Del oro de Nueva Zelanda a la campanada de Fiji: el rugby femenino sonríe en Tokio
  1. Deportes
  2. Rugby
Patricia García

Rugby Passion

Por

Del oro de Nueva Zelanda a la campanada de Fiji: el rugby femenino sonríe en Tokio

La exinternacional española, Patricia García, analiza el rendimiento de los diferentes equipos medallistas durante los Juegos Olímpicos 2020

placeholder Foto: Las jugadoras de Nueva Zelanda, Francia y Fiji posan con sus medallas en estos Juegos Olímpicos. (EFE)
Las jugadoras de Nueva Zelanda, Francia y Fiji posan con sus medallas en estos Juegos Olímpicos. (EFE)

Por fin han llegado los Juegos Olímpicos para tenernos conectados delante de la televisión, trasnochando o recuperando las emisiones nada más levantarnos, pero todos pegados a la pantalla para disfrutar de la gran cita olímpica. A nivel personal, me hace muy feliz volver a ver el rugby en los Juegos, aunque como citaba en una publicación de Instagram hace unos días, he de reconocer que ha habido algún día duro y la nostalgia se apoderó de mí un buen rato. A la vez, la felicidad de ver a compañeras de los equipos internacionales cumpliendo su sueño y representando a sus respectivos países en el evento deportivo más grande del mundo.

Hoy quiero hacer algunas reflexiones acerca de los equipos, pensamientos que tras verlos jugar y competir me gustaría compartir con todas aquellas personas que estáis disfrutando de los Juegos y muy especialmente aquellas que hayáis visto, o quizás después de leer este artículo, ojalá veáis.

Nueva Zelanda, Oro Olímpico

Si repasamos el palmarés de las Series Mundiales (liga internacional de la disciplina de rugby a 7 que se disputa cada año por todo el mundo) de los últimos cuatro años no nos cabrá mucha duda de que probablemente las conocidas como 'Black Ferns', eran las mayores aspirantes al título, y el deporte, aunque no siempre lo hace, les ha hecho justicia, cinco años después de aquella plata en Río 2016.

Aún recuerdo el momento tan duro, donde Alhambra Nievas, la mejor árbitro española de todos los tiempos y mejor arbitro del mundo en 2016 (lo dice World Rugby, la Federación Internacional de Rugby cuando en 2016 le otorgó dicha mención junto a la leyenda sudafricana Rasta Rasivhenge) despegó aquella incontestable tarjeta amarilla a Portia Woodman, la elegida mejor jugadora de rugby 7 de la década por la World Rugby en la final olímpica. Una decisión que le costó mucho a Nueva Zelanda en aquella final. Las lesiones que ha tenido, alguna bien grave que le han apartado durante muchos meses de los campos de juego y la alegría que me da, aún siendo rivales, de volverla ver en el campo competir a un grandísimo nivel.

placeholder Las medallistas celebran su presea en Tokio. (EFE)
Las medallistas celebran su presea en Tokio. (EFE)

Compañeras como Nial Williams, que aún estando en el 7 inicial de las ‘de negro’ durante varios años (Nueva Zelanda siempre saca a su equipo más potente, en cada partido, de inicio, sea cual sea el rival o el partido) se ha quedado fuera de convocatoria por una lesión en el último ciclo, o la alegría de ver a compañeras de cuando jugaba con Waikato (Nueva Zelanda), por aquel entonces tendrían 16, 17 o 18 años y hoy se han colgado una medalla de oro olímpica en su cuello.

Podría escribir un artículo solo entero de este pedazo de equipo, la capitana Sarah Hirini o la gran líder Ruby Tui, a cada cual más humilde, a cada cual mejor persona; no hace falta más que pasearte por los pasillos o las zonas comunes de una competición internacional para darte cuenta de ello. Siempre tienen buenas palabras, buena energía, apreciación y respeto por toda persona y por cualquier equipo. Sin duda mucho que aprender de las mejores del mundo.

Francia, plata olímpica

Nos pareció una hazaña encomiable cuando eliminaron a la, en su momento, todopoderosa Australia de las semifinales en la Copa del Mundo de San Francisco 2017 y se alzaron con la plata. Lejos de ser un episodio puntual han demostrado con creces un incremento regular de su rendimiento, siendo el único equipo europeo actual en plantar cara de forma sostenida en el tiempo (destaco ‘sostenida’ pues en el deporte y más en el rugby 7s prácticamente todo es posible -aconsejo ver el partido de grupos de la competición olímpica masculina Argentina-Sudáfrica para ver un claro ejemplo-) a las potencias del hemisferio sur.

placeholder France luce la plata. (EFE)
France luce la plata. (EFE)

Aprovecho para mencionar a David Courteix, entrenador y seleccionador del equipo francés desde hace 11 años, quien ha hecho progresar al equipo de una manera progresiva, pero tan sólida como constante; quien ha conseguido sacar lo mejor de sus jugadoras y del equipo. Su liderazgo y su buen hacer parecen indiscutibles cuando escuchas a cualquier jugadora que ha pasado por el equipo; llevar tanto tiempo con el mismo grupo debe ser difícil, pero solo ver la atmósfera que se crea cuando habla en los descansos también lo demuestra. Un hombre con carácter y principios claros, aséptico en cuanto al rendimiento, pero por lo que he podido conocer siempre claro, transparente y que entiende a la jugadora como persona antes de todo.

Fiji hace historia

Doble mención para este gran equipo. El masculino, habiendo conseguido en Río 2016 la primera medalla en la historia de su país en cualquier disciplina deportiva en unos Juegos Olímpicos (detalle curioso que les hicieran un billete de siete dólares) y además, repitiendo la hazaña en Tokyo 2020, simplemente histórico. Como digo, doble mención porque además, ellas, el equipo femenino ha conseguido el bronce olímpico... me atrevería a decir que es uno de sus mejores resultados y desde luego una grata sorpresa que nos alegramos mucho de ver, conociéndoles y pudiendo imaginar lo que está suponiendo para su país. No puedo nada más que alegrarme.

Podría seguir escribiendo unos cuantos párrafos más, dedicándole bonitas palabras a cualquiera de los equipos que han competido en estos segundos Juegos Olímpicos del rugby a 7 en la historia. Mi más sincera enhorabuena a todos ellos, y a ellas por dejarse la piel entrenando, por dedicarse cuerpo y alma, día tras día a representar a su país y dejarlo lo más alto posible, por todos los sacrificios y momentos duros que han vivido.

placeholder Fiji entra en los libros de historia. (EFE)
Fiji entra en los libros de historia. (EFE)

Por aquellas como Canadá que incluso revelándose ante un liderazgo insano y sabiendo que ponían en peligro su sueño, han vencido su miedo y han dejado un futuro mejor a la próxima generación. Por aquellas jugadoras que como la grandísima jugadora Ellia Green, aún habiendo jugado cada una de las competiciones en los últimos siete u ocho años se han quedado fuera de la convocatoria final, por una China que ha hecho un grandísimo torneo, por todos ellos: Brasil, Gran Bretaña, Australia, Argentina, Japón, Irlanda, Kenia, República de Corea, Sudáfrica, EEUU y ROC, mi más sincera enhorabuena, habéis cumplido el sueño.

En estos Juegos, el gran ganador ha sido el rugby.

Rugby Juegos Olímpicos Nueva Zelanda