y las competiciones de selecciones. Y las competiciones de clubes también compiten entre las nacionales y las internacionales. Y, de todos estos conflictos, el que sale perjudicado es el espectáculo porque afecta al artista de esta disciplina que es el futbolista. Bien es verdad que a los jugadores llega mucha parte de la tarta y que se busca dinero para sus fichas, pero al final si los jugadores juegan 70 partidos por temporada es imposible que se vean buenos partidos de fútbol.

placeholder El Brasil-Argentina de las eliminatorias sudamericanas fue un esperpento. (Reuters)
El Brasil-Argentina de las eliminatorias sudamericanas fue un esperpento. (Reuters)

Algunos dirigentes del fútbol buscan el bien de la organización que dirigen sin pensar en el bien común del fútbol. Con tantos intereses económicos, buscar el consenso cada vez se antoja más complicado. Y los cismas en el fútbol parecen inevitables, como pudiera ser la llegada de la Superliga como competición privada.

Las reglas del fútbol, como sus reglas del juego, apenas se han modificado desde su invención en el siglo XIX. Todo el que se apuntaba a ser parte del fútbol como jugador o como club o como dirigente sabía que se debía regir por sus normas, renunciando a recurrir para dirimir los conflictos a la jurisdicción ordinaria. Todo indica que todo este sistema que ha funcionado y ha ido perfeccionándose con casos con el de Bosman o la creación de un tribunal de arbitraje como el TAS, va a saltar por los aires.

En estos días inciertos para la sociedad en general, en el fútbol también se vive un desasosiego que puede acabar en que el balompié deje de ser el mejor deporte del planeta tierra. Eso de que interesen solo los mejores momentos de un partido, los 'highlights', y que hay que buscar la fórmula para atraer a los que no les gustan ver los 90 minutos son ideas buenas para el marketing y los nuevos gustos del consumidor más joven, pero lo que no se puede modificar es la dinámica de un partido de fútbol que es un guion siempre abierto, en el que puede pasar de todo.

Foto: Gianni Infantino, presidente de la FIFA, junto a Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (EFE)

Por supuesto que hay que estar abiertos a la innovación, a las nuevas tecnologías, a la implantación del 'Big Data', a llevar el fútbol a los nuevos relatos y las nuevas plataformas y nuevos comunicadores. Hay que buscar la fórmula para que el fútbol llegue a la chavalería, que tiene ya su smartphone desde los diez añitos más o menos de media, con buenos resúmenes.

Pero para ello, el fútbol debe seguir manteniendo sus normas, sus reglas, aunque se reorganicen sus competiciones. Lo primero que hay que hacer para que entre todo el calendario es reducir equipos en las ligas domésticas y organizar mejor las competiciones de selecciones, pensando sobre todo en la salud de los futbolistas, porque si se le explota el espectáculo será peor y seguirá habiendo tantos empates y prórrogas y penaltis.

Foto: Una exposición de videojuegos en Londres. (EFE)

La grandeza del fútbol como espectáculo, teniendo en cuenta las exigencias económicas de una industria tan fuerte, exige responsabilidad a sus dirigentes para mantener su esencia y su atractivo. Los Tebas, Ceferín, Infantino, Rubiales, Florentino y compañía deben buscar el consenso. No son maneras el decir bravuconadas, como el presidente de la UEFA, y ocurrencias faltonas por Twitter, como el presidente de LaLiga, y poner juicios a diestro y siniestro, actuando sin estilo y sin respeto a la institución que presiden. Esas formas están lejos del juego limpio, del fair play que debe ser la seña de identidad del fútbol y que se le exige a todos los actores del fútbol.

Luis Aragonés propuso una gran sentada en el fútbol español cuando asumió el cargo de seleccionador nacional. Luis pretendía que entre todos los actores del fútbol, entrenadores, jugadores, aficionados, periodistas y dirigentes, buscaran acuerdos para mejorar el fútbol español y la Selección española. En estos días inciertos, el fútbol necesita una gran sentada. A nivel mundial, europeo y español. Más temprano que tarde.

Fútbol UEFA FIFA