El fútbol mundial en 2016: de la proeza del Leicester al drama del Chapecoense
  1. Deportes
  2. Tribuna
David Ruiz

Tribuna

Por

El fútbol mundial en 2016: de la proeza del Leicester al drama del Chapecoense

El fútbol internacional estuvo marcado en 2016 por la increíble gesta del Leicester de Ranieri y el accidente de aviación del Chapecoense, pasando por la Eurocopa de Portugal

placeholder Foto: El modesto Leicester City de Claudio Ranieri ganó la Premier League por sorpresa (Reuters)
El modesto Leicester City de Claudio Ranieri ganó la Premier League por sorpresa (Reuters)

Oro / Leicester City

Nadie en su sano juicio (bueno, alguno sí que lo hizo y se forró, demostrando falta de cordura) habría apostado por ver a mediados de mayo levantar la copa de campeón de la Premier al mismo equipo que pocos meses antes eludía el descenso milagrosamente en la última jornada. Pero los sueños en fútbol, por más modesto que seas, nunca pueden considerarse imposibles. El Leicester de Ranieri lo corrobora. Muchas horas de duro trabajo, físico y mental, el triángulo mágico Kanté-Mahrez-Vardy y la decepcionante campaña de los grandes alinearon todos los astros para que se gestara la mayor de las hazañas en el acaudalado fútbol contemporáneo.

Plata / Portugal

Suele pasar, en un deporte tan impredecible como es el fútbol, aquello de alcanzar la meta cuando menos te lo esperas. Eso fue lo que le ocurrió a la selección lusa en la Euro de Francia. Llegó con su gran estrella, CR7, a medio gas tras dejarse el alma en la final de la Champions. Pasó a octavos gracias a la controvertida ampliación a 24 equipos de la fase final, sobrevivió en el alambre ante Polonia y Croacia, para alcanzar la gloria negada en 2004 y 2012 ante un rival superior y sin el concurso de su estandarte, caído en acto de servicio en el arranque de la finalísima de Saint Denis. Por todo ello, sólo cabe decir aquello de ‘Parabens’ Portugal.

Bronce / Islandia

Su brillante fase clasificatoria, sacando de la pista a toda una Holanda, y colarse entre los ocho mejores equipos del Viejo Continente en su bautismo de fuego en una gran competición son ya de por sí méritos más que suficientes para otorgar una presea a la selección que vino del frío. Pero es que además los islandeses llegaron a Francia arropados por una ruidosa cuadrilla de ‘vikingos’, cuya simpatía, buen rollo y saber beber logró que el resto de aficiones se pusieran de su lado toda vez que los suyos fueron cayendo eliminados. Cierto es que Gales llegó aún más lejos que los propios escandinavos, pero también lo es que en sus filas contaron con un tal Bale, un tal Ramsey o un tal Allen. Y también que sus hinchas no lograron ni por asomo el impacto visual y de sonido que 12.000 islandeses haciendo el ya célebre ‘Geiger Sound’.

Oro especial / Chapecoense

El destino, a veces cruel, convirtió en unos pocos minutos el orgullo y la felicidad de una pequeña localidad brasileña en el llanto y dolor de todo un planeta. Gran parte de él descubrió tarde las hazañas en vida del más preclaro ejemplo del fútbol mínimo, ese sin el cual resultaría imposible entender la verdadera grandeza de este deporte. Haber alcanzado la final de la Copa Sudamericana (el equivalente a la Europa League) cuando en 2009 militaba en cuarta división hubiera sido motivo sobrado para incluir a la Associação Chapecoense de Futebol en el podio de los mejores del año. Por desgracia, la indecente gestión de una empresa aérea les abrió las puertas de la eternidad dejándonos un amargo sabor en la boca por no saber nunca si hubieran sido capaces de tocarla otra vez sobre el verde. ¡Descansen en paz!

Hojalata / Argentina

Por segunda Copa América consecutiva, la albiceleste, comandada por Leo Messi, sucumbió en el mismo punto fatídico ante Chile. Una vez más (y ya van…), la doble campeona del mundo fue incapaz de superar esa tara anímica que padece por haber cumplido 23 años sin llevarse un trofeo de prestigio a la boca. Luego vino el numerito del 10 renunciando temporalmente a defender una camiseta que ama por lo que representa, pero no tanto por a quién representa. Su breve penitencia sirvió al menos para que sus compatriotas, en especial aquellos que le tildan de ‘pecho frío’, sufrieran pesadillas imaginando un escenario sin Messi. Sencillamente imposible, aun cuando Brasil te saca los colores, como sucedió el mes pasado, con ‘La Pulga’ al mando.

Asuntos a seguir en 2017

Copa de las Confederaciones. Ese torneo puente entre Mundiales al que la Roja estaba últimamente abonado por habernos malacostumbrado a ganarlo todo, volverá a escena el próximo verano con Rusia en calidad de anfitriona y nosotros esta vez como espectadores neutrales. Alemania, Chile y Portugal se perfilan como las únicas selecciones con el fuste necesario para pelear por la corona que detentan los brasileños desde 2013. Los de casa ni están, ni se les espera. Tampoco es mucho lo que se espera de este examen previo a una Copa del Mundo, la de 2018, envuelta en un océano de dudas motivadas por los reiterados recortes económicos hechos por el Comité Organizador desde que el rublo se fue a pique. No son pocas las voces que aseguran que Rusia aparcó su faraónico proyecto mundialista el día que Putin logró el sí de Blatter. En junio lo sabremos.

Atajar el renacido 'hooliganismo'. Debe ser una de las prioridades de gobiernos y autoridades deportivas en el año que está a punto de comenzar. Los lamentables sucesos acaecidos en varias sedes durante la pasada Eurocopa, en los que estuvieron implicados hinchas radicales de, al menos, 13 selecciones, unidos a las batallas campales que se han desatado en varias ciudades (Madrid, Sevilla, Varsovia, Roma, Amsterdam…) con motivo de la disputa de encuentros de la Champions o la Europa League, fueron una señal inequívoca del masivo despertar de la violencia desmedida en torno al fútbol. Un fenómeno que parecía controlado y erradicado en el Viejo Continente, salvo algún pequeño foco, pero que ha aprovechado el desvío de recursos de los gobiernos para combatir la amenaza terrorista del Estado Islámico hasta lograr convertirse en un nuevo e interminable dolor de cabeza.

La Copa de África de Camacho. La CAN, ese torneo de sonidos, colores y olores únicos en el planeta fútbol, alzará a mediados de enero en Gabón su telón con un polizonte de excepción, al menos en lo que respecta al fútbol español. José Antonio Camacho retornará a la actividad, tras su fallida experiencia en China, asumiendo el mando del combinado anfitrión. Con un guepardo llamado Aubameyang de líder espiritual, bien auxiliado por los Lemina, Ovono, Écuélé Manga, Poko, Madinda o Evouna, al de Cieza no le quedará otra que hacer camino al andar en un grupo trampa con Guinea-Bissau, Burkina Faso y Camerún. Jugar de local en África suele valer el doble que en otro rincón del globo. Entre eso y que no hay un favorito claro entre los otros quince participantes, la oportunidad la pintan calva para que el ex seleccionador nacional haga de su capa un sayo en el más exótico y excitante de los torneos.

Leicester City FC Barcelona Copa de África Eurocopa 2016 Leo Messi Accidente de avión del Chapecoense Islandia José Antonio Camacho Europa League Noticias de Argentina Chapecoense
El redactor recomienda