Benítez bloqueó la marcha de Cheryshev y desbarató el fichaje de Alberto Moreno

Benítez tiró abajo el fichaje de Alberto Moreno, pues considera que el rubio Cheryshev, un zurdo de gran recorrido, mucha velocidad y no exento de clase, puede ser un relevo ideal de Marcelo

Foto: Alberto Moreno durante un partido con el Liverpool (EFE)
Alberto Moreno durante un partido con el Liverpool (EFE)

El fútbol aguarda sorpresas, carambolas, misterios, chascos hirientes y humillantes emboscadas de pintura. Es la grandeza y la peculiaridad del fútbol: que es imprevisible. El protagonismo del cierre del mercado se lo llevó David De Gea y su no fichaje por el Real Madrid, pero setenta y dos horas antes del cerrojazo futbolístico, el ruso Denis Cheryshev preparaba las maletas para marcharse a la Premier League, pues dos equipos de tronío, Livepool y Newcastle, pujaban con una oferta de 20 millones por el zurdo. Pero Rafa Benítez, el entrenador madridista, frenó en seco la salida. Esta decisión conllevó un daño colateral: el fichaje del lateral Alberto Moreno, ex sevillista que juega en el Liverpool, que le ganó la carrera a Álex Téllez, del Galatasaray, que a última hora aterrizó en el Inter. Carambolas.

Todo estaba preparado, con el sigilo dulzón de las noticias sorpresas. Casi un mes de llamadas telefónicas e intercambios de e-mails entre los agentes del futbolista y la casa blanca y, al final, humo negro. Alberto Moreno, el zurdo sevillano que triunfó en el Sevilla hace poco más de dos años, saltó a la palestra internacional, ganó una Europa League con el club de sus amores y, dos horas y media antes de disputar la Supercopa de Cardiff contra el Real Madrid, se tuvo que quitar las zapatillas para coger un avión con destino a Liverpool; no se lo tomó tan mal como antes, ni se le escapó una lágrima y eso que le apetecía la posibilidad de jugar en el Real Madrid y juntarse con su amigo Sergio Ramos. Se marchó el humo y Alberto Moreno se tiene que conformar de nuevo con la neblina matinal en la ciudad deportiva de Melwood, en West Derby, esa que tan bien conoce Rafa Benítez.

Fue él, Benítez, el que desbarató la operación, pero el madrileño se decantó por el rubio Cheryshev, un zurdo de gran recorrido, mucha velocidad y no exento de clase: un futbolista muy aprovechable, llamado a jugar minutos basura en el Real Madrid, pero que a lo largo del ejercicio futbolístico el técnico quiere realizar con él algunos experimentos. Por ejemplo, atrasarlo treinta metros atrás y pulirlo defensivamente. Según cuentan allegados a Rafa, Cheryshev puede ser un relevo ideal de Marcelo, ofrece mejores prestaciones que Coentrao y es jugador de la casa.

Cheryshev, en un amistoso de pretemporada (Reuters)
Cheryshev, en un amistoso de pretemporada (Reuters)

Un duro camino

Benítez tuvo hace poco una extensa conversación con Denis y sin ser muy explícito le dijo que contaba con él, que siguiera trabajando y tuviera paciencia. Ahora no jugará, pero queda mucho terreno para hacerlo y, en definitiva, posibilidad de sentirse importante. El entrenador le prometió al ruso que será uno más del plantel.

Denis Cheryshev se sintió bien con las palabras amables de Benítez y le dedicó una sonrisa como respuesta. Cheryshev, tras dos años de cesión (accidentada estancia en Sevilla y la exitosa de Villarreal), estaba convencido de que un tercer año llegaría con otra camiseta diferente a la madridista. El ruso es un futbolista emocional, pasó momentos muy duros como profesional, y agradece mucho el cariño de su técnico. Hará lo que sea necesario para lucir el escudo del club del Bernabéu.

Lejos de allí, Alberto Moreno se relamía las heridas con sus compañeros del Liverpool, equipo que, tras la marcha de Sterling, sufrió el sábado un duro trompicón. La derrota en casa ante el West Ham (0-3) fue sonrojante. Alberto entró en el segundo tiempo. Al ex sevillista, por el que el Liverpool pagó 20 millones de euros (17 al contado y el resto en variables muy fáciles), se le ha empinado su estancia en la Premier. El sevillano es un jugador de talento, veloz y una zurda de oro, un diamante en bruto que según los expertos marchó a Inglaterra precipitadamente. Pero al Sevilla le hacía falta el dinero y desoyó los consejos de Unai Emery, que pedía contar con el joven futbolista un año más. Según los técnicos, una temporada de estancia en Nervión habría modelado definitivamente a Alberto Moreno.

Descolgado de la Selección, el sevillano lucha por hacerse con un puesto en los 'reds' y por el momento cuenta en las rotaciones de Brendan Rodgers, aunque éste no ha puesto el grito en el cielo cuando le hablaron del traspaso del español. El Real Madrid, según nuestras noticias, no pagaba más de 13 millones por Alberto Moreno. Con todo, el zurdo seguirá en 'Anfield', porque Rafa Benítez bloqueó la operación, prefiere el castizo fútbol del zurdo ruso: Cheryshev.

No hay Estrellas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios