Los malos negocios de Theo (risas en el Atlético) y Kovacic (rabia en Lopetegui)

El Real Madrid acaba de realizar dos movimientos camuflados bajo un mismo patrón, pero diferentes por los intereses de los afectados. Theo a la Real Sociedad y Kovacic al Chelsea

Foto: Mateo Kovacic posa en Stamford Bridge tras su fichaje por el Chelsea FC. (Foto: Chelsea FC)
Mateo Kovacic posa en Stamford Bridge tras su fichaje por el Chelsea FC. (Foto: Chelsea FC)

Las nuevas fórmulas del mercado de fichajes deparan movimientos ‘amarrateguis’, conservadores o como se quieran llamar, aunque destacaría que son malos negocios y operaciones ruinosas que se maquillan con el epígrafe de cesión sin opción de compra. No han triunfado a la primera ni llegaron para besar el santo y necesitan un nuevo impulso. El Real Madrid acaba de realizar dos movimientos camuflados bajo un mismo patrón, pero diferentes por los intereses de los afectados. Theo Hernández a la Real Sociedad y Mateo Kovacic al Chelsea. El primero se marcha entre lágrimas después de convertirse al madridismo tras rechazar al Atlético de Madrid —los rojiblancos celebran el éxito de su hermano Lucas y el papel irrelevante de Theo en su primera temporada en el Madrid—. El croata llevaba tiempo pidiendo un traspaso para rabia y frustración de Julen Lopetegui, que intentó cerrarle la puerta. El técnico busca un sustituto, pero en el club le ponen un muro y apuestan por el joven uruguayo Fede Valverde (20 años).

Florentino Pérez ha resuelto dos casos con la única certeza de que no quiere perder a ninguno de ellos por si explotan y hay que reclutarlos la próxima temporada con un papel que les dé algo más de protagonismo en el once blanco. Más vale una cesión que una mala venta, habrá pensado el presidente madridista en dos futbolistas que fueron fichados como promesas de presente y futuro, pero nunca como estrellas que pudieran quitarle el puesto a Marcelo, en el caso de Theo, o Modric y Kroos, si hablamos de Kovacic. Suplentes, al fin y al cabo, que no podían perder valor otra temporada más en el banquillo —la segunda para Theo y la cuarta para Kovacic—. Ambos son cedidos sin opción de compra para evitar que se oxiden en el Madrid y volver a tener opción de sacarles brillo.

La táctica del club blanco parece buena porque no los pierde, hace posible que jueguen más en otros clubes y, de esa forma, evita que su crecimiento sufra un freno o retroceso. Florentino sigue el patrón que puso en práctica con Carvajal y salió a pedir de boca con su paso por el Bayer Leverkusen. Otros llegaron más hechos y, aunque no son titulares fijos, tienen relevancia. El caso de Lucas Vázquez, más maduro tras su etapa en el Espanyol —lo recuperó el Madrid por 1,5 millones de euros—. Lo de Casemiro fue distinto porque hubo traspaso con opción de compra al Oporto -7,5 millones de euros- y hoy es indiscutible. A Marcos Llorente hay que esperarlo otra temporada para ver si rompe, pero tiene más pinta de ser fondo de armario que de quitarle el puesto al brasileño.

En fin, que a Theo le hubiera gustado quedarse en el Madrid, pero Marcelo es mucho Marcelo y Lopetegui cuenta con Nacho y Reguilón, canterano que ha sorprendido en la gira norteamericana. ¿Será capaz Theo de ganarse su regreso al Madrid como Carvajal? ¿Habría que haberle dado otra oportunidad en el equipo blanco? ¿Se precipitó el Madrid al ficharle por una buena temporada en el Alavés? Theo tiene que demostrar en la Real Sociedad que tiene nivel para volver al Madrid porque entre lo poco que jugó con Zidane y algo con Lopetegui no ha convencido por su desorden, despistes y falta de contundencia.

Kovacic no quería seguir siendo suplente en el Real Madrid. (EFE)
Kovacic no quería seguir siendo suplente en el Real Madrid. (EFE)

La mejora de Modric

Lo de Kovacic es diferente porque pidió salir para jugar más y en el Chelsea tendrá fuerte competencia (Kanté, Jorginho, Cesc...). El Real Madrid tiene esperanza de recuperar al futuro sustituto de Modric -se queda y mejora su contrato- o hacer un buen negocio. Lo que no parece probable es que el croata, si juega con regularidad, quiera regresar a Madrid para seguir siendo suplente si la próxima temporada continuan los que están ahora. Dice que ha llegado para quedarse en el Chelsea.

De lo que no cabe duda es de que Florentino Pérez no ha dado una puntada sin hilo. Primero fichó a Odriozola para luego enviar a Theo a la Real Sociedad. En el fichaje de Courtois ha entrado la cesión de Kovacic. ¿Pero por qué no metió en la cesión de James, con opción de compra para el Bayern de Múnich, la posibilidad de fichar a Lewandowski? Puede que todavía haya otro intento porque el delantero polaco es lo que más necesita el equipo de Lopetegui tras la salida de Cristiano Ronaldo, por mucho que Marcó Asensio apunte a ‘9’. Aunque desde el club insisten en que no habrá más fichajes porque no encuentran nada que mejore a los que ya están en la plantilla.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios