¿Qué pasaría con el Barça en una Cataluña independiente?

Esto no pretende ser un espacio para la política y mucho menos ahora, cuando todavía humea sangre tras la última irrupción de la política en el deporte...

Foto: Gerard Piqué y el 'Tata' Martino, en la Diada, celebrada este miércoles.
Gerard Piqué y el 'Tata' Martino, en la Diada, celebrada este miércoles.

Esto no pretende ser un espacio para la política y mucho menos ahora, cuando todavía humea sangre tras la última irrupción de la política en el deporte (Juegos, Buenos Aires, dolor, dolor, dolor…), que dejó un erial de llagas y fracaso. Pero en una parte (todavía) del territorio hispánico se celebró la Diada de Cataluña, que es un día grande para esa comunidad, y la palabra que más utilizaron todos los participantes, cientos de miles, fue Independencia. Independencia y Nación. Y parece que esto va en serio, que no se pide la independencia como un helado de vainilla, sino que muchos en Cataluña quieren que esta región o comunidad o territorio, sea independiente de España. De inmediato, la pregunta que planea sobre mis pobres sesos es: ¿Qué pasaría con el Barcelona, F.C. Barça, si Cataluña fuera un estado independiente?

Imagínese la hipótesis: Cataluña independiente, soberana para decidir su presente y su futuro, por tanto con un deporte catalán, con sus clubes de fútbol, con su Liga de fútbol, con sus atletas, sus entrenadores, olímpicamente catalanes. 

Imagínense una Liga Nacional de Fútbol de Cataluña, con sus equipos, sus aficionados, que animarán enfervorizados al club de sus amores, supongo que lo harán mayoritariamente a favor del Barça, aunque me temo que muchos tendrán ahora el corazón más repartido que antes, porque no será lo mismo un Barça-Valencia que un Barça-Sabadell.

Puede que Leo Messi o Neymar se aburran por tantas goleadas y necesiten experiencias más excitantes y fuertesImagínense la Liga Nacional de Fútbol de Primera división catalana, con 16 equipos, o 18 en un arranque optimista: FC Barcelona, Espanyol, Girona, Sabadell, Nástic, Badalona, Reus, Olot, Sant Andréu, Lleida, Hospitalet, Prat, Llagostera… más los históricos Gramanet, Palamós, Terrassa y Figueres. Porque el Barça (B), supongo, no tendría permitido disputar la máxima Liga en Cataluña. Seguro que una selección de fútbol catalana será competitiva, sobre todo con Piqué, Busquets, Sergi Roberto, Deulofeu, Xavi Hernández, Puyol, Verdú, Valdés

Puestos a meternos en el viaje al futuro, imaginemos el duelo en la cumbre, el Superclásico ahora será un Barça-Espanyol. Y metidos en estos derroteros del vaticinio y el pensamiento de máxima independencia, un duelo Barça, que seguiría siendo el coco para todos, con el Llagostera, imaginándonos que, como ahora, los gerundenses sean la revelación del campeonato. O un espectacular clásico Sant-Andréu-Barça. ¿Se colgaría el 'no hay billetes'? En el estadio de la populosa barriada barcelonesa, seguro que sí.

Messi y Neymar en una liga no tan competitiva

Lo que no sé si un Barça campeonísimo de la Liga en Cataluña tendría que sujetarse económicamente a los nuevos tiempos. Una multinacional futbolística como es el Fútbol Club Barcelona, una máquina de hacer dinero, una mina en ventas de camisetas a lo largo y ancho del planeta Tierra, podría seguir manteniendo la hegemonía económica con la nueva coyuntura. Puede que su presupuesto, que ahora ronda los 500 millones de euros anuales, sea algo más flaco, pues me temo que en China o en Qatar o en Nueva Zelanda, ya no interesen tantos los enfrentamientos Barça-Lleida o Reus-Barça, o Barça-Badalona, como los Real Madrid-Barça o Valencia-Barça o Barça-Atlético.

En un espectacular clásico Sant-Andréu-Barça. ¿Se colgaría el 'no hay billetes'? En el estadio de la populosa barriada barcelonesa, seguro que síPuede que Leo Messi o Neymar se aburran por tantas goleadas y necesiten experiencias más excitantes y fuertes. O puede que no, que la adrenalina les suba hasta límites insospechados cuando comience el choque entre el cuadro azulgrana y el Palamós.

Puede que algún jurista avispado o algún muñidor de ideas pretendan combinar una Cataluña independiente con un FC Barcelona dentro de la española Liga de las Estrellas. Pero me temo que las leyes deportivas y jurídicas, nacionales o internacionales, se negarían en redondo. Aludirían al popular “o dentro o fuera”. Porque Mónaco y su estatus principesco no tendrían nada que ver con la pretensión independentista de Cataluña. La UEFA se remitiría al paralelismo con los países de la antigua Yugoslavia.  

Será duro que digieran la nueva situación los aficionados de la Peña Barcelonista de Cádiz o de la Peña Barcelonista de Móstoles o los miles de barcelonistas diseminados en toda Andalucía y centro y noroeste del territorio hispánico. Esos, como siempre en estos casos, seguro que saldrán perdiendo.

No hay Estrellas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios