El vergonzoso gesto de Rossi: niega el saludo a Márquez y echa más gasolina a la lucha

MotoGP aterriza en Misano para disputar el Gran Premio de San Marino. Tras la debacle de Silverstone algunos equipos trabajaron en mejoras en Motorland, aunque no se esperan grandes novedades

Foto: Rossi y Márquez en Mugello el pasado mes de mayo. (EFE)
Rossi y Márquez en Mugello el pasado mes de mayo. (EFE)

Llegaba Marc Márquez a Misano, localidad cercana al pueblo donde nación Valentino Rossi, con bandera blanca en MotoGP. "Yo querría hacer las paces con Valentino, no tengo ningún problema con él", ha señalado este jueves el de Cervera a la 'TV8' italiana. Posteriormente, en la rueda de prensa de pilotos, la tensión alcanzó su punto álgido cuando el español le ofreció la mano al italiano -junto a él en la mesa- y éste se negó el saludo en son de paz. El ridículo del campeón transalpino se supera en cada capítulo de este culebrón.

Son los últimos coletazos del verano, pero aún quedan bañistas en la playa de Rimini, y cerca de allí está Misano, un escenario especial para MotoGP porque esta parada del GP de San Marino se produce en pleno corazón del motociclismo italiano, en los confines de la Emilia-Romagna, la región del motor por excelencia. Hace décadas, en los alrededores de Misano se disputaban infinidad de carreras durante la primavera. Era lo que se denominaba la Mototemporada Romagnola, una especie de pretemporada por la que pasaba la flor y nata del Mundial: Cesenatico, Cervia, Rimini, Riccione… Todas entre marzo y abril, sirviendo de preparación para el campeonato del mundo.

Aquello terminó hace más de cuarenta años, pero en esta parte de la siempre apasionada Italia, el motociclismo se sigue con un fervor especial. No lejos de allí, aunque ya en la región de Marche, está Tavullia, patria chica de Valentino Rossi (aunque nacido en Urbino), y esa es la razón por la que es tan grande la veneración que existe por Rossi en este circuito. Es mayor aún que en Mugello. De hecho, cuando Misano regresó al Mundial en 2007, el circuito de Mugello acusó un descenso de espectadores, aunque no tardó mucho en estabilizarse y volver a las cifras habituales.

El año pasado llovió en Misano, y Marc Márquez hizo una demostración de pilotaje. Y le pitaron, como era de esperar. Y le volverán a pitar de nuevo, por descontado, pase lo que pase. Es una mala costumbre que no se detiene. Ya se vio el pasado fin de semana en Monza cómo recibieron los tifosi a Lewis Hamilton tras su monumental carrera.

Estos pitidos contra el español se ha convertido en una penosa lacra que acompaña a MotoGP en muchas pistas, pero especialmente en Italia, donde, lamentablemente, siguen teniendo muy presente el incidente producido en Sepang 2015 entre Rossi y Márquez, como si hubiera sucedido ayer. Los pitos de los tifosi han acompañado a Márquez desde entonces, sobre todo en Italia, pero no sólo allí. El de Honda se mantiene inmune a tanto ruido, pero ya va siendo hora de que el único que puede parar este vergonzoso comportamiento, Rossi, lo haga. Al contrario de esto, Vale ha rociado de más gasolina el tema negando el saludo a su rival en pista este jueves.

La resaca de Silverstone y 2019

El fiasco del pasado Gran Premio de Gran Bretaña ha dejado una dura resaca que no sólo afecta al paddock de MotoGP, ya que los organizadores del campeonato británico de Superbike (BSB), que este fin de semana disputará una de sus pruebas cruciales en Silverstone, han decidido emplear el denominado 'National Course' en lugar del trazado de Gran Premio, ante la posibilidad de que se repitan los problemas que padeció el Mundial de MotoGP. Se trata de una pista de sólo 1,6 millas (2.560 metros), menos de la mitad que la pista empleada en el Mundial. Y, mientras tanto, Silverstone anuncia que ha encargado un estudio independiente para depurar responsabilidades.

A pesar del desastre vivido durante la visita de MotoGP, Silverstone aparece como escenario del Gran Premio de Gran Bretaña en el primer calendario provisional de la temporada 2019 que se ha publicado. Y figura sin incógnita alguna, sin las siglas inglesas TBC (to be confirmed/pendiente de confirmar) que en ocasiones aparecen cuando alguna duda se cierne sobre un lugar o una fecha.

Kimiracing, a punto

El próximo Mundial volverá a tener 19 carreras, o al menos lo intentará, después de haber fracasado en su primera tentativa esta temporada. Se mantienen los mismos escenarios que el campeonato está visitando en la presente campaña, mientras que las posibles citas de Finlandia y México tendrán que esperar a otro momento. La pista de Kimiracing no se ha terminado de construir, mientras que el autódromo mexicano necesitará reformas estructurales para adaptar la seguridad a las necesidades de MotoGP.

De momento, hasta 2021, España seguirá contando con cuatro carreras. Luego, ya veremos. Es lo que se viene diciendo desde hace ya varias temporadas, pero a pesar de las dificultades la realidad es que ninguna de las carreras españolas está dispuesta a dejarse caer del calendario. MotoGP es un maná que reporta importantes beneficios gracias al notable impacto económico sobre la zona en donde se alberga la carrera.

Puede que en grandes capitales como Barcelona y Valencia el impacto de MotoGP se diluya y no parezca tan impresionante, pero en Jerez y especialmente en Alcañiz y las comarcas del Bajo Aragón y Matarraña, el Gran Premio proporciona importantes beneficios a un gran número de habitantes. En este sentido, el canon que el organizador paga a Dorna se ve compensado por esa ganancia.

Historias del paddock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios