Me han sancionado con 5 partidos por un placaje peligroso: lo admito y pido disculpas
  1. Deportes
  2. Rugby
Patricia García

Rugby Passion

Me han sancionado con 5 partidos por un placaje peligroso: lo admito y pido disculpas

Hace unas semanas, tuve que dar una de las noticias más difíciles en los once años de mi carrera y que me privará de disputar el Campeonato de Europa con las Leonas XV

placeholder Foto: Patricia Rodríguez busca escapar del placaje de su rival australiana en los Juegos Olímpicos de Río en 2016. (Reuters)
Patricia Rodríguez busca escapar del placaje de su rival australiana en los Juegos Olímpicos de Río en 2016. (Reuters)

El pasado 9 de enero, disputando un partido con mi actual club, el Exeter Chiefs, contra el Bristol Bears, protagonicé una acción fortuita, aunque considerada como placaje peligroso por la regulación 9.18 y fui sancionada con cinco partidos, contando los disputados -no aplazados- tanto en la Premier15s inglesa como a nivel internacional con la selección española. Un duro castigo que, sin embargo, acepto y asumo con la deportividad que siempre he predicado e intentado exhibir. Además, quiero dejar claro que no hubo mala intención, ya que fue un lance del juego.

placeholder Patricia García (Aljaz Babnik)
Patricia García (Aljaz Babnik)

Y la verdad es que esta situación que me ha tocado vivir me ha hecho reflexionar bastante. Hay veces que cometemos errores. Hay veces que, debido a las circunstancias, nos encontramos en una situación donde no nos gustaría estar. Realizamos algo de forma desintencionada y fortuita, prácticamente de forma inconsciente, que tiene como consecuencia una noticia para nada deseada. Todas estas situaciones las he vivido en el rugby. Desde sanciones a lesiones, pasando por fallos relevantes, victorias, derrotas... Y creo que todas son circunstancias perfectamente extrapolables a la vida. Metafóricamente, del deporte a la vida y de la vida al deporte.

Aceptar la situación, el primer paso

Una de las conclusiones que saco en claro es que lo primero es aceptar la situación, entender que los acontecimientos se han dado tal cual han sido y que corresponden al pasado. El cual, por mucho que queramos, no se puede cambiar. Aceptar y asumir ha sido un paso muy duro en este momento de mi carrera profesional, pero sin duda ha significado subir el primer escalón.

El segundo es el del reconocimiento. Reconocerte a ti misma, tu acción, tu intención, tu reacción, las consecuencias... Un error no nos hace más que acercarnos a la mortalidad humana que a veces tanto luchamos por destruir. Una acción desintencionada o una lesión que se pudo prevenir son bofetadas del destino que tratan de despertarnos y hacernos entender que todos somos humanos y que, aunque nos gustaría acercarnos a la perfección, en mi caso es una competitividad interna intrínseca por ser mejor, por crecer… Este hito no es real ni nunca llegará. Todos somos mortales, efímeros, vulnerables y agotables. Y así nos lo demuestran estos lances de la vida.

placeholder Patricia Rodríguez trata de avanzar ante su rival italiana en el Campeonato del Mundo de 2017. (Efe)
Patricia Rodríguez trata de avanzar ante su rival italiana en el Campeonato del Mundo de 2017. (Efe)

Y, por si fuera poco, aprender. Andar en este camino incómodo nos lleva casi sin quererlo al aprendizaje, es el tercer paso de esta escalera de crecimiento. Cuando te encuentras en este tipo de situaciones descubres quién está a tu lado y quién no. Descubres los valores que realmente reinan en tu interior, tu alma herida que llora y se queja, mientras te recompones con fuerza interior. Y, si tienes suerte, con apoyo exterior, acabas por aceptarlo, reconocerte y aprender con la mayor humildad que el camino no es de rosas, que el destino nos pone grandes retos y que no somos ni perfectos ni eternos.

Por lo que, disfrutemos. Disfrutemos del presente. Aprendamos. Aprendamos del pasado y soñemos con el futuro, sin olvidar que lo único que verdaderamente existe, que lo único que verdaderamente tenemos, es el presente.

placeholder La reina Letizia recibe la camiseta de la selección española de rugby. (Efe)
La reina Letizia recibe la camiseta de la selección española de rugby. (Efe)

Jasmine, mi rival no sufrió lesión alguna y pudo finalizar el partido en perfectas condiciones. Para mí está siendo un momento duro como los hay en todos los órdenes de la vida, aunque nada comparable con lo que estamos viviendo durante esta pandemia. Después de asumirlo y, por supuesto, disculparme, hace ya tiempo que volví al trabajo para tratar de seguir creciendo y mejorando, en este caso, desde el banquillo, apoyando a las Leonas en nuestra próxima gran cita, el Campeonato de Europa de Rugby 15 que se disputará en Guadalajara los próximos sábados 20 y 26 de febrero. Y con tremendas ganas de, si mis compañeras consiguen revalidar el trono europeo, poder, ojalá, volver con ellas al verde y luchar en marzo por una esperada plaza para el Campeonato del Mundo de Nueva Zelanda 2021.

Nueva Zelanda Selección española de rugby Patricia García