Luis Enrique siente la presión de tener que clasificar a España para el Mundial de Qatar
  1. Deportes
  2. Mata-dor
Javier Gómez Matallanas

Mata-dor

Por

Luis Enrique siente la presión de tener que clasificar a España para el Mundial de Qatar

La Selección, que ha jugado las últimas once copas del mundo de forma consecutiva, se juega esta semana ante Grecia y Suecia estar en el primer mundial que se jugará en otoño

Foto: Luis Enrique, en rueda de prensa tras anunciar la convocatoria. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Luis Enrique, en rueda de prensa tras anunciar la convocatoria. (EFE/Rodrigo Jiménez)

España se juega esta semana la clasificación directa para el Mundial de Catar que se celebra dentro de un año. En la rueda de prensa sobre la lista de convocados para los partidos ante Grecia y Suecia, el seleccionador, Luis Enrique Martínez, reconoció sentir la presión por la obligatoriedad de clasificar a la Selección para la Copa del Mundo. Si no consiguiera la clasificación directa, a España le quedaría la posibilidad de llegar por una complicada repesca que consta de dos eliminatorias que se jugarían la próxima primavera.

La opción de la repesca no se contempla mientras España dependa de sí misma. Y si gana a Grecia y a Suecia, consigue la plaza de forma directa. La posibilidad de no clasificarse para el Mundial 2022 no es un supuesto para la Real Federación Española de Fútbol. La Selección ha disputado los últimos once Mundiales de forma consecutiva. Desde que se quedó fuera del Mundial 74 por el gol de Katalinski, no ha dejado de disputar ni una Copa del Mundo desde Argentina 78 a Rusia 2018.

Luis Enrique reconoce sin medias tintas que se siente presionado porque sería una gran decepción no conseguir el objetivo. La Selección fue semifinalista en la pasada Eurocopa y en la Liga de Naciones fue subcampeona tras perder contra Francia. En las dos competiciones dejó muy buenas sensaciones y optimismo de cara al futuro por la juventud de un equipo formado al antojo del seleccionador. Pero ese futuro prometedor quedaría truncado de no conseguir el objetivo prioritario de la clasificación.

placeholder Luis Enrique, camino a la rueda de prensa. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Luis Enrique, camino a la rueda de prensa. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Un partido complicado en Grecia

El jueves, España jugará en Grecia y no será un partido sencillo. Como no lo es ningún partido de selecciones en la actualidad. El tópico de que no hay enemigo pequeño y que el fútbol se ha igualado mucho es una certeza y en las competiciones de selecciones se ha comprobado viendo como Italia y Holanda no se clasificaban para el último mundial celebrado en Rusia. Los italianos se repusieron y quedaron campeones de la última Eurocopa, pero el palo de no estar en la máxima competición no se lo quita nadie.

El domingo, España jugará el decisivo partido ante Suecia en La Cartuja de Sevilla. El seleccionador cuenta con un plan y un modelo de juego que no variará. Con esa manera de jugar aspira a la clasificación y a llegar muy lejos en el primer Mundial que se celebrará en otoño (se disputará en Catar entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre de 2022). Para ganar al equipo sueco, que contará en la delantera con el prometedor Alexander Isak y el astro veterano Zlatan Ibrahimovic, Luis Enrique no dispondrá de algunos de los 25 jugadores que convocó el viernes. La baja más sensible es la de Ansu Fati, la gran esperanza de La Roja, que ha sido sustituido por RDT, máximo goleador nacional este curso. Ya se quedaron fuera de la lista su gran goleador Ferran Torres, así como Oyarzabal y Marcos Llorente.

placeholder Los jugadores de la Selección tras perder la final de la Nations League. (EFE/Marco Betorello)
Los jugadores de la Selección tras perder la final de la Nations League. (EFE/Marco Betorello)

Dos partidos decisivos

Los dos partidos decisivos llegan con menos ruido en torno a la Selección por la vuelta de un madridista a lista después de ocho meses sin jugadores del Real Madrid en la convocatoria. El regreso de Carvajal apacigua los ánimos y provoca que por ese flanco no se ataque al seleccionador en la semana crucial.

Nadie se imagina un Mundial sin España. De ahí que Luis Enrique sienta la presión de todo un país por lograr el objetivo. Los Busquets, Alba, Koke, Morata y compañía saben lo que se juegan y no quieren fallar. El jueves y el domingo todo el país futbolero estará frente al televisor viendo La1 de TVE deseando escuchar a Juan Carlos Rivero cantar los goles de la Selección que nos metan en Qatar 2022 de forma directa. La suerte de Luis Enrique es la de toda la afición de la Selección española. ¡Aúpa España!

Luis Enrique
El redactor recomienda